'La vacuna del VPH sí es segura'

Los especialistas aseguran que los rumores presentados en el Caribe colombiano son solo producto de la desinformación.

La vacuna hasta el momento se les ha administrado a 2,9 millones de niñas en el país. / 123rf

“Aquí es necesario esclarecer una cosa. Lo que se está anunciando en Colombia sobre los efectos adversos de la vacuna del virus del papiloma humano (VPH) es producto de la desinformación. Son solo rumores infundados que no pueden hacerles contrapeso a artículos científicos que han investigado el tema y cuya conclusión es solo una: la vacuna es eficaz y segura”.

La aclaración es de la doctora Ivette Maldonado Chaya, miembro del departamento de ginecología y obstetricia de la Fundación Santa Fe de Bogotá y una de las principales investigadoras sobre los estudios del papiloma desde 2002. Su intención no es otra que despejar las dudas que desde hace tres semanas se vienen generando en torno a las niñas enfermas en El Carmen de Bolívar. Según han informado varios medios, con los cuatro nuevos casos registrados este fin de semana, la suma de pacientes que presentan dolores de cabeza y mareos ya llega a cien.

Pero, tal y como lo anunció ayer el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, en Blu Radio, “asociar a la vacuna con las náuseas y desmayos que han presentado algunas de ellas, es totalmente equivocado”.

La doctora Maldonado concuerda con esa opinión. “Se ha demostrado que la vacuna tiene un muy alto grado de porcentaje de eficacia frente a los serotipos 16 y 18, que son los causantes del 70% de los casos de cáncer cervical. Desde que se aprobó la vacuna, se han hecho varios estudios de monitorización y todos apuntan a la misma dirección. Por ejemplo, uno de los últimos, realizado en 2013 en Suiza y Dinamarca y publicado en el British Medical Journal, demostró que la vacuna tenía una seguridad estadísticamente significativa: de más del 98%. Analizaron 700 mil dosis aplicadas en niñas”. En el mundo, hasta el momento se han administrado alrededor de 170 millones de estas dosis.

Entre algunos de los rumores que se han expandido por la Costa Caribe, a donde el Ministerio ya envió un grupo de toxicología del Hospital de San José de Bogotá, hay uno que señala al aluminio como responsable de los síntomas. Pero, tal y como asegura Maldonado y como lo reiteró el ministro, la presencia de este elemento es mínima. “De hecho —explica la doctora— el aluminio está en muchas vacunas, como la de la hepatitis B. Jamás se ha asociado con esos mareos o dolores de cabeza”. “Es una cantidad mucho menor de lo que ingerimos a diario”, dijo Gaviria.

Todo este panorama de desinformación en el que hay, como se supo ayer, hasta abogados animando a padres a instaurar demandas contra el Estado, tendría efectos negativos incalculables. Según cuenta esta especialista, hace unos años en la Fundación morían unas nueve mujeres al día por el cáncer de cuello uterino. Hoy esa cifra es de seis y esperan, con ayuda del programa de vacunación masiva, que esa tasa se reduzca.

Actualmente, en el país se presentan 6.800 nuevos casos de la enfermedad cada año y 3.300 muertes.

“Los padres pueden estar tranquilos —dice Maldonado—. Todas las entidades, desde la Organización Mundial de la Salud hasta la Organización Panamericana de la Salud y la Federación Internacional de Obstetricia, avalan y apoyan estos programas de vacunación. No hay ningún riesgo”.