Una nueva política nacional de sexualidad

Ministerio de Salud presentó una actualización del documento, basado en la equidad, el placer, la salud, la igualdad, la diversidad, la no discriminación y la libertad sexual.

Después de siete meses de trabajo en 12 municipios colombianos, de la realización de mesas de trabajo con la sociedad civil y de entrevistas a 400 personas, se presentó hoy miércoles, en Bogotá, la actualización de la Política Nacional de Sexualidad, Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos.

El documento de 148 páginas fue elaborado por el Ministerio de Salud y Protección Social y Profamilia, con la participación de entidades como el Bienestar Familiar, el Instituto Nacional de Salud, la Consejería presidencial para la mujer, el Ministerio de Educación y las asociaciones de las EPS. Su propósito no es otro que redirigir los lineamientos de dicha política. Busca, en pocas palabras, entender la sexualidad desde la diversidad, el respeto, el diálogo intercultural, el placer y el bienestar humano.

Esta actualización, se lee en un parte del nuevo documento, "busca lograr una concepción ampliada de la sexualidad, que la sitúe como condición humana y humanizante (…) y centra su propósito en el reconocimiento de las vivencias de la sexualidad vinculada a la autobiografía, el afecto, el erotismo, el disfrute, el placer y su influencia directa sobre el bienestar y la salud física, mental, social y el ejercicio de los derechos y la ciudadanía plena":

La pretensión, como lo explicó Ricardo Luque Núñez, asesor de la dirección de promoción y prevención del Minsalud, es dar un salto cualitativo en el reconocimiento de la sexualidad y dejar atrás la mirada biológica, que la entiende como un acto negativo.

Además, se quiere involucrar a grupos poblacionales que habían sido marginados en cuanto a su vivencia de la sexualidad como niños, personas en condición de discapacidad y adultos mayores.

"De esta manera –dijo Elkin Soto, director de promoción y prevención del Ministerio- se va a garantizar la sexualidad plena, libre y satisfactoria, a través del reconocimiento de las diferencias para alcanzar la equidad y el bienestar de los colombianos".

Entre los resultados que se obtuvieron después de realizar el trabajo, se destaca, como aseguró Luz Janeth Forero, directora del equipo técnico para la política de Profamilia, las constantes críticas que hay hacia la visión reducida de la sexualidad que impera en buena parte del territorio nacional y a la manera como los médicos prestan el servicio de salud relacionado con este tema.

Por ello, desde ahora, la política estará basada en principios como la equidad, la igualdad, la diversidad, la no discriminación, la libertad sexual y reproductiva, la diferenciación entre reproducción y sexualidad. Eso, para diseñar estrategias que permitan, entre otras cosas, el fortalecimiento del sector salud, alianzas entre los actores involucrados, un constante monitoreo y evaluación, y la prevención de la violencia física, psicológica y sexual y de tratos crueles o inhumanos como la ablación de clítoris o la negación a la interrupción voluntaria del embarazo en los casos establecidos por la Corte Constitucional.

La idea es que de ahora en adelante, se puede evaluar el impacto y la implementación de Política Nacional cada cinco años.  

Temas relacionados