Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 14 horas

Desaparecidos no identificados cobran vida

La Comisión Nacional de búsqueda de personas desaparecidas fue aprobada con la ley 589 para identificar a todo NN: habitantes de la calle, muertes en accidentes aéreos, combates, personas que mueren en hospitales, encontrados en fosas comunes y victimas de la violencia.

EL ESPECTADOR

En los últimos tiempos, Colombia ha enfrentado problemas de violencia que dejan como resultado muertes, desaparecidos, secuestrados, desplazamiento forzado e inocentes victimas; por los que personas terminan desapareciendo de sus vidas y de las de sus familias dejando la incertidumbre si sobreviven o solo quedarán en el recuerdo de sus allegados.

Es por esto que el Gobierno decidió crear una Comisión Nacional De Búsqueda de Personas Desaparecidas que fue aprobada con la ley 589, cuya intención es tratar de identificar a todo NN, en este grupo se incluyen: habitantes de la calle, muertes en accidentes aéreos, combates, personas que mueren en hospitales, encontrados en fosas comunes y victimas de la violencia.

En esta ardua tares se incluyen diferentes entidades del Estado; cada una aporta información para lograr la identificación, algunas de estas son: Fiscalia, Procuraduría, Medicina Legal, Defensoria Del Pueblo y Registraduria. Los resultados del proceso de búsqueda se obtienen 6 en meses aproximadamente y su publicación se hace en los medios mas importantes del país para que las familias de desaparecidos tengan certeza, y sepan la suerte de sus familiares.

Vale la pena resaltar la labor que desempeña la Registraduria, que no solo se encarga de cedular y reconocer a los colombianos sino de identificar, ratificar y cotejar identidades de NN. A los funcionarios de esta entidad les fueron asignadas 35.000 necrodactiles que son tarjetas de impresión de fallecidos y se calcula que cerca de un 40% de estas son NN.

La identificación se puede hacer de tres maneras distintas:

Se toma las impresiones dactilares del cadáver, si se puede, es decir si no murió calcinado y tiene de donde tomar las muestras o si no se pueden sacar los pulpejos que es el levantamiento de la capa dérmica y allí todavía hay rastros de huellas digitales, esto depende del grado de descomposición que este tenga.

Sí el cadáver esta en total descomposición o es imposible reconocerlo se recurre a la carta dental (estudio de la dentadura) puesto que esta parte es la única que no se descompone y se preserva tal y como es; esto se hace por medio de un cotejo entre la carta que tuvo que ser realizada en vida del occiso.

Sí ninguno de esos procesos es aplicable al caso, se recurre a una toma de ADN, esto se realiza con los familiares en primer grado de consaguinidad que y se extrae la muestra al cadáver.

Los funcionarios de la Registraduria realizan el primer paso puesto que es el más económico y el proceso mas rápido para llegar a la identificación.

Un día de labor de ellos transcurre de la siguiente manera: clasifican la necrodactilia dactiloscópicamente; de allí sale una formula, posteriormente buscan en los archivos esa formula y luego hacen un cotejo dactilar y aprueban si esa identidad pertenece o no a la persona de la tarjeta de impresión y a lo encontrado en el archivo. En promedio de cada 10 búsquedas 7 salen positivas, es decir corresponden y son encontradas, las otras 3 van para otros procesos.

Sí el proceso resulta fallido se recurre a los otros dos pasos de identificación, pero estos ya competen a otros Organismos Nacionales que están incluidos en este Plan de Búsqueda.

El fin de la búsqueda e identificación de los desaparecidos es crear un concepto jurídico hacia la desaparición de una persona; además de devolver la tranquilidad a los familiares de personas de las cuales no se sabe el paradero, esto incluye las demandas legales que comprueben el desaparecimiento y la indemnización para las familias dependiendo del caso del fallecimiento, repartición de bienes, sucesiones, embargos, hipotecas, pensiones, ya que una persona desaparecida, jurídicamente sigue existiendo debido a que no se ha comprobado el deceso, así que un juez es el encargado de dictaminar si el proceso de identificación es valido y le da legalidad al tramite para que la situación jurídica pase a manos de los familiares.

Otro factor importante que busca este proceso es la no impunidad de las muertes y la contribución al país en el proceso que viene trascurriendo desde hace unos años en el cual lo único que se busca es la legalidad y paz en medio de una sociedad que esta cansada de la violencia y de sufrir injusticias que afectan en la mayoría de los casos a las personas más inocentes.

Por Katherinne Torres Martínez, colaboradora de Soyperiodista.com

Temas relacionados