Vacuna contra rotavirus salva 5.000 niños al año en América

Desde 2006, cuando empezó a ser incluida en los planes de vacunación de países como Brasil, México y Panamá, miles de niños han sobrevivido a este mal que ataca a menores de cinco años.

En los últimos seis años las vacunas contra la enfermedad conocida como rotavirus –la causa más común de la diarrea severa en niños menores de cinco años– han salvado a 30.000 niños del continente americano. Un escenario que, aunque la Organización Panamericana de la Salud (OPS) celebra, sigue dejando un sinsabor porque sólo 38 países del mundo han incluido las vacunas antirrotavíricas en sus programas nacionales de vacunación, como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud. Es decir, todavía existen 155 naciones en las que los menores se siguen muriendo a causa de enfermedad diarreica porque sus Estados no los protegen con lo más básico: una vacuna.

En 2006 Brasil, México, Nicaragua, Panamá y El Salvador, introdujeron vacunas contra esta enfermedad en sus programas de salud (en Colombia apenas hasta 2009 se incluyó en el plan de vacunación para menores de cinco años). Para ese momento se estimaba que 15.000 niños morían cada año en América Latina y el Caribe por rotavirus. “Ahora que más de 7 millones de niños recibieron la vacuna en 15 países en la región, podemos calcular de manera segura que el número de muertes se redujo al menos un tercio”, aseguró Lucia de Oliveira, epidemióloga de la OPS.

Hoy, seis años después, se hizo un balance por país y se encontró que el impacto ha sido rotundo: en México hubo una diminución de 1.800 muertes por rotavirus, en panamá la diminución fue del 37% para los casos de diarrea, en Nicaragua cayeron un 23% los casos de diarrea y en el Salvador bajaron 48%.

La OPS advierte que el 85% de las muertes por rotavirus ocurren en los países en desarrollo con servicios de salud limitados. Respondiendo a esta realidad los países de América Latina y el Caribe fueron los primeros en introducir una vacuna antirrotavírica en la vacunación infantil sistemática. Hoy casi la mitad de las naciones que implementaron esta medida están en el continente americano.

Ciro de Quadros, vicepresidente ejecutivo del Instituto de Vacunas Sabin y copresidente de la Organización de Aliados Técnicos contra el Rotavirus (el Consejo ROTA) señaló que “el rotavirus continúa siendo una amenaza grave e innecesaria para los niños de todo el mundo porque el acceso a las vacunas actuales es insuficiente. Esa es la razón por la que continuamos presionando para lograr el acceso ampliado a vacunas antirrotavíricas inocuas y efectivas a fin de lograr nuestro objetivo final de salvar vidas y reducir la enfermedad y el sufrimiento innecesario”.
 

últimas noticias