Avianca, en la mira del Gobierno por caos aéreo

Al cierre de esta edición la operación se normalizaba. La Aerocivil recibió un gran número de quejas por esperas hasta de ocho horas.

Cientos de pasajeros aún se encontraban ayer en el Puente Aéreo de Bogotá a la espera de una respuesta por parte de Avianca acerca de los retrasos de los vuelos (estos superararon las 8 horas). / David Campuzano - El Espectador

Muchas horas de espera. Literalmente botados en el Puente Aéreo de Bogotá amanecieron cientos de pasajeros que segundo a segundo tuvieron que esperar para que el propio presidente de la aerolínea Avianca, Fabio Villegas, pusiera en marcha un plan de contingencia que permitiera a los viajeros afectados por el retraso cumplir con su itinerario.

Tras el caos que se vivió anoche en el Puente Aéreo de Bogotá, por el cierre del aeropuerto El Dorado durante cuatro horas por problemas meteorológicos y la falta de pilotos para atender una ruta, lo que originó la acumulación de vuelos en todo el país, que se conoció a través de las redes sociales, la ministra de Transporte, Cecilia Álvarez-Correa, se hizo presente en la terminal para atender las quejas de los usuarios.

La funcionaria calificó esta situación como inaceptable y, ante la gravedad del hecho, se hizo presente en el Puente Aéreo, en donde encontró a mujeres desmayadas, pero nadie de la compañía para atender esta situación. Sin embargo, al rato llegó Villegas, a intentar poner en marcha el plan de contingencia.

La ministra culpó de esta problemática a la aerolínea, a tal punto que denunció que la capacidad operacional de Avianca se desbordó.

Frente a esta posición, Villegas rechazó la afirmación de Álvarez-Correa y señaló que la aerolínea tiene el personal y la logística suficientes para atender este tipo de situaciones.

Además dijo que el cierre de las pistas, la saturación de las plataformas, el tiempo muerto y las limitaciones en el tráfico aéreo son los responsables de la problemática que se generó. “La aerolínea opera más de 500 vuelos domésticos diarios y el cierre por cuatro horas de El Dorado se convierte en un efecto dominó que se sintió en todos los aeropuertos”.

Pese a que Villegas se apersonó del problema, ayer cientos de usuarios calificaron la atención de la compañía como ineficiente e irresponsable, ya que a muchos de los viajeros que no pudieron volar en la noche del jueves les anunciaron que los alojarían en un hotel, pero al llegar allí los devolvieron supuestamente porque Avianca no pagaba. Sin embargo, el jefe de la aerolínea desmintió esta situación.

Otra de las quejas que recibió la ministra de Transporte fue el cobro de multas por parte de la empresa aérea por el cambio de los horarios de vuelo, denuncia a la que Villegas calificó de absurda y la rechazó.

Pero mientras se elevan las quejas, las denuncias y las defensas, los usuarios del sector aéreo están expuestos a que esta situación se vuelva a repetir por los problemas meteorológicos, las limitaciones de los aeropuertos, los límites en atención al tráfico aéreo y la falta de programas de contingencia, como el que tuvo la aerolínea ante la escasez de pilotos para atender un vuelo en el que los pasajeros permanecieron por más de una hora a bordo y luego fue cancelado.

El director de la Aerocivil, Santiago Castro, señaló que dos horas de retraso se justifican, pero no ocho, que es lo que tuvieron que esperar muchos pasajeros para lograr cumplir con su viaje.

Castro agregó que los usuarios afectados pueden denunciar este tipo de irregularidades de acuerdo con el manual de derechos y deberes de los viajeros y que la Aerocivil será la encargada de hacer cumplir los castigos.

Entre tanto, el superintendente de Transporte, Juan Miguel Durán, manifestó que se inició una investigación para determinar la responsabilidad de la aerolínea en el caos que viven los pasajeros del puente aéreo. “Tenemos que esperar los resultados de la investigación para saber si esta situación obedeció a problemas climáticos o a deficiencia de la aerolínea”.

El año pasado, por esta misma fecha, la Superintendencia abrió una investigación a la aerolínea, y pronto se conocerá el fallo.

En septiembre, la delegada abrió otra por temas similares que tienen que ver con el manejo de los equipos en tierra para suplir cualquier contingencia, y por la falta de comunicación con los usuarios para explicar los problemas de vuelos, que fue lo que ocurrió ayer en el Puente Aéreo.

jchacon@elespectador.com

@jairochacong

Temas relacionados