Tras restricciones a TikTok, China endurece medidas para empresas extranjeras

Noticias destacadas de Tecnología

El país anunció un mecanismo para sancionar a “entidades no confiables”. Las acciones podrían ser desde multas hasta la restricción de actividades o de entrada de material y de personal en China.

China instauró el sábado un mecanismo que le permitiría sancionar a empresas extranjeras, un paso más en la guerra tecnológica con Estados Unidos. La acción se llevó a cabo un día después de que Washington tomara medidas contra las populares aplicaciones chinas TikTok y WeChat.

Lea también: Gobierno de EE. UU. prohibirá la distribución de TikTok y WeChat desde el domingo

La lista china “de entidades no confiables” (de las que los nombres de empresas extranjeras no fueron revelados) comprende posibles sanciones que van desde multas hasta la restricción de actividades o de entrada de material y de personal en China.

Su entrada en vigor se ve como una respuesta a la lista similar que Washington instauró para excluir al gigante chino de las telecomunicaciones Huawei del mercado estadounidense y a las acciones contra las aplicaciones TikTok y WeChat.

‘Intimidación’

La lista fue anunciada justo un día después de que el Departamento de Comercio de Estados Unidos aumentara la presión al ordenar la prohibición de actualizaciones de la aplicación TikTok y el bloqueo efectivo de la aplicación WeChat.

El Ministerio de Comercio chino calificó la decisión estadounidense de “intimidación” y advirtió que “si Estados Unidos insiste en seguir su propio camino, China tomará las medidas necesarias para salvaguardar firmemente los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas”.

Le puede interesar: Tiktok pide apoyo a Facebook contra la prohibición de Trump

Para el Departamento Estadounidense de Comercio, “el Partido Comunista chino demostró que tenía los medios y la intención de usar estas aplicaciones para amenazar la seguridad nacional, la política extranjera y la economía de Estados Unidos”.

Estados Unidos dejó en cambio la puerta abierta a la aplicación de videos cortos TikTok, propiedad de ByteDance, permitiéndola hasta el 12 de noviembre antes de prohibirle operar en su territorio completamente. Los usuarios actuales simplemente no podrán instalar actualizaciones.

Si la aplicación resuelve para entonces “los problemas de seguridad nacional”, la prohibición de descarga podría levantarse, indicó el departamento de Comercio.

TikTok recurrió la decisión ante un juez estadounidense, asegurando que presenta las garantías máximas de respeto a la seguridad y a la privacidad de los usuarios estadounidenses.

Le sugerimos leer: TikTok demanda a Trump por prohibir sus operaciones en EE.UU.

La aplicación alegó que “las razones son políticas”, en su denuncia presentada el viernes ante un tribunal de Washington.

Por su parte, WeChat, aplicación de mensajería propiedad del gigante chino Tencent, pasará a estar prácticamente desactivada en Estados Unidos desde el domingo, añadió un responsable estadounidense.

Dominación tecnológica

La tensión entre los dos gigantes económicos fue in crescendo desde agosto cuando el inquilino de la Casa Blanca impuso un ultimátum a TikTok, al que acusa, sin ofrecer pruebas, de espionaje industrial a favor de Pekín.

Estas sanciones llegan en un momento en el que las negociaciones para que ByteDance ceda sus actividades en Estados Unidos antes del 20 de septiembre a un grupo estadounidense se están estancando.

El presidente estadounidense se mostró en cambio optimista el viernes, al afirmar que podría haber un acuerdo “rápidamente”.

Un primer proyecto que implicaba a Microsoft y el gigante de la distribución Walmart fue rechazado por China el fin de semana pasado. El lunes, el secretario estadounidense del Tesoro, Steven Mnuchin, oficializó el nombre de otro potencial socio: Oracle, con sede en California.

Algunos medios señalan una participación minoritaria (hasta el 20 %, según CNBC) para Oracle, especializado en programas informáticos y servicios para empresas. ByteDance conservaría una participación mayoritaria. Walmart indicó además que podría formar parte del nuevo proyecto. Un comité de seguridad nacional del gobierno estadounidense examinará la oferta.

La saga de TikTok se produce en el contexto de la campaña electoral de Donald Trump, que aspira a la reelección en noviembre, en la que hace especial hincapié en la seguridad nacional.

Comparte en redes: