Los “emperadores de la economía digital” pasan al tablero

Noticias destacadas de Tecnología

Amazon, Apple, Google y Facebook generan anualmente tres veces el PIB de Colombia, por lo que el alcance que tienen estas compañías es prácticamente ilimitado. La audiencia de este miércoles en el Congreso de EE.UU. busca comenzar a encontrar más equilibrios para estos poderes.

En una audiencia sin precedentes, los directores ejecutivos de Google, Facebook, Amazon y Apple comparecieron ante el Congreso estadounidense este miércoles para responder sobre sus acciones empresariales. El llamado se dio en el marco de una investigación para determinar si las compañías abusan de su posición dominante en la industria tecnológica.

Durante cerca de cinco horas, Sundar Pichai (Google/Alphabet), Mark Zuckerberg (Facebook), Jeff Bezos (Amazon) y Tim Cook (Apple) pintaron un panorama en el que sus empresas no solo no operan en un monopolio, sino que están en riesgo de perder terreno frente a sus competidores o dejar de ofrecer servicios que en su opinión revitalizan a las pequeñas empresas y crean empleo de calidad.

Los directivos capotearon las preguntas del subcomité antimonopolio de la Cámara de Representantes relacionadas con posibles prácticas anticompetitivas con las que estarían impactando el mercado tecnológico a expensas de los consumidores.

De hecho, el presidente del Comité Judicial de la Cámara Baja, David Cicilline, los llamó “emperadores de la economía digital”. Cicilline lidera las investigaciones antimonopolio contra las compañías desde hace más de un año.

Los correos sobre la compra de Instagram

Mark Zuckerberg, cofundador y CEO de Facebook, respondió a cuestionamientos relacionados con sus intereses a la hora de comprar Instagram y WhatsApp.

Los congresistas revelaron una serie de correos electrónicos en los que Zuckerberg manifestó que veía a Instagram como una competencia en el segmento de plataformas para compartir fotos. En ellos se probaría que el directivo habría decidido comprar la aplicación para ganar tiempo e integrar las funciones de Instagram antes de que otro lo hiciera.

Lea también: Los correos que pusieron en aprietos a Mark Zuckerberg en el Congreso de EE.UU.

“Lo que compramos es tiempo. Si sale un nuevo competidor, los nuevos productos no obtendrán mucha tracción”, escribió Zuckerberg, según citó el representante. El correo, que fue publicado por completo en The Verge, señalaba que Facebook buscaba incorporar las funciones o “dinámicas” de la app antes de que sus competidores lo hicieran.

Cuando se le preguntó en la audiencia si con la compra buscaba neutralizar a su competidor, Zuckerberg lo negó. Sin embargo, el representante Jerrold Nadler aseguró que “ese es exactamente el tipo de adquisición anticompetitiva que las leyes antimonopolio buscaban prevenir”.

El debut de Bezos

A Jeff Bezos, cabeza de Amazon.com, se le acusó de tener un conflicto de intereses por el hecho de que su empresa sea tanto dueña de una plataforma de comercio electrónico, como vendedora de sus propios productos.

Los representantes a la Cámara presentaron casos de pequeñas empresas que aseguran que Amazon utilizó sus datos para favorecer a sus marcas propias e, incluso, para crear sus productos y venderlos a precios muy bajos.

La congresista demócrata Mary Gay Scanlon, por ejemplo, aseguró que Amazon compró Diapers.com, un distribuidor digital de pañales, en 2010 después de destruir su negocio con una campaña de descuentos a pérdidas que permitió que su competidor aceptara la oferta de compra. Bezos negó esa estrategia, pero no fue tajante cuando se le preguntó sobre si Amazon usa datos de vendedores que acceden a consumidores a través de su plataforma para beneficiarse.

En la que fue su primera vez testificando ante el Congreso, el multimillonario resaltó sus orígenes humildes y dijo que su empresa se convirtió en lo que es porque ha construido una sólida relación con los consumidores durante años. Además, insistió en que su empresa solo tiene un 5 % del comercio minorista global y un 4 % del comercio minorista estadounidense.

Google elude respuestas

Por su parte, Sundar Pichai, director ejecutivo de Alphabet (casa matriz de Google), recibió fuertes cuestionamientos sobre el poder del buscador en el mercado de publicidad en línea.

Más de un representante llegó a sugerir que Google roba contenido de sus competidores y privilegia sus sitios en el buscador. Así lo denunciaron ante el Congreso empresas como Yelp y Genius. Pichai no dio respuestas concretas al respecto.

Ante las preguntas sobre si Google utiliza los datos masivos de usuarios y de búsquedas en beneficio de sus intereses, se limitó a decir que intentan entender las tendencias por medio de esta información.

En lo que parecía una audiencia paralela, los congresistas republicanos decidieron cuestionar a los consejeros delegados de las tecnológicas sobre si censuran opiniones conservadoras y si aprovechan su control de plataformas sociales y de contenido para mover la marea de la opinión pública en una cierta dirección.

Pichai defendió que se elimine contenido que puede poner a personas en riesgo, especialmente en lo relacionado con la desinformación durante la pandemia de la Covid-19, posición que compartió Zuckerberg.

El consejero delegado de Google afirmó que no tienen intención de suprimir opiniones conservadores en su buscador y se comprometió a tener un papel “neutral”, mientras que Zuckerberg volvió a negar que Facebook sesgue opiniones conservadoras.

El hermetismo de Cook

Tim Cook, cabeza de Apple, dijo que su empresa no tiene posición dominante en ninguna de las categorías de producto en las que opera, pues en el mercado de celulares se enfrenta a marcas como Samsung, LG, Huawei y Google.

“Estamos bien con eso. Nuestra meta es ser lo mejor, no lo mayor”, aseguró en su intervención inicial.

Cook insistió en que tratan a todos los desarrolladores de aplicaciones por igual, pero dijo que tienen un proceso riguroso para admitirlas en su tienda por cuestiones de seguridad. También aceptó que Apple pide a todos los desarrolladores usar el sistema de pago Apple Pay si quieren vender sus servicios por medio de la su tienda de aplicaciones.

La firma es objeto de una investigación antimonopolio del Departamento de Justicia por solicitar a los fabricantes de aplicaciones utilizar el sistema de pagos de la compañía. Además, desarrolladores se han quejado durante años por las altas tarifas, y por el hecho de que las apps de la compañía tienen una ventaja injusta en su plataforma y dispositivos.

Las cuatro empresas juntas generan anualmente unos US$800.000 millones en ingresos, casi tres veces el producto interno bruto (PIB) de Colombia.

Las leyes antimonopolio de Estados Unidos hacen difícil para los reguladores actuar contra las empresas simplemente por ser grandes o dominantes si no pueden demostrar que dañan a los consumidores o abusan de su poder de mercado. No obstante, con esta audiencia también se buscaba evaluar la pertinencia de dichas leyes, las mismas que regulan la competencia en Estados Unidos desde hace décadas.

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

AudienciaEmpresas