Investigación del Consejo Internacional sobre Transporte Limpio

Unas 385.000 personas murieron en el mundo a causa del diesel

De acuerdo a un reciente estudio, cerca del 50 % de las muertes por contaminación del aire registradas en 2015 tuvieron su origen en los gases emitidos por vehículos con motores de este tipo.

China cumplió sus metas de aire limpio por primera vez en 2017.EFE

Los vehículos con motor diesel son los culpables de la mitad de las muertes por contaminación del aire registradas en el mundo en 2015. Así lo acaba de afirmar un estudio del  Consejo Internacional sobre Transporte Limpio (ICCT, por sus siglas en inglés) publicado en la página de esta organización norteamericana no gubernamental. Según ellos, unas 385.000 personas fallecieron a causa de los gases que se escapan de los sistemas de transporte de este tipo. 

Para llegar a esa conclusión, los autores analizaron las emisiones de automóviles, camiones, autobuses, la industria del transporte marítimo y no diesel, y la maquinaria agrícola y de construcción. A partir de esa información revisaron datos sobre impactos a la salud para después determinar que el estos motores fueron los responsables del 47 % de las muertes en Estados Unidos. 

En Europa, sostuvieron los científicos, las cifras cambiaron con respecto al panorama pasado. En Francia, Alemania, Itaia e India (donde gran parte de los automóviles funcionan con diesel) el número de víctimas por esta problemática fue de hasta 66 %. "La gran carga de salud pública de los vehículos diésel en Europa subraya la necesidad de que los estándares de emisiones de clase mundial estén acompañados por un cumplimiento y cumplimiento sólidos", explicó el coautor del estudio Joshua Miller en la página del ICCT. 

Entre los datos del informe, los científicos determinaron que el sector transporte mundial aparece como el responsable del 11 % de los 3.4 millones de muertes prematuras que se le atribuyen cada año a la polución producida por los sistemas de transporte. Estas serían el  material particulado (PM2.5) y la exposición al ozono.

Esa mezcla es lo que más perjudica la salud humana, generando enfermedades pulmonares y cardíacas, accidentes cerebrovasculares y diabetes. Esas afecciones, afirmaron los autores, representó para los gobiernos mundiales un costo de hasta $ 1 billón (880 mil millones de euros) en 2015.

842218

2019-02-27T13:07:23-05:00

article

2019-02-27T13:16:43-05:00

camilatbaorda86_198

none

-Redacción Salud

Salud

Unas 385.000 personas murieron en el mundo a causa del diesel

62

2191

2253

 

El Joker, según la psiquiatría