Gabo vivirá para siempre en las esperanzas de la humanidad: Santos

Así se despidió, desde el Palacio de Bellas Artes de México, el presidente Santos del premio Nobel Gabriel García Márquez.

AFP/ Ronaldo Schemidt

En un sentido discurso el presidente Juan Manuel Santos aseguró que el Nobel Gabriel García Márquez no solo escribió sobre Macondo sino sobre todos aquellos lugares que marcaron su vida de escritor.

“Macondo es Santa Marta y Barranquilla; Macondo es Cartagena de Indias, la mágica y hermosa ciudad que albergó muchas de sus historias. Macondo es Bogotá y Zipaquirá, es Caracas y La Habana, es París y esta Ciudad de México, lugares que marcaron la vida de su creador”, dijo Santos.

Según él, “venimos a dejar testimonio de que Gabriel García Márquez, el más colombiano de los colombianos, sigue vivo, seguirá vivo en sus libros y sus textos. Pero, sobre todo, más que nada, vivirá para siempre en las esperanzas de la humanidad”, dijo el mandatario.

El mandatario dijo que este lunes admiradores de Gabo de todos los rincones del planeta se hicieron presentes en México para ratificar su compromiso con “la utopía posible, con una América Latina que supera su soledad y encuentra su segunda oportunidad sobre la tierra”.

Para el Jefe de Gobierno de Colombia, es un privilegio “llamar compatriota al hombre que imaginó a Macondo y que escribió sobre el poder más grande, más influyente de todos, que es el poder del amor”.

Santos destacó que la despedida de García Márquez se hizo en el recinto donde reposan “los murales de Rivera, de Siqueiros, de Tamayo, de Orozco. El marco apropiado para un hombre que, más que colombiano, incorporó en sus obras la esencia misma del ser latinoamericano y muy especialmente del ser caribe”.

El Jefe de Estado citando a Gabo dijo que “no es demasiado tarde, ¡nunca es demasiado tarde!, para creer en la utopía. Una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir; donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad”.

Para el mandatario colombiano “Macondo es un mundo nuevo y antiguo a la vez donde son posibles las utopías de la paz –que buscamos juntos–, de la justicia, de la libertad, de la educación y, sobre todo, del amor. Hoy venimos a la tierra de Rulfo y de Reyes, de Fuentes y de Paz, a traer nuestro abrazo solidario a la Gaba, que llevó el mundo sobre sus espaldas para que su esposo escribiera, a Rodrigo, a Gonzalo, a toda la familia de nuestro Nobel”.

Y concluyó su discurso pidiendo “¡Gloria eterna a quien más gloria nos ha dado!”.