La anorexia: Al borde de la delgadez extrema

La anorexia es uno de los causantes de muerte en jóvenes que ponen su concepto de belleza por encima del bienestar corporal y mental, una vida llevada por quienes lo padecen a recibirle diariamente un consejo al espejo, el de alimentar únicamente su belleza desmesurada y apartar su salud.

Sandra Fernández.

La anorexia es uno de los causantes de muerte en jóvenes que ponen su concepto de belleza por encima del bienestar corporal y mental, una vida llevada por quienes lo padecen a recibirle diariamente un consejo al espejo, el de alimentar únicamente su belleza desmesurada y apartar su salud.

Según el Departamento de Promoción de la Salud Mental y Prevención de las Adicciones de la Fundación la Luz, los trastornos de alimentación (anorexia nerviosa, bulimia nerviosa y trastorno por atracones de alimentación) se caracterizan por un conjunto de signos y síntomas relacionados con la forma de comer que incluyen pensamientos y conductas irracionales acerca del peso, la comida y la percepción de la forma y el tamaño del propio cuerpo.

La psicóloga de la fundación la Luz Sandra Patricia Barreros dice que la anorexia puede dividirse en dos tipos: restrictivo y compulsivo. Se percibe con síntomas como la ausencia de la menstruación, aumento de vellosidad, caída del cabello, grados de desnutrición severa y color amarillo en la piel. Ya cuando se habla de un grado más avanzado el debilitamiento de las uñas, de la parte ósea, afecta la dentadura, disminución en la visión y la pérdida de otras capacidades.

La anorexia en adolescentes se presentaba entre los 17 y los 22 años, pero se ha detectado que ha estado presente desde los 12 hasta los 25 años. Este es el caso de Valeria, con 16 años, una adolecente típica y cursante de noveno grado, se ha envuelto en este mundo oscuro que no le habia permitido quitarse la venda de sus ojos, poco a poco ha ido levantándose y ha sembrado de nuevo lo que con su corta edad ha conseguido.

“Mi mamá siempre ha estado ahí desde que comencé con esto, ella de hecho tuvo que dejar de trabajar, y pues mi familia siempre me ha estado apoyando y no juzgándome, entonces eso ha sido algo muy importante en mi tratamiento”. Testimonios como el de ella, valen mucho para quienes prefieren tomar el camino de la belleza frívola y construir un mundo con aspecto perfecto y poca salud tanto emocional como física.

“Cómo podríamos prevenir la anorexia en los adolescentes es algo que debemos aprender a conocer desde la infancia, es el amor que se tiene por nuestro cuerpo, una forma de prevenirla, es tanto como a nivel familiar como nivel institucional a nivel de colegios, universidades, de autoestima y la capacidad de aceptarnos como somos”, dice la psicóloga Patricia Barreros.

Este trastorno alimenticio requiere de tratamientos que durante tres a seis meses, apartarse en el mundo que los rodea diariamente y recibir el apoyo intensivo de su familia hace parte de la evolución positiva de esta enfermedad, como en el caso de Valeria, quien con ayuda de su familia ha logrado superar algunos de sus síntomas, ya que actualmente sigue en tratamiento.

“Es una enfermedad muy fácil de entrar pero muy difícil de salir de ella, porque es como una obsesión, es como una adicción, como cualquier otro tipo de adicción; para salir tiene que tener uno mucha personalidad y mucha fuerza”, dice Valeria pensado los jóvenes que están a puntode tomar una mala decisión y dejarles una buena enseñanza de la experiencia que ha tenido frente a la anorexia.

La aceptación juega un papel muy importante para no llegar a caer en la anorexia, es importante entender que la belleza es un factor que se encuentra y se manifiesta de diferentes maneras en el ser humano, tanto en el exterior como en el interior. Basta con nutrir su autoestima y reconocer que los defectos son parte de la realización como personas, que construyen, aportan y fortalecen el desarrollo de la vida.

Por Sandra Fernández, colaboradora de Soyperiodista.com

Temas relacionados