Deportistas colombianos, sin recursos para competir

Colombia es considerada como la tercera potencia deportiva en Latinoamérica, después de Cuba y Brasil, gracias a deportistas de talla mundial que han hecho que nuestro país se destaque en diferentes torneos.

EL ESPECTADOR

Pero lograr este reconocimiento no ha sido fácil pues hacen falta políticas de promoción y de continuidad, por lo cual muchos deportistas deben pasar por grandes esfuerzos para lograr que su carrera avance en un país, que usualmente llama la atención por el fútbol y no por otros deportes.

Muchos son los deportistas colombianos que aman lo que hacen, a pesar de encontrarse con dificultades a lo largo de sus carreras. En un medio como el deportivo es normal que las personas que pertenecen a él, vayan detrás de intereses como lograr la financiación de su carrera, alcanzar reconocimiento nacional e internacional y participar en futuros torneos. Para lograrlo, muchos de ellos no cuentan con los recursos económicos necesarios o con otros incentivos, y por eso se ven en la labor de buscar ayuda.

La tenista profesional Karen Castiblanco, practica desde los 8 años en la Liga de Bogotá. Al no contar con oportunidades para sobresalir en su campo, con empeño y determinación pensó en recurrir a la red social Twitter y encontrar un patrocinador. Buscaba la ayuda de alguna empresa nacional para continuar con sus entrenamientos, así como la financiación de torneos y viajes que permitieran que su carrera fuera reconocida y con esto obtener más triunfos.

Su estrategia llamó la atención del país, y logró la atención de muchas personas que difundían su caso, lo que fue gratificante para ella. Pero no contó con la suerte que esperaba, pues tuvo que detener su carrera al no lograr lo que buscaba y no contar con los recursos económicos suficientes. Sus padres no pueden ayudarla y nunca consiguió el soporte que buscaba de la empresa privada, a pesar de ser la tenista número tres del país. Todavía sigue buscando con desespero un patrocinador, mientras pasa eso se dedica a ser entrenadora.

 

En el patinaje

Adriana Hurtado, de 16 años, vive en Florencia, se ha dedicado al patinaje desde que tiene 4 años. Su caso es diferente al de Karen Castiblanco, pues no ha logrado asistir a ningún torneo de patinaje, por falta de recursos. Para lograr el reconocimiento, su familia debe incurrir en grandes deudas, pues para ellos es complicado financiarle un viaje a Bogotá y en Florencia este deporte no es muy reconocido, lo que hace las cosas más complicadas.

Por ahora ha resuelto dedicarse a su estudio y cuando salga del colegio, decidirá si lo mejor es ir detrás de su sueño o dejar todo así. La revista Semana organizó el año pasado el foro “Colombia hacia Río 2016”, en el que se debatió sobre el sostenimiento gubernamental que se le da al deporte y la promoción de la actividad física. Se concluyó que la falta de apoyo es constante pero lo más preocupante es que la ayuda que se da no llega a regiones alejadas de nuestro país, como en el caso de Adriana Hurtado.

 

Una fundación que apoya el deporte

Una de las opiniones que resaltaron en este foro fue la de Lino Ramiro Marmolejo, presidente de la Federación Colombiana de Atletismo, quien aseguró que es necesario auxiliar a los atletas de estratos 1 y 2 pues necesitan ayudas para transporte, vivienda y alimentación. También a los deportistas que están empezando su carrera y solo cuentan con la ayuda de su familia, pero para todo hay soluciones. Tal es el caso de la fundación española AGM, que ayuda a jóvenes de todo el mundo con escasos recursos, para que puedan estudiar y practicar su deporte en Estados Unidos.

Su misión es fomentar los beneficios del sistema universitario americano ofreciendo la oportunidad de estudiar y competir en las universidades a deportistas sin recursos económicos. Esto lo hacen a través de tres programas: becas académicas, orientación académica y deportiva, y por último, el desarrollo profesional. En Colombia, los encargados de informar sobre los beneficios de este programa son Tatiana Varela, Rodolfo Varela y la Federación Colombiana de Tenis. Para más información se puede visitar la página web de la fundación: http://www.agmfundacion.org/

En un país como Colombia es difícil sobresalir en el campo deportivo cuando no se cuenta con los recursos necesarios y es evidente la falta de oportunidades y soporte económico por diferentes instituciones. No basta solamente con el patrocinio de las familias y el empeño para salir adelante, sino que entidades privadas y el Estado deben empezar a tomar medidas para ayudar a sus deportistas, así como darles incentivos morales y económicos para que sus carreras se mantengan en auge y nuestro país siga siendo considerado una potencia deportiva.

 

Por Katerine Ochoa Ramírez, colaboradora de Soyperiodista.com

Temas relacionados