Virus del Zika también afecta y se replica en el cerebro adulto

Estudio confirmó que virus del zika afecta las células neuronales adultas y continúa replicándose. Ataca especialmente áreas del cerebro relacionadas con el movimiento y la memoria.

Esta es una imagen microscópica electrónica de transmisión coloreada digitalmente del virus Zika, que es un miembro de la familia Flaviviridae. CDC/ Cynthia Goldsmith

Además de causar graves daños neurológicos en el feto, el virus del zika también puede infectar el cerebro adulto, continuar reproduciéndose allí y afectar el sistema nervioso central, según halló un estudio de investigadores brasileños, publicado en Nature Communications (setiembre 5).

Aunque en un principio se consideró que en adultos el virus del zika provocaba solo un estado febril, dolor muscular y erupciones en la piel, la infección se relacionó recientemente con el desarrollo, en algunos casos, de complicaciones neurológicas que incluyen mielitis aguda, encefalitis y meningoencefalitis.

En adultos algunos estudios habían detectado la presencia del virus en el líquido que baña el cerebro y la médula espinal y en los ganglios linfáticos, pero quedaba por determinar si las células neurales maduras y el tejido cerebral humano adulto eran susceptibles a la infección por zika.

“Basado en trabajos previos que demuestran que el virus infectaba preferentemente a las neuronas inmaduras [como en el cerebro en desarrollo de los fetos], buscamos investigar si el virus infectaba a las células neurales adultas y cómo lo hacía”, dijo a SciDev.Net la neurocientífica Claudia Pinto Figueiredo, coordinadora del Programa de Posgraduación en Ciencias Farmacéuticas de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) y una de las coordinadoras del estudio.

Primero los científicos descubrieron que el virus, incubado en fragmentos de tejido cerebral de pacientes adultos no infectados, no solo causaba infección sino que continuaba replicándose y produciendo nuevas partículas virales capaces de infectar a otras células.

Luego, para evaluar las consecuencias de la infección, los investigadores inocularon el virus aislado de un paciente infectado en el cerebro de ratones adultos y observaron que el zika produjo nuevos virus y se multiplicó especialmente en áreas del cerebro relacionadas con el control motor y la memoria.

“En ratones vimos que los síntomas permanecen incluso después de que la infección se haya controlado, pero falta aclarar exactamente qué efecto puede tener la infección en el cerebro humano adulto con el tiempo”, dice la experta.

“Nuestros resultados indican que las neuronas son el tipo de célula principal infectado por zika en el ratón adulto y el cerebro humano. Los hallazgos actuales contrastan con los reportados en el cerebro en desarrollo, cuando el zika infecta tanto las neuronas como la glía, lo que sugiere que el virus puede dirigirse a distintas poblaciones celulares en diferentes etapas del desarrollo cerebral”, explican los autores en el estudio.

"Pocos estudios han abordado si el virus puede afectar a las células maduras, de ahí la contribución del estudio, que respondió que el virus no solo es capaz de infectar sino que puede replicarse y dañar las neuronas maduras”, destacó Fernando Bozza, investigador del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de la Fundación Oswaldo Cruz, que no participó en la investigación.

Sin embargo, Bozza subrayó que el estudio se realizó en ratones como modelo experimental y señala que los humanos adultos con Zika rara vez desarrollan complicaciones del sistema nervioso central.

“El modelo experimental se utilizó para responder una pregunta de investigación. En la enfermedad humana, este es un evento raro, pues en la mayoría de las personas no causa daño neurológico. No obstante, el estudio es valioso porque amplía nuestro conocimiento de los mecanismos del daño que podrían generar los flavivirus en el cerebro adulto”, concluye.

El investigador también destaca la importancia del estudio en un momento de recortes presupuestales en el sector de investigación en Brasil. Comenzado hace tres años, el estudio fue apoyado por el Consejo Nacional para el Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq), pero los investigadores no podrán continuar su trabajo por los actuales recortes.

“En términos científicos, Brasil reaccionó bien a la epidemia. Este y otros estudios solo fueron posibles porque recibimos fondos”, dijo Pinto Figueiredo. Ella hace referencia, entre otras, a la investigación realizada por científicos de Brasil que demostró la correlación del Zika y el neurodesarrollo, publicada en Science en 2016; y a la que correlacionó la mayor cantidad de complicaciones neurológicas —incluso el síndrome Guillain-Barré— con la presencia del virus, de octubre de 2017.

Pero el gobierno federal brasileño recortó miles de becas del CNPq y 30 por ciento del presupuesto científico para universidades, y estos estudios ya no son viables.

La preocupación de los investigadores por los recortes también incluye el impacto en la salud. En el nuevo estudio, por ejemplo, los resultados señalan que “Desde una perspectiva de salud pública, sería importante evaluar la memoria y la cognición en adultos infectados, debido a una posible morbilidad asociada significativa de la infección por zika”, aconseja el estudio.

Identificar formas de prevención ayudaría a “allanar el camino (…) para retrasar o prevenir el desarrollo de afecciones neurológicas importantes en individuos infectados con zika”, concluye.

 

880620

2019-09-11T18:01:16-05:00

article

2019-09-11T18:01:16-05:00

pablocorreatorres_94

none

Washington Castilhos - SciDev.net

Salud

Virus del Zika también afecta y se replica en el cerebro adulto

64

5499

5563

Temas relacionados