Tomé decisiones que generaron controversia: Conrado Gómez

El superintendente de Salud es el primer funcionario al que la actual crisis de la salud le pasa cuenta de cobro.

Conrado Gómez, quien presentó el miércoles su renuncia como superintendente de Salud después de casi dos años en el cargo, es el primer funcionario al que la actual crisis de la salud le pasa cuenta de cobro.

“Este es un trabajo muy difícil. Desde el principio tuve muchos ataques y controversias. Tomé decisiones difíciles que generaron reacciones complejas de manejar. Esto afectó a mi familia y me afectó a mí”, explicó Gómez.

La renuncia del funcionario se da en medio de una compleja situación del sector. Esta semana las agremiaciones médicas pidieron al Gobierno y al Congreso promover una profunda reforma a la Ley 100. Lo propio hicieron los 32 gobernadores que reclamaron a la ministra de Salud, Beatriz Londoño, medidas urgentes. Todo esto sumado a las críticas del secretario de Salud de Bogotá, para quien el sistema actual es insostenible.

Pero hay otras razones que podrían explicar la salida de Gómez. La semana pasada el Consejo de Estado consideró válida la sanción impuesta a Saludcoop por el anterior superintendente de Salud y en la que se ordenaba a la institución vender activos por cerca de $350.000 millones para reinvertirlos en atención de pacientes y cubrir deudas por una suma similar con dinero de sus dueños.

Esa decisión de la justicia dejó muy mal parado a Gómez, pues dos años atrás, siguiendo otro criterio jurídico, había tomado la decisión de conciliar con el entonces presidente de Saludcoop, Carlos Palacino. A cambio de que Saludcoop no demandara al Estado, él retiraría la sanción impuesta por su antecesor.

Gómez niega que su renuncia tenga algo que ver con este caso. Pero reconoció que las decisiones tomadas tocaron muchos intereses y le trajeron problemas: “Es muy difícil trabajar como servidor público. Es una profesión de altísimo riesgo”.

Superintendente, en la mira de la Contraloría

El pasado 9 de mayo un equipo de investigadores de la Contraloría General llegaron sorpresivamente a la sede de la Superintendencia Nacional de Salud y durante varias horas se dedicaron a registrar documentos tanto de la Secretaría General como del propio despacho del superintendente Conrado Gómez.

Las investigaciones que actualmente siguen su curso en el organismo de control podrían ser otras de las razones que llevaron al funcionario a tomar la decisión de renunciar al cargo.

Sandra Morelli, contralora general, en repetidas ocasiones dejó entrever su disgusto por algunas actuaciones de Gómez. En una reciente entrevista dijo: “Con el superintendente Conrado Gómez es un poco complicado hablar, porque él entiende una cosa y yo entiendo otra”.

Morelli cuestionó públicamente la forma como se estaba llevando a cabo la intervención de Saludcoop.

Temas relacionados