Google, Facebook y Twitter en el Senado de EE.UU.: una farsa preelectoral

Noticias destacadas de Tecnología

Los directores ejecutivos de dichas compañías rindieron cuentas sobre la forma en que moderan sus contenidos. Sin embargo, el debate adquirió un tono más político que regulatorio a pocos días de las elecciones presidenciales.

Este miércoles, los directores ejecutivos de Twitter, Google y Facebook testificaron en una audiencia virtual ante miembros del Comité de Comercio de la cámara alta del Congreso estadounidense. Los ejecutivos fueron blanco de críticas de varios senadores republicanos por su supuesta incidencia en el discurso político que se da en línea y que, afirman, podría incidir en los resultados de las elecciones presidenciales previstas para el 3 de noviembre.

La audiencia, a la que atendieron Jack Dorsey (Twitter), Sundar Pichai (Google) y Mark Zuckerberg (Facebook), estaba pensada para discutir la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, que protege a las plataformas de demandas relacionadas con contenido publicado por terceros.

Al comienzo de la audiencia, el republicano Roger Wicker, pidió una reforma de la ley para incrementar la responsabilidad de los gigantes tecnológicos en el discurso en línea.

“La Sección 230 cumple un papel crítico en el crecimiento de estas plataformas. Otorga protección para remover y moderar contenido obsceno, lascivo y violento, lo que los ha protegido de pleitos, pero también les ha dado la habilidad de controlar y censurar información. Ha llegado el momento de que termine ese ‘pase libre’”, dijo Wricker, quien preside el comité.

Aunque la norma debía ser el centro de la discusión, buena parte de las más de tres horas de audiencia se fue en un candente debate sobre si estas plataformas censuran contenidos republicanos porque no son afines con las ideologías de las ‘Big Tech’ y sus empleados.

Twitter, al paredón

Las críticas más duras cayeron sobre Twitter, que fue acusada por los conservadores de moderar los contenidos del presidente Donald Trump con más ahínco que los del Partido Comunista chino o de los negacionistas del holocausto, por ejemplo.

“Su plataforma permite que dictadores extranjeros publiquen su propaganda sin restricciones, mientras usted limita sistemáticamente al presidente de Estados Unidos”, dijo Wicker a Dorsey.

A ello se le sumó el hecho de que recientemente Twitter bloqueó un enlace a un artículo del New York Post sobre el hijo de Joe Biden, Hunter Biden, que contenía información “hackeada”, lo que violaba las políticas de la plataforma. Ante la protesta de los conservadores, Twitter se retractó y permitió compartir el trino días después.

“La decisión de haber bloqueado los mensajes directos y las URL de los trinos fue incorrecta y la cambiamos”, dijo Dorsey. “Actuamos lo más rápido que podemos y hemos tomado acciones con tweets de líderes mundiales de todo el mundo. El punto del etiquetado (que utiliza la compañía para alertar sobre posible información falsa) es dar más contexto. Son políticas recientes que hay que mejorar”, añadió.

El senador Ted Cruz, airado, le preguntó si Twitter podría afectar las elecciones de los próximos días, a lo que Dorsey contestó que no, e insistió en que la gente tiene opciones a la hora de escoger sus canales de comunicación, bien sea Twitter u otra plataforma.

Según el directivo, su compañía tiene políticas sobre desinformación, salud pública (especialmente sobre contenido referente al COVID-19) e interferencia en las elecciones. Sólo cuando hay una violación a alguna de esas normas, se reportan o bloquean los trinos.

En esa línea, se mostró dispuesto a ser más transparente con sus prácticas de moderación de contenido y a darles a los usuarios más opciones para que sean ellos quienes escojan los tipos de algoritmo que formulan las recomendaciones a las que tienen acceso en Twitter.

Las críticas a Facebook

Así como Dorsey estuvo en la mira de los republicanos, Zuckerberg fue el principal blanco de los demócratas.

