¿Qué le espera a la industria tecnológica con el gobierno Biden?

Noticias destacadas de Tecnología

En el marco del CES 2021, ejecutivos de Google, Amazon y Twitter y representantes del gobierno entrante reflexionaron sobre lo que se viene para el sector con la nueva administración. Regular a las ‘Big Tech’, un tema pendiente.

A pocos días de que Joe Biden se posesione como el presidente número 46 de los Estados Unidos, la discusión sobre cómo abordará las cuestiones relacionadas con tecnología, innovación y competitividad tuvo un espacio importante en el Consumer Electronics Show (CES), uno de los eventos tecnológicos más importantes del mundo.

Lea también: CES, el mayor salón de la electrónica, abre sus puertas... virtuales

En el segundo día del encuentro, que se realiza de manera virtual hasta el 14 de enero, ejecutivos de Amazon, Google y Twitter coincidieron en que la privacidad ha cobrado relevancia para autoridades y usuarios en los últimos años, y esperan que las regulaciones en esta materia prioricen las necesidades de los usuarios.

Keith Enright, director de privacidad de Google y quien dirige dicho equipo legal a nivel global, asegura que su meta en 2021 es hacer que los usuarios se sientan más seguros en línea, pues la pandemia los llevó a apoyarse en la tecnología más de lo normal. En ese sentido, se mostró dispuesto a trabajar de la mano de los reguladores de ser necesario.

“Hace dos años lanzamos un marco de legislación que es público y en él decimos que buscamos protecciones fuertes y consistentes para los derechos individuales. Es más útil si los usuarios pueden tener una experiencia constante cuando interactúan con servicios en línea en cualquier parte del mundo”, dijo Enright, haciendo referencia a las regulaciones sobre Google que ya existen en varias regiones.

Lea también: WhatsApp asegura que mensajes y llamadas seguirán siendo privados

En esa línea, afirma que es necesario que exista una guía coherente que proteja la privacidad de los usuarios y opina que una ley federal de privacidad se aprobará durante los próximos dos años.

“Las dos leyes en California, la CCPA y CPRA, serán un catalizador para una enorme cantidad de actividad legislativa. Esto tiende a aumentar drásticamente las posibilidades de tener una norma uniforme para que las empresas sepan cuáles son las reglas y los usuarios sepan cuáles son sus derechos”, afirma. ”Espero que esta administración eche un vistazo a algunos de nuestros principios y continúe comprometiéndose con la industria”.

Anne Toth, directora de Alexa Trust, en Amazon, también cree que la privacidad será un tema clave para este gobierno. “La vicepresidenta electa, Kamala Harris, era fiscal general del estado de California y estaba muy involucrada en temas de privacidad a través de su oficina, pues muchas compañías tienen sede en este estado. Espero que haya movimiento sobre el tema y que esta visión haga parte del enfoque de la nueva administración”, señaló.

Según Toth, a nivel mundial existen más de cien leyes de privacidad diferentes, por lo que su gran preocupación es tratar de ofrecer las mismas herramientas a la mayor cantidad de usuarios. “Todos nosotros representamos compañías que operan a escala global y siempre intentamos brindarles a nuestros clientes la misma cantidad de protección de privacidad”, aseguró.

Damien Kieran, director de privacidad y de protección de datos de Twitter también coincide en que el nuevo gobierno adelantará una ley federal de privacidad y dice que en 2021 le apostarán a tener aún más transparencia. “Los desafíos con los movimientos transfronterizos probablemente aumenten el incentivo del gobierno federal para actuar. Quizás ahora, con la llegada de la nueva administración, podamos ver ese cambio en una orden ejecutiva o como parte de una ley federal”, afirmó.

La mirada del gobierno entrante

En el marco del CES, Brian Deese, quien liderará el Consejo Económico Nacional del gobierno Biden, habló sobre el enfoque que le dará el presidente electo a la recuperación económica del país y su postura sobre la regulación a las grandes compañías tecnológicas.

Deese tuvo un papel preponderante a la hora de negociar el Acuerdo de París y rescatar a la industria automotriz durante el gobierno de Barack Obama, por lo que varios aseguran que impulsará una mirada económica acorde a la lucha contra el cambio climático.

En un encuentro virtual con Gary Shapiro, CEO de la Asociación de Tecnología del Consumidor -que está detrás del CES- aseguró que el nuevo Gobierno buscará mantener un “campo de juego nivelado” para las empresas de todo tipo.

“Hay una oportunidad, pero también una obligación de estas compañías, de evaluar qué pueden hacer para ser más conscientes sobre cómo tratan a sus empleados y cómo manejan los datos con los que operan. Deben reconocer que hay partes interesadas, no solo accionistas, que son importantes y esenciales para su rentabilidad a largo plazo”, indicó.

Aunque no se refirió concretamente a las investigaciones y demandas que recaen sobre compañías como Google o Facebook que tienen que ver con posibles violaciones a las normas antimonopolio del país, Deese señaló que el gobierno entrante es partidario de hacer cambios importantes en materia regulatoria.

“Nos aliaremos con el sector privado cuando sea posible, pero hay espacios en los que el presidente cree que nuestra arquitectura regulatoria no captura las necesidades de la economía. Vamos a trabajar con el Congreso en dichas áreas también”, dijo el funcionario.

El propio Biden ha manifestado su preocupación por la concentración de poder de dichas compañías y su “falta de privacidad”. De hecho, ha sido partidario de revocar la sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, que protege a las plataformas de demandas relacionadas con contenido publicado por terceros, y representa una parte fundamental de la columna vertebral con la que se sostiene internet, por lo que no es seguro que será un aliado de las ‘Big Tech’.

En cuanto a las prioridades de la nueva administración, Deese afirma que buscarán garantizar la salud económica de las familias de clase media, para ello buscarán destinar recursos en áreas que requieren mayor inversión a nivel doméstico, como la industria manufacturera.

“El presidente quiere comenzar con una economía saludable en la que el crecimiento sea ampliamente compartido. No se trata solo de crecimiento económico o del crecimiento del trabajo sino también de la calidad de estos trabajos y la seguridad que viene con ellos”, agregó. En esa línea aseguró que la estrategia económica de Biden contempla un manejo de la crisis climática, la equidad racial y el fomento de políticas que beneficien a los innovadores del país.

Comparte en redes: