Cada año, el mundo bota a la basura 62.000 millones de dólares en desechos electrónicos

Noticias destacadas de Tecnología

Los seres humanos producimos cada año cerca de 50 millones de toneladas de residuos electrónicos y eléctricos, de los cuales apenas se recicla el 20%. La ONU alerta sobre este problema creciente.

En la noche buena de 1913 se puso en marcha el que sería el primer avión comercial, para completar el primer vuelo de ese estilo. Desde entonces han transcurrido 115 años, y los humanos hemos fabricado y desechado miles de millones de aeronaves. Y, de acuerdo con un informe de las Naciones Unidas, en tan solo un año produjimos esa misma cantidad de basura en residuos electrónicos y eléctricos (e-waste).

Es decir que en 2017, desechamos 44 millones de toneladas de smartphones, computadores personales, laptops, ipads y otros productos tecnológicos. Es decir, cada ser humano, en promedio, bota seis kilogramos de estos elementos al año. En un año botamos a la caneca el mismo peso que todos los aviones comerciales construidos en 115 años de aviación comercial. (Lea el informe de 2016, El mundo produce basura electrónica equivalente a 4.500 torres Eiffel)

Estos datos son recientes. De hecho, un informe anterior, elaborado por la Oficina Internacional del Reciclaje (Bureau of Intenational Recycling), estimó que en los últimos 10 años este tipo de basura ha aumentado más del 30%. Según esas proyecciones, para el año 2025 estaremos produciendo 53,9 millones de toneladas de desechos electrónicos en 2025. (Puede interesarle: El mundo generará 54 millones de toneladas de chatarra electrónica en 2025)

El informe, presentado por Plataforma para Acelerar la Economía Circular (PACE) y la Coalición de Residuos Electrónicos de las Naciones Unidas, fue lanzados en el Foro Económico Mundial, que se celebra en Davos.

De acuerdo con las cifras allí expuestas, “la producción mundial de desechos electrónicos está en camino a alcanzar los 120 millones de toneladas por año para 2050 si continúan las tendencias actuales”.

La peor parte es que toda esa basura tiene un valor de $62.5 mil millones, más que el PIB de la mayoría de los países. ¿Por qué? Pues porque en nuestros equipos electrónicos hay grandes cantidades de minerales valiosos, como el oro. De acuerdo con la ONU, hay 100 veces más oro en una tonelada de desechos electrónicos que en una tonelada de mineral de oro.

Mejor dicho: lo que sacamos directamente de una mina de oro, lo podríamos sacar con menos riesgos y con mayor certeza de una enorme montaña de e-waste. Se estima que el 7% del oro del mundo está en los basureros de desechos electrónicos. Y a pesar de estos datos, resulta que los seres humanos apenas reciclamos menos del 20% de los desechos electrónicos.

El 80% restante termina en basureros o siendo reciclado de forma ilegal. En ambos casos, tanto el suelo como las aguas subterráneas y los recicladores informales se exponen a sustancias cancerígenas y peligrosas como el mercurio, el plomo y el cadmio.

¿Qué hacer?

El informe hace un gran énfasis en la necesidad de implementar un sistema de producción circular, es decir, en el que la palabra “basura” deje de existir y lo que ya no se usa, sea reutilizado para otros fines.

"Una economía circular trae consigo enormes beneficios ambientales y económicos para todos nosotros", dijo la Directora Ejecutiva Interina de ONU Medio Ambiente, Joyce Msuya.

El Gobierno de Nigeria, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial y ONU Medio Ambiente anunciaron que invertirían US$ 2 millones para crear una industria formal de reciclaje de estos desechos en Nigeria.

“Las soluciones incluyen el diseño de productos duraderos, sistemas de recompra y devolución de productos electrónicos usados, la 'minería urbana' para extraer metales y minerales de desechos electrónicos y la 'desmaterialización' de productos electrónicos mediante el reemplazo de la propiedad absoluta del dispositivo con modelos de alquiler y arrendamiento con el fin de maximizar las oportunidades de reutilización y reciclaje de productos”, explica la ONU en un comunicado.

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

Basura electrónicae-waste