Una campaña para que los colombianos coman carne sin poner en riesgo su salud

El Invima lanzó una campaña para sensibilizar a los colombianos sobre la importancia de consumir estos productos de manera legal. En los últimos dos años se han cerrado 208 plantas de beneficio animal y fueron decomisadas 400 toneladas de carne.

Pxhere

Este martes 23 de octubre el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), lanzó una campaña que busca evitar que los colombianos corran algún riesgo de salud a la hora de consumir carne. Bajo el título “No trague entero. Compre carne con todas las de la ley”, esa entidad quiere invitar a todas las personas a comprar ese tipo de productos en establecimientos legales y a denunciar cualquier acto irregular. (Lea La crisis global de no poder tratar el dolor con opiáceos)

La idea es que con una serie de videos y podcast radiales, los colombianos empiecen a identificar los riesgos a los que se pueden enfrentar si compran productos cárnicos fraudulentos. Así mismo, la campaña pretende mostrarles a los compradores cuáles son las principales características que debe tener un establecimiento y un vendedor que ofrezca estos artículos. Entre 2017 y 2018 las autoridades decomisaron 400 toneladas de carne en mal estado. (Lea Si se va a disfrazar debería ver estas recomendaciones del Invima)

“El objetivo es que la sociedad pueda cambiar el consumo de un producto tan importante para la salud pública como lo es la carne”, dijo el nuevo director de la entidad, Julio César Aldana.

Las razones que motivaron esta campaña son varias. Por un lado, en los últimos años el Invima ha detectado varios lugares que no cumplen con los requisitos necesarios para comercializar carne de res, cerdo o pollo. Para ser precisos, entre 2016 y 2018, se cerraron 208 plantas de beneficio animal, de las cuales 146 correspondía a bovinos, 40 a porcinos y el restante a plantas de aves, de autoconsumo, desprese y desposte. Actualmente, en Colombia hay 559 de esos establecimientos autorizados.

De acuerdo con Aldana, la sensibilización constituye un tema clave en estos asuntos, especialmente ahora que Venezuela se encuentra en crisis. “Tenemos 2.200 kilómetros de frontera con Venezuela y unas 200 trochas, en las que es imposible poner un funcionario del Invima y saber con certeza qué productos pasan por ahí. Por eso es importante que la ciudadanía haga un consumo responsable, pues puede haber ofertas ilegales”, señaló.

Para evitar que se cuelen esta clase de productos y que los fabricantes no cumplan con todos los requisitos, el Invima también ha aumentado en 86% el número de médicos veterinarios y auxiliares en las plantas de beneficio. Sin embargo, como dijo Aldana, esa es una tarea que también le corresponde al Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), al Ministerio de Agricultura y a la Policía Nacional.

Otro punto le inquieta al director del Invima. A sus ojos, las sanciones para los delitos relacionados con estos temas, así como con los farmacéuticos, suelen ser muy laxas. “Deben implementarse sanciones ejemplares porque está en juego la salud de los colombianos. El país está en mora de establecer una ley que contemple procesos efectivos y medidas disuasivas. Hoy son delitos excarcelables y multas irrisorias”, advirtió.

Esta es una de las imágenes que hacen parte de la campaña del Invima. / Cortesía

819540

2018-10-23T12:26:28-05:00

article

2018-10-23T12:36:22-05:00

ssilva_250624

none

-Redacción Salud

Salud

Una campaña para que los colombianos coman carne sin poner en riesgo su salud

78

3700

3778

Temas relacionados