El poder económico tras las campañas

Los grandes contratistas siguen siendo los primeros financiadores de los candidatos.

Los candidatos del Partido de Integración Nacional (PIN), el Partido Conservador, las Autoridades Indígenas de Colombia (AICO) y Afrovides son, en su orden, los más renuentes a hacer públicas sus cuentas de campaña para las elecciones del 30 de octubre. Así se desprende del balance del programa “Cuentas Claras”, emitido el miércoles por el Consejo Nacional Electoral y en el que consta que el 83% de los candidatos a gobernaciones y el 70% de quienes aspiran a alcaldías han cumplido con el requisito de reportar los libros de cuentas de sus campañas.

Dicha información debe ser remitida a la organización electoral por los aspirantes a las capitales grandes e intermedias y por todos los que estén postulados para gobernación. Hasta el momento, 235 candidatos han declarado los estados financieros de sus campañas y aún faltan 63 por hacerlo.

Según el balance, de los 41 candidatos a alcaldías que no han publicado sus libros de contabilidad, la mayoría pertenecen al PIN (9), el Partido Conservador (6), la AICO (6) y Afrovides (4). En cuanto a los aspirantes a gobernaciones, son 22 los que no han cumplido con ese requisito, la mayoría pertenecientes a AICO y Afrovides.

Con base en esta información, que el CNE hace pública, es que los colombianos saben quiénes están detrás de los candidatos o tienen una idea de ante qué intereses responden éstos. El Espectador revisó dichas cuentas y encontró varias curiosidades en cuanto a los aspirantes a las alcaldías de Barranquilla, Medellín, Cali y Cartagena.

Alcaldía de Medellín

El candidato liberal Aníbal Gaviria reporta ingresos por $597’676.310, gastos por $586’323.217, un patrimonio propio de $87’000.000 y contribuciones o donaciones por $157.721. 910. Sus principales contribuyentes son:

Ingenierías Aliadas: $30’000.000. Son siete compañías de los sectores de energía eléctrica, gas, aguas y telecomunicaciones, estructuración y construcción.

Luis Diego Monsalve Hoyos: $18’000.000. Fue presidente de Ferrovías y en 2004 figuraba como presidente de New Stetic, una compañía que exportaba productos odontológicos.

Jaime Arango Tamayo: $10’000.000. Figura en la junta directiva de Banaduana, una empresa de servicios aduaneros, dedicada especialmente a la comercialización de banano en la zona del Urabá.

Inversiones Pinamar S. A.: $20’000.000.

Carlos Alberto Gómez Botero: 25’000.000. Aparece como representante legal de Inversiones Caldas S. A., empresa de confección y comercialización de textiles.

En cuanto a Luis Pérez, candidato independiente, el informe en ‘Cuentas claras’ habla de ingresos a su campaña de $322’688.800, de gastos por $322’165.273, de un patrimonio propio de $23’930.000 y de haber recibido donaciones por $298’758.800.

Sus principales financiadores son: Almacenes Éxito: $32’000.000.

Jaime de Jesús Pérez Tamayo: $70’000.000. En 2010 figuraba como rector del Instituto Metropolitano de Educación (IME).

Ingeniería civil y asesorías técnicas S.A.: $20’000.000.

Francisco Javier Zabala: $10’000.000. En 2001 registraba como gerente del INDER y aparece como contratista en varios documentos. Otros aportantes son Ana Maritza Mazo Barrera: $9’800.000, Darío Hernández Miranda: $9’700.000.

Alcaldía de Barranquilla

Elsa Noguera De la Espriella, candidata por Cambio Radical, reporta:

Ingresos por $943’250.000, gastos por $872’352.522 y donaciones de $743’250.000.

Los principales donantes son:

Urbanizadora Marín Valencia, con $30’000.000; Maquinaria Ingeniería y Construcciones, con $30’000.000; Conaco, con $27’000.000; Banco Davivienda, con $32’000.000; Juan Manuel Ruiseco V. & Cia., con $30’000.000; Zona Franca de Barranquilla, con $20’000.000; Zona Franca Construcciones, con $20’000.000.

Juan Alberto García Estrada, candidato independiente:

Ingreso por $75’000.000, gastos por $74’427.300, patrimonio propio de $25’000.000, aportes de $50’000.000.

No aparece la contabilidad de los principales donantes.

Alcaldía de Cali

Rodrigo Guerrero Velasco, candidato independiente, reporta gastos de campaña por $883’824.459, de los cuales $478’821.516 figuran como gastos de propaganda electoral. Sin embargo, no registra hasta el momento quiénes han sido sus aportantes.

La candidata del Polo Democrático María Isabel Urrutia reporta que hasta el momento el total de ingresos de su campaña es del orden de los $210’000.000 y los gastos han sido de $28’636.617. En cuanto a contribuciones, donaciones y créditos, en dinero o especie, que han realizado particulares, aparecen $30’000.000 de un crédito bancario a nombre de la misma candidata, $50’000.000 donados por Carmen Liliana González León, $30’000.000 por el Polo Democrático y $100’000.000 de préstamos contra reposición de votos del mismo partido.

Alcaldía de Cartagena

Campo Elías Terán: este periodista es quien más opción tiene de llegar a la Alcaldía. En su libro de cuentas reporta ingresos de más de $706 millones, pero los gastos son mucho mayores y ascienden a $905 millones. Entre sus aportantes están empresas relacionadas con intereses económicos propios de la ciudad: hotelero, turístico y portuario como Hoteles Decameron, Muelles El Bosque Operadores Portuarios, Algranel S. A., Promotora Turística del Caribe, Hoteles Charleston, entre otros.

María del Socorro Bustamante ha invertido $344 millones en su campaña, la mayor parte, $274 millones, han sido recursos propios. Sólo tres personas han realizado aportes a su campaña: Roberto Carlos Gedeón, presidente de Fendispetróleo en Bolívar, con $30 millones; Patricia Milena Álvarez, con $20 millones, y Rosario Diazgranados Martínez, con $20 millones.