Una aplicación para reservar y controlar el aforo en medio de la reapertura

Noticias destacadas de Tecnología

Zkipp es una aplicación para hacer reservas y controlar el aforo en establecimientos reabiertos al público. Permite hacer trazabilidad, para prevenir contagios.

A raíz de la pandemia, parte del sector del entretenimiento se volcó a lo digital, con conciertos virtuales, por ejemplo. Otros optaron por abrirse camino apuntando a las necesidades y oportunidades que vendrían con la llamada “nueva normalidad”. Ese último fue el caso de Zcape Productions, una promotora de eventos que apostó por el desarrollo de una herramienta útil para la reapertura de otros negocios y establecimientos. Se trata de la aplicación Zkipp, con la que es posible hacer reservas, por ejemplo, para ir a un restaurante. A los dueños de los lugares les permite llevar un control del aforo, para evitar filas y aglomeraciones, y contar con información valiosa para prevenir el contagio de sus clientes o asistentes y trabajadores.

La herramienta, dirigida a cualquier tipo de establecimiento abierto al público (restaurantes, iglesias, bibliotecas, etc.), a través de un formulario, consulta a la persona que quiere asistir al lugar para saber, por ejemplo, la fecha y hora en que quiere hacer su visita y si recientemente ha presentado síntomas. Si todo está en orden, le da un código QR que debe presentar al ingresar al sitio. La herramienta permite que los clientes o asistentes permanezcan en contacto con el establecimiento para que, en caso de que sea necesario, puedan reportar su estado de salud en los días posteriores a la visita. Eso, con el fin de informar a las demás personas que estuvieron presentes al mismo tiempo (manteniendo protegida la identidad de quien reportó).

Le puede interesar: Carolina Durán explica los detalles del proyecto de reactivación " A Cielo Abierto"

La aplicación está disponible en App Store y Google Play, sin costo para los visitantes del establecimiento. Para los negocios (que pueden adaptar la aplicación según sus necesidades, por ejemplo incluyendo el menú si son un restaurante; o las lecturas dominicales si son una iglesia, etc.), el servicio tiene costo luego de un periodo gratuito de prueba (tres meses). Según Diego Andrés Sotelo, cofundador de la plataforma, la idea es que el servicio permanezca gratuito para entidades sin ánimo de lucro, como bibliotecas o iglesias. Eso sí, advierte que para que los sitios puedan usar el servicio de antemano deben contar con protocolos de bioseguridad.

Debido a que manejan datos personales, Sotelo asegura que su intención es informar lo más claramente posible al usuario sobre el empleo que se les dará, relacionados con el objetivo de la plataforma, como, por ejemplo, con fines de mercadeo y para compartirlos con el establecimiento, por lo que posteriormente esa información queda sometida a la política de datos de cada sitio. Por el lado de la seguridad, asegura que los datos quedan encriptados y alojados en distintas nubes. Añade que, dado que tienen presencia en varios países (Colombia, Panamá, Costa Rica, Bolivia, Ecuador y Estados Unidos), han trabajado para ajustarse a las normas de cada lugar.

En Colombia, han llegado a 25 ciudades. En Bogotá, por ejemplo, firmaron un memorando de entendimiento con la Alcaldía de Bogotá para apoyar el piloto de reapertura del sector gastronómico “Bogotá a cielo abierto”. El objetivo de Zkipp para 2020 es cerrar el año con unos 50.000 usuarios (actualmente son 2.000 y 50 empresas en todos los países en los que están). A futuro, agrega Sotelo, el objetivo es que las compañías sigan aprovechando el valor agregado que ofrece la plataforma, en gestión de reservas, ahorro de papel (al tener menús, formularios, cartillas, encuestas, etc., de forma digitalizada), conocimiento de los clientes, entre otros.

Comparte en redes: