Popland, el culebrón juvenil de MTV

Popland es un culebrón con particularidades inverosímiles y jocosas. Está nutrido de personajes estereotipados, a los que representan actores que se sobreactúan o logran una decorosa interpretación, al compás de una trama para jóvenes del siglo XXI.

Canaleando me topé con la telenovela juvenil del canal MTV llamada “Popland”, una especie de melodrama hibrido colombomexicano, protagonizado por el hijo del actor brasilero Guy Ecker, llamado Jon Ecker, la actriz colombiana Manuela González y la actriz mexicana Sara Cobo, que parece extractado mediante simbiosis de aquellas teleseries gringas ochenteras famosas,“Clase de Beverly Hills” y “Melrose place”.

“Popland” es un culebrón en todo el sentido de la palabra, con particularidades inverosímiles y hasta jocosas, que lo hacen entretenido de alguna manera, sin sumar los factores de que esta nutrido de personajes estereotipados, a los que representan actores y actrices, algunos de insipiente trayectoria, otros reconocidos ya en el medio latino, que se sobreactúan o logran mínimamente una decorosa interpretación, al compás de una trama escrita para jóvenes del siglo XXI.

No me fue difícil agarrarle el hilo a la historia y familiarizarme con los personajes, la verdad sea dicha Manuela González es quien más se sobreactúa, a lo largo de su carrera como actriz, ella no ha logrado descrestar más que con su personaje en la telenovela “En los tacones de Eva”, donde se puso con acierto la vestimenta de actriz y creó un personaje creíble, pero esta especie de villana amargada, egocéntrica, déspota, humillativa y calenturienta llamada Katherina, quien es la cabeza principal de una revista virtual paparazzi dedicada a seguir y fotografiar a los famosos en situaciones comprometedoras, ¡ni fu, ni fa!, ni le aporta, ni le quita, a lo ya hecho a lo largo de su trayectoria profesional.

Ni que decir del novato Jon Ecker, al que le falta mucho pelo para moña en materia de actuación, el llevar el apellido Ecker y tener cierto parecido a su papá, seguramente le abrió puertas en el medio sin mucho esfuerzo, logrando de la noche a la mañana incrustarse en el protagónico de Popland!, donde intenta caracterizar a un rockero promiscuo y pusilánime.

A Jon Ecker indiscutiblemente le hacen falta intensivas clases de actuación, dicción y vocalización, habla como si tuviese una papa caliente en la boca y en escena es extremadamente gélido, no logra transmitir emociones.

Sebastian Vesga, quien se apropió del protagónico en la teleserie juvenil “A mano Limpia” (RCN), caracterizando al “Baby”, no se despojo de dicho personaje en “Popland!”, allí caracteriza a Guga, un paparazzi calenturiento y tramposo, a lo mejor grababa las dos producciones simultáneamente y no hizo cambios radicales en su apariencia física, tomando en cuenta que se avecinaba supuestamente la segunda temporada, sin embargo lo que bien pudo aportar en el aspecto histriónico para superar este escollo, se quedó en la intención.

Me gusta la actuación de Juan Alejandro Gaviria, quien caracteriza a Guille, el asistente gay de K, el joven actor empezó desde muy niño en la televisión, se recuerda su participación en la teleserie “La mujer piraña”, en la que compartió protagónico con Amparo Grisales. A Juan Alejandro, los libretistas y el director, se les apunta el hecho de no convertir en una caricatura denigrante ese personaje, como suele acontecer casi siempre, cuando un actor acepta el reto de caracterizar a un homosexual.

Brassini Segura ha logrado proyectarse como una de las nuevas promesas de la actuación colombiana, en la telenovela “El último matrimonio feliz” obtuvo reconocimiento y buenas críticas, hoy aparece simultáneamente en la teleserie “Tres milagros” del canal RCN, donde interpreta a Salvador, un joven de clase media que cae en las drogas y en “Popland!” asumiendo el rol de Quintino, una especie de nerd inventor reprimido, que delira por los senos, facetas disímiles que demuestran su versatilidad.

Pedro Pallares, quien se dio a conocer en el reality “Protagonistas de novela”, desde esa época a la fecha ha tenido una evolución actoral paulatina, al menos ya maneja mejor muchos aspectos que redundaban en contra, como la mala vocalización y la inexpresivo que suele ser en escena; el personaje de Horacio en Popland!, le viene como anillo al dedo y seguimos a la espera de que asuma pronto un papel de carácter exigente, en el que no este en juego su apariencia física como apoyo principal y pueda demostrar que no es un “actor prefabricado” con fecha de vencimiento.

Jery Sandoval, ¿quien es ella?, ¡ah, si! ya me acorde, la chica que participo en la telenovela-comedia “Los Reyes” (adaptación colombiana de los Roldan) y en la que caracterizo a la candida María, un rol estratégico para darse a conocer en la televisión nacional, pero que ella decidió dejar a mitad de camino, dizque para darle prioridad a su faceta como cantante; tiempo después lanzó un trabajo musical con el que no paso nada y en ultimas termino formando parte del elenco de una telenovela juvenil de Televisa, de donde la corrieron por incumplimiento; Jery reaparece ahora en Popland! encarnando a una “calabacita” de nombre Nicole, algo envidiosa y quien tiene como baluarte sus deseados senos para abrirse paso en la vida.

Creo que Jery Sandoval debe primero que todo fijarse un norte claro y determinar si quiere ser una actriz de respeto o una cantante profesional, porque de lo contrario seguirá siendo catalogada el resto de su vida como una bonita actriz de ocasión que intenta cantar o una bonita cantante que intenta actuar.

En definitiva quien más me llama la atención y a mi juicio actúa con mayor naturalidad, es la actriz mexicana Sara Cobo, ella caracteriza a Carla la paparazzi principal de Popland, la piedra en el zapato de K y quien también escurre la baba por el rompecorazones Ari, lo que la hace el blanco permanente de las constantes humillaciones de Katherina.

A Ricardo Abarca ya lo hemos visto en producciones como “Victoria” junto a sus compatriotas Victoria Ruffo y Mauricio Ochmann, en Popland! el joven histrión caracteriza a un muchacho pueblerino que se abre paso en la ciudad y al que, como dicen popularmente, se le aparece un día la virgen, Abarca no es mal actor, pero merece que corra el riesgo con personajes no tan blancos.

Popland! carece de ese sentido de responsabilidad social empleado en otros seriados juveniles que han gozado de muy buena aceptación entre todas las audiencias, a mi juicio no advierto que en la trama de esta telenovela que emite el canal MTV, plagada de envidias, celos, morbo, promiscuidad, despotismo patronal, se inserten necesarias y aleccionantes moralejas, al final de cuentas es un culebrón juvenil encaminado a entretener y no más, como dicen por ahí, no le podemos pedir peras al olmo.

Por Javier Hernando Santamaria, colaborador de Soyperiodista.com
 

Temas relacionados