Abortado proyecto conservador

Con una votación de nueve votos en contra y siete a favor, la reforma constitucional que pretendía la prohibición total del aborto fracasó

En un encendido debate, en el que más de una vez se tuvo que llamar al orden no sólo a las barras, sino también a los mismos legisladores, la Comisión Primera del Senado negó el proyecto de acto legislativo que pretendía impulsar el Partido Conservador y que buscaba prohibir el aborto en el país en cualquier circunstancia, incluyendo las tres excepciones establecidas por la Corte Constitucional en la sentencia 355 de 2006, que son: cuando esté en peligro la vida de la madre, cuando el feto presente malformaciones y problemas que hagan inviable su vida o cuando la concepción sea producto de una violación o incesto.


Con nueve votos a favor y siete en contra por la proposición de archivo de la iniciativa, el Congreso de la República le dijo no a lo que algunos consideran habría sido un “retroceso” histórico en materia de las libertades de las mujeres y de todos los colombianos. “La decisión de la Comisión Primera del Senado es un buen mensaje que hace hincapié en que la libertad, la dignidad y el derecho a la salud de la mujer están por encima de consideraciones de tipo confesional. De esta manera se reivindica el Estado laico que consagra la Constitución”, manifestó Alfredo Beltrán, exmagistrado de la Corte y uno de los que aprobaron la mencionada sentencia de 2006.


Queda clausurada así, al menos por el momento, una discusión revivida por el conservatismo, cuyos argumentos estaban basados en la defensa de la vida, apoyados por el procurador general Alejandro Ordóñez, quien ayer mismo, en declaraciones a W Radio, expresó sus puntos de vista: que si no hay derecho a la vida no hay ningún derecho humano, que prohibir el aborto es darle mayor legitimidad al ordenamiento jurídico; que hay que proteger a la madre en su drama y no sumarle a la violación la tragedia del aborto; que si el feto tiene malformaciones es mejor dejar que la naturaleza actúe, que nazca y que después muera, y que no es un problema de salud pública.


Y hay que decir que el debate que revivieron los azules está cerrado sólo por ahora, porque una vez conocida la votación que hundió su iniciativa, se anunció que recurrirán a la vía del referendo para buscar su objetivo. De hecho, la misma radicación del acto legislativo en el Congreso, a comienzos de agosto pasado, contó con el respaldo de cerca de tres millones de firmas, las mismas que esperan sean sustento para tramitar un nuevo proyecto en el Legislativo, que plantee la consulta popular para que sean los colombianos los que decidan si quieren o no que el aborto sea penalizado.


En cuanto a lo de ayer, fueron más de cinco horas de discusión en la Comisión Primera del Senado, donde defensores y detractores del proyecto expusieron sus argumentos, muchas veces en tono airado y con acusaciones de tipo personal. En efecto, la reñida decisión dejó en evidencia una fuerte división en la célula legislativa, donde había inicialmente un empate a ocho votos: a favor los de los senadores Juan Manuel Corzo, Eduardo Enríquez Maya (quien finalmente no voto), Roberto Gerlein, Hernán Andrade, Manuel Enríquez Rosero, Juan Carlos Vélez, Hemel Hurtado y Juan Carlos Rizzetto. En contra de la iniciativa estaban Roy Barreras, Parmenio Cuéllar, Luis Carlos Avellaneda, Juan Fernando Cristo, Jesús Ignacio García, Luis Fernando Velasco, Carlos Soto y Jorge Londoño.


Por este motivo, Karime Mota, la única mujer de la Comisión, fue quien tuvo la responsabilidad de dictar la sentencia, al señalar que, independientemente de los argumentos médicos, teóricos y jurídicos, “no me siento con la autoridad moral para condenar a una madre a llevar un hijo inviable en su vientre durante nueve meses”. De nada sirvió la presencia de cerca de 50 personas que en una forma de protesta simbólica vendaron sus labios para rechazar la práctica del aborto, aun en las tres excepciones que plantea la Corte Constitucional.


Los enfrentamientos por cuenta de la decisión no se hicieron esperar. Luego del hundimiento se generaron rechiflas desde las barras, donde los asistentes recriminaban con cánticos a los parlamentarios, calificándolos de “asesinos”. Del mismo modo, llegaron las protestas de los legisladores del Partido Conservador, quienes criticaron con ahínco la decisión de someter a votación la iniciativa sin aceptar una proposición por medio de la cual se invitaba al procurador Ordóñez y a la fiscal Viviane Morales para que expusieran su punto de vista, lo que habría implicado el aplazamiento de la votación ocho días más.


Incluso el presidente de esta colectividad, senador José Darío Salazar, increpó al presidente de la Comisión, Luis Fernando Velasco, miembro del Partido Liberal, al señalar que “usted no jugó limpio, burló su propia palabra con el ánimo de archivar el proyecto y no someter a votación la proposición firmada por 10 senadores”. Salazar respaldó entonces la propuesta de ir a un referendo.


Pero a la par de los conservadores, las voces en respaldo a la decisión de mantener vigente la sentencia de la Corte Constitucional en favor del aborto también se hicieron sentir. Para Humberto de la Calle, exvicepresidente, se trata de “una buena noticia para las mujeres, porque lo que se buscaba era una imposición a una sentencia que abrió espacios de libertad”. A su vez, la Corporación Jurídica Libertad advirtió que era claro que los senadores afines a la prohibición “estaban más preocupados por hacer de ésta una sociedad aún más punitiva, donde toda acción humana sea controlada con la sanción penal, que por la dignidad y el bienestar de los colombianos, bastante distantes de la maternidad no deseada, bajo cualquier circunstancia”.


Una primera batalla candente en la que los prohibicionistas salieron perdiendo, pero es claro que la guerra continúa y se vendrá la discusión en torno a si se aprueba o no la realización de un referendo. Aunque el senador de la U Armando Benedetti ya juega a adivinar su suerte: “No tiene sentido, porque seguramente se lograrán los mismos resultados que se obtuvieron al archivar el proyecto del aborto y de pronto con una votación en contra más abultada”.

Temas relacionados
últimas noticias