"Todo lo que tiene que ver con la masturbación es pura paja"

<p>En El Malpensante Julián Arango, Roberto Palacio y Mauricio Vargas conversaron sobre uno de los mejores placeres que se pueden disfrutar en soledad: la paja. Sin embargo, dejaron claro que a las mujeres también les gusta y que es beneficioso para la relación de pareja.</p>

Afeitar la zanahoria, cromar el lagarto, meter el burro en la sombra y guarapiarse la ubre son algunas de las referencias más íntimas del actor Julián Arango, el periodista Mauricio Vargas y el escritor Roberto Palacio, quienes se dieron cita en el Festival El Malpensante, para hablar de un tema todavía tabú para muchos: 'la paja'.

En un formato muy divertido, sin muchas pretensiones tecnológicas y apostándole a la riqueza del diálogo y el lenguaje, durante una hora hicieron un recorrido por diferentes problemáticas, curiosidades y mitos que se han creado durante muchos años en torno a esta tradicional práctica, de la que no muchos hablan sin temor a ser condenados o tachados de inmoral.

Con un auditorio lleno y una charla moderada particularmente por una mujer, se plantearon tesis, vivencias personales, miedos y angustias que buscaron reivindicar la práctica de ‘la paja', como legítima y hasta más satisfactoria que el propio sexo.

La reflexión con la que se cerró la jornada y sobre la cual Mauricio Vargas dejó claro que: si le tocaba elegir definitivamente entre ella y el sexo, se quedaría con la primera. Roberto Palacio compartió esta apreciación, aunque no del todo convencido. Por su parte, Julián Arango lució confundido y no se comprometió.

Se exploraron diversos temas como los mitos e imaginarios sobre la paja, el descubrimiento de la misma en sus vidas, el por qué tiene mala fama, las diferentes clases, el poder de las imágenes mentales y el temor de ser descubiertos practicándola, para llegar a la pregunta: ¿existe alguien realmente autosuficiente? Todos dijeron que no, pero revalidaron su importancia en la vida diaria y para las relaciones de pareja, invitando a las mujeres a respetar y promover esta práctica milenaria.

Hablaron también de inspiraciones, causando mucha gracia la referencia de Julián Arango sobre la relación de la paja en su adolescencia y Amparo Grisales. Por su parte, Mauricio Vargas citó como su musa de inspiración a la Mujer Maravilla.

Aunque no le vieron nada de malo a esta práctica, ya que según Roberto Palacio es "gratis, libertaria y sin impuestos", aceptaron que es imposible no sentir un vacío y una melancolía posterior, recomendando además Mauricio Vargas, el no realizarla 'enguayabado'.

Y aunque nos quedamos con ganas de saber qué posición asumen al respecto sobre el tema las mujeres, el conversatorio organizado por la revista El Malpensante fue una experiencia muy provechosa, parte de este festival que se extiende hasta este lunes.

Temas relacionados