Estragos por unificar el POS

A Bogotá le quedan sólo dos EPS del régimen subsidiado. Las otras cinco están intervenidas.

Unos 238.000 capitalinos se levantaron con la noticia de que sus EPS cerraron las puertas, no van más. Las Empresas Promotoras de Salud del régimen subsidiado (EPS) Colsubsidio y Ecoopsos no prestarán más sus servicios en Bogotá. Dejarán de operar en la ciudad, pero primero tendrán que pagar más de $33.000 millones que adeudan a los hospitales de la red pública del Distrito.

La deuda es un problema, pero lo que más le preocupa a la administración distrital es en dónde se reubicarán los servicios de salud de esos 238.000 usuarios. En Bogotá sólo quedan dos EPS del régimen subsidiado: Capital Salud y Unicajas, el resto están intervenidas o en vigilancia especial. Estas dos entidades tienen el mismo problema que las otras: no tienen plata, les adeuda el Estado y, a su vez, ellas les deben a los hospitales públicos de la ciudad un monto cercano a los $32.000 millones.

Guillermo Alfonso Jaramillo, secretario de Salud del Distrito, explicó que “Colsubsidio va a prestar servicios hasta el 5 de noviembre de este año y Ecoopsos operará hasta octubre. Ahora lo que sigue es el traslado de los usuarios. Como están las cosas, sólo quedan dos EPS que prestan servicios a los pacientes del régimen subsidiado. A esas entidades no se les puede hacer el traslado de los afiliados a Colsubsidio ni de Ecoopsos. El problema es estructural, hay que cambiar el modelo, el sistema”.

Una alta fuente de la Secretaría de Salud añadió que las dos EPS para régimen subsidiado que quedan en la ciudad pasan por un momento financiero difícil y que podrían optar por la misma decisión tomada por Colsubsidio y Ecoopsos.

¿Qué motivó el cierre de operación de estas dos EPS en Bogotá? La razón fundamental es que no tienen la capacidad económica para soportar el incremento en la demanda de servicios que está generando la unificación del Plan Obligatorio de Salud (POS). Uno de los interrogantes que se hacen las EPS es por qué la Nación está girando una Unidad de Pago por Capitación (UPC) menor por atender a afiliados del régimen subsidiado que por los del contributivo (ver nota anexa).

De acuerdo con un informe financiero que Colsubsidio suministró a la Secretaría de Salud del Distrito, con la unificación de los servicios de salud entre los dos regímenes, la entidad perdería cerca de $3.452 millones.

La unificación del POS empezó, en teoría, el 1° de julio de este año y obliga a todas las EPS a atender y a afiliar a las personas que vengan del régimen subsidiado de salud. Conrado Gómez, superintendente de Salud, explicó que “la ampliación de servicios de salud significa que más de 11 millones de personas, entre los 18 y los 59 años, afiliadas al régimen subsidiado en Colombia, van a acceder a los mismos servicios de salud que hoy tienen las personas que pertenecen al régimen contributivo”. Gómez anunció, además, que la implementación de la unificación estaría acompañada por un plan de contingencia que, al parecer, no ha surtido los resultados esperados.

Jaramillo asegura que “nosotros le propusimos al Gobierno Nacional que se tome un dinero del Distrito, que está depositado en un fondo, cercano a los $600.000 millones, para aportar a la UPC para el régimen subsidiadio, y haríamos un estudio rápido en la ciudad para tasar cuál es el monto que se necesita. Estaríamos dispuestos a subsidiar la UPC con $100.000 por cada usuario con el fin de igualarla con la del contributivo”.

De acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección Social, “Bogotá tiene en este fondo $750.000 millones, de los cuales ha utilizado aproximadamente $150.000 millones para pagar deudas a EPS y hospitales. Como solicitó el Distrito, utilizar los recursos restantes ($600.000 millones) para igualar los pagos entre el subsidiado y el contributivo no es posible ni legal ni técnicamente”.

El Ministerio explica que “en el caso de Bogotá, los afiliados al régimen subsidiado tienen un tratamiento especial y reciben un pago que es 7,5% superior a lo que recibe el resto del país. Es decir, mientras al resto de Colombia se le entrega un pago de $433.000 por usuario, la capital recibe $466.000”.

Durante todos estos meses en los que ha estallado la crisis en la salud se ha evidenciado un sinnúmero de fallas que golpean principalmente la atención al usuario. Sin embargo, el retiro de Colsubsidio y Ecoopsos del negocio de las EPS en Bogotá, un caso único, prende las alarmas y deja una pregunta al aire: teniendo en cuenta las finanzas de las EPS contributivas y subsidiadas, ¿la decisión de estas dos entidades causaría, como ya se está temiendo en el Distrito, un efecto dominó que provoque una desbandada del resto de ellas?

Preguntas para Amelia Rodríguez

La jefa de Administración de Aseguramiento en Salud del Distrito les respondió a los lectores de Elespectador.com algunas de las dudas que tienen con respecto a la salida de Ecoopsos y Colsubsidio.

Duvancho Ska: ¿Nos afecta esto en algo a los afiliados?

No afecta a los afiliados del régimen subsidiado, siempre y cuando hagan la elección de otra EPS (subsidiada) y realicen el traslado antes del 6 de octubre para los afiliados a Ecoopsos y antes del 5 de noviembre para afiliados a Colsubsidio. Vale la pena recordar que las EPS-S disponibles son: Capital Salud, Caprecom, Humana Vivir, Unicajas, SolSalud y Salud Cóndor.

Clara Zamora: ¿Qué va a pasar con los pacientes de la tercera edad que están actualmente con el Sisbén nivel I y cuya EPS es Colsubsidio?

A todos los afiliados a Colsubsidio o Ecoopsos, con niveles I y II de Sisbén e independientemente de su edad, se les garantizará la continuidad en la prestación de los servicios de salud hasta las fechas mencionadas anteriormente por la EPS actual y posterior a ésta por la EPS a la cual se haya trasladado.

Olga Lucía Gómez: Mi pequeña hija lleva su tratamiento en la Clínica Infantil Colsubsidio, ¡y ahora qué, por Dios!

Usted puede estar tranquila porque la Clínica Colsubsidio continuará atendiendo a todos los usuarios del régimen contributivo (Famisanar).

Alexis Martínez: En caso de estar en deuda con una entidad EPS, ¿puedo afiliarme con otra? Y en caso de no ser empleado,¿puedo afiliarme a alguna como cotizante?

Si está en deuda con una EPS contributiva no puede afiliarse a otra hasta tanto esté al día; ahora bien, en caso de no estar trabajando puede acceder al régimen subsidiado y afiliarse a una ESP subsidiada siempre y cuando se le haya practicado al encuesta Sisbén y haya obtenido un puntaje inferior a 54,86.

Temas relacionados