Matrimonio igualitario vuelve a enfrentar a Fiscal y Procurador

El procurador, Alejandro Ordóñez, y el fiscal, Eduardo Montealegre, han vuelto a ubicarse en orillas contrarias en materia jurídica.

El procurador, Alejandro  Ordóñez y el fiscal, Eduardo Montealegre . / Archivo
El procurador, Alejandro Ordóñez y el fiscal, Eduardo Montealegre . / Archivo

Ordóñez ha sostenido la tesis de que en ningún caso se le puede otorgar la categoría de matrimonio a la unión de dos personas del mismo sexo e incluso ha llegado a advertir que los notarios y jueces que casen a una pareja homosexual pueden incurrir en faltas disciplinaras, por lo que recomendó acudir a la objeción de conciencia para evitar que la “institución sagrada de la familia” sea socavada por los homosexuales.

Del otro lado se alza el fiscal general, Eduardo Montealegre, quien desde hace un tiempo ha enfrentado la ortodoxa visión jurídica de Ordóñez y le ha salido al paso a sus declaraciones. Montealegre descartó la advertencia de Ordóñez y aclaró que en ningún caso la Procuraduría podrá disciplinar a los notarios o jueces que accedan a darle la connotación de matrimonio a las parejas del mismo sexo que quieran formalizar su unión.

“No es viable una sanción disciplinaria para un notario que opte por la tesis de casar bajo la denominación de matrimonio en una notaría a través de una escritura a dos personas del mismo sexo. Eso (la sanción disciplinaria) sería una extralimitación de poder y un abuso de autoridad, es decir, una conducta de esa naturaleza por parte de la Procuraduría General estaría ingresando en los campos del derecho penal y la Fiscalía General de la Nación tendría que actuar”, explicó el jefe del ente investigador.

Por su parte, Ordóñez, mediante la circular 013 del 7 de junio de 2013, pidió a los funcionarios del Ministerio Público que ejerzan funciones preventivas con los notarios y jueces que decidan solemnizar uniones entre parejas del mismo sexo. “Precisa el procurador general que para formalizar y solemnizar uniones de parejas del mismo sexo no se podrá celebrar el contrato de matrimonio sino un contrato innominado”, se lee en dicha circular.

Sin duda, Ordóñez y Montealegre se han convertido en los polos opuestos en materia jurídica. Mientras el jefe del Ministerio Público representa una mirada conservadora del derecho, el jefe del ente investigador tiene una mirada liberal a la hora de interpretar las leyes.

 

últimas noticias