'Catatumbo' ya está en Cuba

También llegaron a La Habana Freddy González, Lucas Carvajal y Victoria Sandino Palmera. Se abre paso la propuesta de un referendo para ratificar los acuerdos.

‘Pablo Catatumbo’ (centro), en La Habana, junto a ‘Iván Márquez’ y ‘Rodrigo Granda’.  / EFE
‘Pablo Catatumbo’ (centro), en La Habana, junto a ‘Iván Márquez’ y ‘Rodrigo Granda’. / EFE

El jefe guerrillero Jorge Torres Victoria, alias Pablo Catatumbo, máximo comandante del Bloque Occidental de las Farc, ya se encuentra en La Habana para “reforzar” la delegación guerrillera en los diálogos de paz con el gobierno del presidente Santos, cuya octava ronda está prevista se inicie el próximo 19 de abril. En un comunicado del grupo subversivo se informó que su arribo a Cuba se dio “en compañía de un grupo de combatientes bolivarianos cuyo número aún se mantiene en reserva” , entre los que se encuentran Freddy González, Lucas Carvajal y Victoria Sandino Palmera, esta última una de las comandantes del frente 21 e integrante del Estado Mayor del Comando Conjunto Central, que actúa en el sur del Tolima.

El traslado de Catatumbo durante el fin de semana se dio en medio del llamado del mismo jefe de Estado para que todos los colombianos rodeen los intentos de llegar a la paz, objetivo en el que —según dijo— no va a permitir que “nadie nos ponga palos en la rueda”. Al mismo tiempo, hubo duros cuestionamientos por la orden de cesar operaciones militares en una amplia zona de los departamentos de Valle y Cauca, para permitir la salida del jefe guerrillero, después de un ataque de las Farc al municipio de Corinto en el que murieron cuatro uniformados. “Cuatro héroes de la patria viajan al cementerio y sus verdugos a La Habana protegidos por la impunidad del gobierno Santos”, escribió en su cuenta de Twitter el expresidente Álvaro Uribe.

En una columna para el diario El Tiempo, el jefe negociador del Gobierno en La Habana, Humberto de la Calle, calificó como “legítimas” las posturas de muchas personas que creen que no se debe negociar con las Farc, pero a su vez advirtió que los eventuales acuerdos a los que se llegue serán sometidos a la refrendación de los colombianos, aunque no aclaró mediante qué tipo de mecanismo. “Es la ciudadanía la que resuelve, no los delegados del Gobierno”, aseguró De la Calle, quien además negó que se esté negociando de espaldas al país y defendió como un “imperativo moral” agotar al máximo las posibilidades del diálogo.

Catatumbo es el tercer miembro del Secretariado de las Farc en el proceso de paz (los otros dos son Iván Márquez y Rodrigo Granda) y, como lo reveló El Espectador, fue quien inicialmente sostuvo contactos con el gobierno Santos en el proceso exploratorio que llevó a la conformación de la mesa de diálogos en Cuba. Las versiones dicen que su llegada a la negociación busca enviar un mensaje de unidad de mando en la guerrilla, la cual se habría perdido últimamente por las posturas críticas precisamente del comandante del Bloque Occidental. Sin embargo, las Farc aseguraron que dichas especulaciones son una “sucia guerra propagandística gestada por la inteligencia militar, que se empeña en inventar o en tramar fracturas en el interior de la estructura de la dirección fariana”.