Los demócratas dicen que no retiramos suficiente contenido y los republicanos dicen que removemos demasiado. El hecho de que ambos nos critiquen no significa que lo estemos haciendo bien, pero sí que hay fuertes desacuerdos sobre dónde deberían estar los límites del discurso en línea”, espetó Zuckerberg en su discurso de apertura.

El directivo de Facebook dijo que, al igual que Dorsey, está abierto a hacer sus sistemas de moderación de contenido más transparentes ante observadores externos y enfatizó en la importancia de separar a los “malos actores” (que se apoyan en la Sección 230 para publicar contenido ilegal a propósito) y “los buenos”, como Facebook, que la usan para crear herramientas.

“Internet ha cambiado y se debería actualizar esta norma para que funcione como está previsto”, aseguró el jefe de Facebook.

En su quinta vez compareciendo ante el Congreso, Zuckerberg se refirió al Consejo Asesor de Facebook, una figura independiente creada para ofrecer perspectivas sobre los casos más espinosos que se presenten en la red social en términos de contenido.

Lea también: Consejo asesor de Facebook comenzó a recibir apelaciones de usuarios

Cuando la senadora demócrata Amy Klobuchar le preguntó si la propaganda política era verificada por personas, Zuckerberg aseguró que los anuncios pasan por sistemas de Inteligencia Artificial y posteriormente por la revisión de algunas personas. Hizo énfasis en que tiene más de 35.000 empleados enfocados en moderación de contenido. Para ello ha estado invirtiendo unos US$3.000 millones.

Cabe recordar que Facebook estuvo en el ojo del huracán durante las elecciones pasadas por el papel de la plataforma en el escándalo de Cambridge Analytica, consultora que tuvo acceso a información de 50 millones de usuarios de Facebook y la utilizó para identificar las personalidades de los votantes estadounidenses e influir en su comportamiento.

Le puede interesar: La campaña política en EE. UU. después de Cambridge Analytica

Google, pocas respuestas

Sundar Pichai, por su parte, no recibió tantas preguntas de los senadores como Dorsey y Zuckerberg. Pero los pocos cuestionamientos giraron en torno a la histórica demanda que el Departamento de Justicia estadounidense interpuso contra la compañía la semana pasada.

Lea también: ¿La demanda contra Google podría cambiar la economía de internet?

Cuando le preguntaron a Pichai si era cierto que los medios informativos perdían entre 30 % y 50 % por los formatos de Google, el directivo respondió que su compañía envía un tráfico de 24.000 millones de visitas a las páginas web de estos medios de comunicación y están invirtiendo en productos para suscripciones.

“Permítanme ser claro, abordamos nuestro trabajo sin prejuicios políticos. Punto. De lo contrario, estaríamos yendo en contra de nuestros intereses comerciales y de nuestra misión, que es hacer que la información sea accesible para todas las personas, sin importar dónde se encuentren o en qué creen”, aseguró Pichai.

En esa línea, dijo también que Google ha invertido cerca de US$1.000 millones en moderación de contenido.

“Esto es una farsa”

Una de las intervenciones más llamativas fue la del demócrata Brian Schatz, quien acusó al ala republicana del Senado de estar aprovechando la audiencia para intimidar a los CEO por no beneficiar al presidente Trump en sus plataformas.

“Lo que pasa aquí es una cicatriz para este comité y para el Senado. Vemos un intento por intimidar a los CEO de compañías privadas para que presionen por un candidato presidencial y por la desinformación nacional. Ustedes (los CEO) deben resaltar este comportamiento inmoral”, dijo Schatz.

El senador utilizó su tiempo para decirles a los ejecutivos que no se dejen intimidar por el Senado ni permitan que dichas presiones los lleven a ser más indulgentes con los republicanos y a ser parte de la “subversión” de la democracia estadounidense.

“Tengo muchas preguntas para los testigos sobre la Sección 230, sobre antimonopolio, privacidad, antisemitismo y sobre su relación con el periodismo, pero tenemos que llamar a esta audiencia lo que es: una farsa. Cuando no haya elecciones, podremos discutir estos temas”, concluyó.

Comparte en redes: