"¡No disparen, no disparen!", gritó Gadafi

Luego de huir durante 58 días, el coronel libio cayó en la ciudad de Sirte. Al parecer, fue capturado vivo y luego ajusticiado.

Sobre la pared del túnel de una casa en la ciudad de Sirte, por el que intentó huir el dictador libio Muamar Gadafi, está escrito: “Aquí se escondía Gadafi, la rata. Alá es grande”. Así celebraron los rebeldes libios la muerte del hombre que los gobernó durante 42 años con mano de hierro. “Él era la rata, no nosotros, él fue el que vivió y murió en un hueco. Se escondía como una rata”, aseguró Jamal Kalel, un joven rebelde, que estuvo tras las huellas de Gadafi durante 58 días.

El 23 de agosto, luego de que la OTAN bombardeara Trípoli y la capital cayera en manos de los rebeldes, Gadafi comenzó su huida. Semejante a como había ocurrido con el dictador iraquí Sadam Hussein, el libio terminó refugiado en su ciudad natal, Sirte, en donde estuvo protegido por miles de campesinos leales. Sin embargo, la imprudencia de su hijo Mutassim habría sido la que reveló su paradero. Según fuentes del Consejo Nacional de Transición (CNT), Mutassim se paseó durante los últimos días por las calles de Sirte a bordo de un carro negro, algo muy sospechoso teniendo en cuenta que esta ciudad es de campesinos pobres. El lujoso carro fue seguido por los rebeldes, que informaron a la OTAN sobre la ubicación del dictador.

Según el vicepresidente del Consejo Nacional de Transición, Abdelhafiz Ghoga, después de que las fuerzas del CNT libio tomaron las últimas posiciones en manos de los gadafistas, el dictador intentó abandonar la ciudad en un convoy militar, pero éste fue atacado por aviones de la OTAN y en la operación el coronel resultó herido. En un acto desesperado, Gadafi se escondió en un hueco debajo de una vivienda.

En sus primeras informaciones, la cadena árabe Al Jazeera, la primera que informó sobre la muerte del líder libio, aseguró que Gadafi había resultado gravemente herido en un tiroteo entre sus guardianes y los rebeldes. “¡No disparen, no disparen!”, fue el grito de súplica de Gadafi antes de morir, sosteniendo una pistola de oro, que llevaba siempre con él, aseguró un rebelde. Pero en un video posterior, mostrado por la misma cadena, se ve al dictador, golpeado y ensangrentado, a bordo de una camioneta, de donde es bajado por los rebeldes. Gadafi camina sin problemas, lo que sugiere que no fue herido ni murió en un fuego cruzado, sino que fue ejecutado con la misma pistola dorada con la que trató de defenderse. Fotografías reveladas a lo largo del día muestran su cadáver con un tiro en la sien.

Gadafi estaba acompañado por Abu Baker Yunis Jaber, jefe del Estado Mayor del Ejército durante 40 años, y Mutassim. Todos murieron, según el CNT. Los rebeldes confirmaron que el cuerpo de Gadafi fue trasladado a un “lugar secreto” en la ciudad de Misrata, por razones de seguridad, y aseguraron que su hijo mayor, Saif al Islam, también fue capturado y está gravemente herido.

La noticia de la caída del líder libio hizo estallar en júbilo las calles de Trípoli y Bengasi. Muchos libios salieron a celebrar el fin de una era de opresión e injusticia. “¡Cayó el dictador!”, gritaban en las calles del país. Por su parte, la comunidad internacional coincidió en que la muerte de Gadafi es el inicio de una nueva etapa en Libia, que comenzará luego de que la OTAN anuncie si termina su misión en ese país. Mientras tanto, los libios siguen celebrando la caída del dictador. El primer ministro de Libia, Mahmud Yibril, dijo con lágrimas en los ojos: ”Confirmamos que todos los malvados, además de Gadafi, han desaparecido de este amado país”.

Así se tomó la fotografía

La Agencia France-Presse fue el primer medio internacional en difundir una foto de Muamar Gadafi muerto, después de haber sido capturado en Sirte. La foto, tomada por un rebelde con un teléfono celular, muestra al exdirigente libio con la ropa y el rostro ensangrentados. Esta imagen fue obtenida por la AFP. El fotógrafo de la agencia, Philippe Desmazes, sacó poco después una foto de la pantalla de ese teléfono. “Vi a unos combatientes alrededor de un teléfono celular. Su dueño me mostró las imágenes de la captura de Gadafi, filmada pocos minutos antes. Con la luz ambiente era muy difícil captar la pantalla. Los combatientes se acercaron para hacer sombra, lo cual me permitió tomar la imagen”, contó Desmazes.

Así lo vio el mundo

Nicolás Sarkozy
Presidente de Francia

“La desaparición de Gadafi es un gran paso en la lucha del pueblo libio por liberarse del régimen dictatorial”.

David Cameron
Primer ministro británico

“Quiero recordar a todas las víctimas del régimen de Gadafi, incluidas las 270 del atentado contra un avión de PanAm”.

Ban Ki-Moon
Secretario general de la ONU

“Vamos a reconocer que esto es sólo el fin del principio. El camino por delante para Libia y su pueblo será difícil”.

Juan Manuel Santos
Presidente de Colombia

“Con la muerte de Gadafi, esperamos que ese país regrese a la normalidad lo más pronto posible y que impere la paz”.

Mark Route
Primer ministro de Holanda

“Me alegro que Gadafi haya sido capturado. Esto sucedió durante nuestras negociaciones, estoy muy contento”.

Hillary Clinton
Secretaria de Estado de EE.UU.

“Si se confirma la muerte de Muamar Gadafi será la oportunidad para que el pueblo libio pueda avanzar”.

Temas relacionados
últimas noticias