Ojo al sancocho, una mirada diferente a la producción audiovisual

La IV versión del Festival Internacional de Cine y Video Alternativo y Comunitario Ojo al Sancocho se realizó por más de una semana por parte de Sueños Films Colombia, organización de comunicación alternativa y comunitaria.

Culminó en Bogotá otra versión del popular Festival Ojo Al Sancocho con una muestra de cine y video comunitarios en diferentes escenarios de la localidad de Ciudad Bolívar. Festival que aporta a la transformación social desde el reconocimiento cultural y alternativo de la población.

La IV versión del Festival Internacional de Cine y Video Alternativo y Comunitario Ojo al Sancocho se realizó por más de una semana por parte de Sueños Films Colombia, organización de comunicación alternativa y comunitaria. Temas como derechos, procesos sociales, identidad, pluriculturalidad y paz estuvieron presentes en foros, muestras de documentales, conversatorios, conferencias, mesas de trabajo y talleres.

Javier Alfonso Aguilera, integrante del Colectivo Artístico Irreal y que hace parte de la organización del Festival, reconoce que éste ha crecido bastante y de manera rápida, “se gestionaron invitados internacionales con talleres y muestras que tuvieron excelente acogida, hace parte de una necesidad que surgió alrededor de la comunicación y la contra información en sectores de la periferia”.

El festival superó las expectativas y sobrepasó el estimado de 5000 asistente registrados el año pasado. Ojo al Sancocho se proyecta desde esta versión como un evento distrital, ya que abarcó Soacha, la Localidad de Usme y parte de San Cristóbal.

Una de la Integrantes del Festival, Roció Claros manifiesta que fue una maratón de proyecciones de cortos, documentales y todo tipo de muestras, “los talleres y muestras fueron muy bien acogidas. Los invitados de Brasil hicieron un ejercicio de taller activo en el que desarrollaron un proyecto audiovisual que a los jóvenes los encachó mucho”.

Hubo participantes de Chile, México, Ecuador con talleres internacionales como de fotografías comunitarias para niños, taller de educación para medios y derechos de la comunicación de niños, taller de animación y taller de cine de bajo presupuesto. Eventos académicos sobre prácticas de la comunicación alternativa y muestras de audiovisuales se realizaron en la casa de la Cultura de Ciudad Bolívar, Instituciones educativas de la localidad, bibliotecas comunitarias y otros escenarios locales.

De igual forma, se hizo la selección de ganadores en las categorías como mejor documental nacional. Mejor producción infantil, mejor ficción internacional, mejor ficción nacional, mejor proceso de realización comunitaria, mejor producción universitaria, mejor documental internacional, mejor animación y mejor producción de Ciudad Bolívar.

Algunas de las producciones participantes fueron el documental, Toda la vida al campo de Llenly Guerrero. Apuesta a muchas voces de Paola Figueroa, La impunidad no puede seguir siendo la reina de Jamas Barrero, La magia de la Candelaria de Marclea Rincón, entre otras. En presentaciones internacionales, estuvo Rascacielos de Marina Torres de España, la Broma Infinita de Davis Muñoz, Distancias de Mariona Gui de España y otras.

El estudiante, Alberto Rojas que participó de la programación del Festival afirma que han sido importantes las actividades porque involucraron a diferente público en sectores marginados y que necesitan ser tenidos en cuenta en espacios culturales.

Proceso invitado

Una de las experiencias invitadas, fue la Corporación Full Producciones de comunicación pública para el desarrollo de las comunidades en la Comuna 13 de Medellín. Este es un proceso que tiene más de 15 años y es producto de un canal comunitario que al perder su licencia, decidieron seguir con una productora. En ésta hay un semillero de niños y un grupo denominado, Full Revolution con jóvenes que se capacitan en producción audiovisual y TICs como parte de un proyecto nombrado, “Reclutados para comunicar”, así poder robarle los niños y jóvenes a la guerra de la Comuna.

Según, Juan Carlos Gutiérrez de la Corporación tratan por medio del audiovisual y medios de comunicación sacar adelante proyectos en lo que se informe a la comunidad sobre cosas que no conocen y lo qué pasa en la Comuna, “es una forma de fortalecernos como jóvenes y como grupo unido de la Comuna para enfrentar de una y otra forma, además de hacer resistencia al conflicto que se vive”. Actualmente, se vine trabajando en la difusión del plan de desarrollo de la Comuna para que la gente conozca sus derechos y no ignoren su presente. “La idea es que la Comuna esté informada y nos vea como un proceso de comunicación fortalecido que le hace frente a la guerra”, sostiene Juan.

La Corporación hace tres años viene participando del Festival Ojo al Sancocho y junto a la Red de Medios de Medellín desarrollan el Festival Internacional de video y cine comunitario, Comuna 13 la otra historia. Con el fin de contar la otra historia de la comunica 13 y así logre otra mirada a la estigmatización de la violencia. El fin es que se muestre las más de 200 organizaciones comunitarias, los colectivos y proceso que con impacto social ayudan a mejorar las condiciones de vida de la comunidad.

Antecedentes

Este Festival nació en el 2008 como una acción comunitaria de educación, buscando aportar a la democratización de la cultura audiovisual del país y poder fortalecer la producción comunitaria en zonas como Ciudad Bolívar, sectores vulnerados del país y que propicie transformación social desde un espacio local de los procesos de organizaciones sociales.

Por: Neyder Salazar/