Es director de la Unidad de Salud de Compensar

Andrés Barragán: “Soy un defensor del sistema de salud colombiano”

Noticias destacadas de Un chat con...

El experto afirma que la entidad, con 42 años de experiencia, trabaja en esta época en el fortalecimiento de sus proyectos de transformación digital y apertura de nuevos canales virtuales para atender a sus usuarios.

Trabaja desde hace 17 años en Compensar. ¿Qué tanto ha evolucionado la compañía y cuáles han sido sus mayores aprendizajes durante sus años de experiencia?

Compensar es una organización muy dinámica que evoluciona constantemente desde que nació como caja de compensación, hace 42 años, porque se cuestiona, se reta y sabe escuchar a las personas y leer el entorno para anticiparse. En mis 17 años en la entidad, he evidenciado principalmente nuestro crecimiento y posicionamiento como EPS, primero en Bogotá y Cundinamarca y ahora en diferentes regiones del país, gracias a la confianza de los afiliados por el servicio recibido y al trabajo conjunto con nuestra red de prestadores, que, además, reconoce a Compensar como un aliado que cumple oportunamente sus compromisos y obligaciones.

Desde 2019 es director de la Unidad de Salud. ¿Qué proyectos ha emprendido desde su inicio de gestión?

Más que nuevos proyectos, el principal reto ha sido precisamente continuar con el excelente trabajo que se venía realizando. Fortalecer cada vez más el servicio, teniendo en cuenta que el usuario es nuestra razón de ser y que este es un ejercicio que nunca termina; continuar con la expansión regional, el año pasado en Boyacá y Meta y próximamente en Barranquilla; acelerar diferentes frentes de transformación digital, que ya venían en curso y facilitan el acceso a los servicios (aplicaciones móviles, asistentes virtuales, “catbox”, analítica predictiva y telemedicina, entre otros).

¿Cómo se ha preparado Compensar para la atención de sus afiliados desde el inicio de la pandemia?

Desde el primer momento, Compensar empezó a prepararse alrededor de seis grandes retos: manejo ambulatorio, articulación con la red hospitalaria, toma y procesamiento de pruebas covid, comunicación con el usuario, continuidad en la atención de pacientes no covid, y cuidado y acompañamiento a nuestro talento humano.

¿Cómo describiría y calificaría la gestión de la entidad frente al coronavirus?

Diría que ha sido una muy buena gestión, sin duda con aprendizajes y oportunidades, teniendo claro que, ante una situación sin precedentes como esta, aun los más grandes esfuerzos parecen insuficientes, pero con la certeza de que actuamos con la responsabilidad y el compromiso que nos caracteriza en Compensar y uniéndonos para cooperar en beneficio colectivo. Tenemos claro que la excelencia se logra en equipo y ese principio rector ha sido precisamente el que hemos implementado para atender de la mejor manera posible la pandemia.

¿Cuál considera que es el principal reto después de la cuarentena?

Como sociedad, lo primero es entender que la nueva etapa de aislamiento selectivo y reactivación económica gradual que estamos viviendo no significa que el virus se fue. El coronavirus permanece entre nosotros y es una enfermedad altamente contagiosa, aún desconocida y letal; así que se requiere mayor responsabilidad, cooperación y disciplina por parte de todos. No podemos cantar victoria y debemos ser más cuidadosos que nunca.

¿En qué ideas han pensado para superar la crisis de la mejor forma posible?

Continuidad y fortalecimiento de todos nuestros proyectos de transformación digital y apertura de nuevos canales virtuales para facilitar, cada vez más, el acceso a nuestros afiliados. En cuanto al desarrollo de infraestructura física, mantenemos el avance de proyectos que permiten la integración de nuestros servicios de salud y caja, ya que en Compensar contemplamos al ser humano en todas sus dimensiones (física, mental y emocional) y en salud no solo pensamos en la medicación, la hospitalización o las cirugías como los únicos tratamientos viables, sino que trabajamos para brindarles a nuestros usuarios alternativas que fortalezcan su bienestar integral.

Considerando su experiencia en este campo, ¿cómo describiría la gestión de la salud en el país? ¿Qué nos hace falta o en qué nos destacamos?

Soy un defensor del sistema de salud colombiano, es un sistema bien pensado, que intenta cubrirlo todo, pero cuenta con recursos limitados y precisamente eso es lo que falta, más recursos y que como sociedad conozcamos sus fortalezas y lo comparemos con otros sistemas a nivel mundial, para que creamos más en él, lo valoremos y sintamos algo de empatía. Es clave revisar el sistema para depurarlo, mantener las buenas prácticas y acabar con las que no aportan. Pero también se debe reconocer la existencia de entidades comprometidas y transparentes que evidenciamos con hechos una adecuada gestión.

Los médicos fueron los héroes durante la pandemia, ¿cuál fue el trato que Compensar les dio a sus empleados? Lo anterior teniendo en cuenta que varios centros médicos hicieron despidos masivos.

En general todos los colaboradores de nuestro equipo de salud lo han dado todo. Médicos, enfermeras, bacteriólogos, terapistas, psicólogos, personal administrativo y de soporte transversal y logístico; en fin, sin ellos no habría sido posible atender esta emergencia, así que todo nuestro reconocimiento y gratitud. Compensar es una gran entidad, reconocida por su excelente calidad laboral y respeto por las personas, así que desde el primer momento hicimos esfuerzos para mantener intacta nuestra planta de personal, garantizar su protección y cuidado, brindarles acompañamiento psicoemocional, monitorear su estado de salud y ofrecer incluso beneficios adicionales para su bienestar integral.

¿Qué medidas se deberían asumir en el país y ustedes como entidad para mejorar las condiciones del personal médico?

Las condiciones de los médicos de Compensar son adecuadas. La organización tiene múltiples beneficios que la hacen ser muy valorada y reconocida como empleador de calidad. A nivel país, se debe revisar qué pasa en algunas instituciones, porque todos los médicos requieren remuneración digna y puntual. Las mayores quejas que se escuchan es que en muchos lugares no les pagan oportunamente y no es justo que esto ocurra.

Comparte en redes: