Palos de Moguer fue su primera cervecería

Berny Silberwasser y el arte de ser cervecero

Noticias destacadas de Un chat con...

El fundador de Bogotá Beer Company, junto a Irish Pub, lanzó la Pola del Pub, la primera cerveza artesanal colombiana que se venderá en lata y de manera virtual.

¿Cuándo comenzó su interés por el mundo de la cerveza?

Desde muy joven. Cuando tenía veinte años me encontré un libro de Michael Jackson (no el cantante, sino el cervecero) y ahí aprendí que existía una gran variedad de cervezas y estilos que no conocía. En 1997 me fui a Atlanta y comencé a trabajar en un bar que hacía la cerveza en el mismo local, y ahí comencé a pensar en un proyecto propio. Fue así como a finales de ese mismo año regresé y creé mi primera cervecería en Cali.

¿Ser cervecero es una profesión?

Sí. Se necesita estudio, trabajo y pasión. En esa época no eran muchas las oportunidades. Sin embargo, con el tiempo logré ingresar al Siebel Institute of Technology en Chicago y allí obtuve mi título de cervecero técnico. En la actualidad, acceder a educación para convertirse en cervecero de profesión es mucho más fácil, hay mayor acceso a cursos dictados en varias universidades del mundo, cursos a distancia, etc.

¿Se tiene que ser un gigante para producir cerveza de calidad?

No necesariamente y eso es lo bonito de esta profesión. Se puede hacer cerveza de muy buena calidad prácticamente en casa; pero siempre teniendo en cuenta los protocolos, para poder ser consistentes en la cerveza que se produce. Para lograrlo a escala más comercial, es importante contar con un laboratorio de calidad microbiológico donde se controle todo el proceso, y eso es algo con lo que muy pocos productores de cerveza artesanal cuentan.

¿Cómo ve el mercado de la cerveza en Colombia?

El mercado de cerveza en el país es grande, es uno de los más grandes del mundo. La oportunidad para que la gente conozca cervezas y estilos diferentes apenas inicia.

¿De dónde surgió la idea de la Pola del Pub?

Los Irish Pub nuestros llevan casi veinte años en Bogotá, y creemos que tener nuestra propia cerveza era un camino casi obligado, sobre todo cuando somos cerveceros de profesión. La coyuntura actual y el cierre de los locales aceleró la apertura de la cervecería para mantenernos a flote. Mientras tengamos los locales cerrados y operando con restricciones nos toca defendernos vendiendo nuestra Pola, la Pola del Pub.

¿Cuántas referencias tendrá la Pola del Pub?

Iniciaremos con cinco referencias: una rubia original para todos los gustos; una de trigo estilo belga con un toque de limonaria muy refrescante; una APA (American Pale Ale) más lupulosa, aromas frutales con carácter, pero bien balanceada; una stout cerveza negra con café colombianoque hicimos con una pequeña tostadora de café colombiano, que se llama COLO, en Usaquén; y, por último, una IPA con buen amargor, pero a la vez muy aromática y de buen balance. Será la primera cerveza artesanal que se venderá en presentación de lata de 473 ml, evocando las famosas pintas del Irish Pub.

¿Cómo se distribuirá la cerveza?

Inicialmente será todo a domicilio a las casas por www.poladelpub.com, donde cubriremos gran parte de Bogotá. Llevamos meses trabajando en este modelo y la idea es llevar cerveza muy fresca de la cervecería a la casa sin pasar por tantas manos. También se podrá recoger para llevar en los cinco puntos del Irish Pub en Bogotá.

¿Qué diferencia una cerveza en lata de una en botella?

La lata cuida mejor las características de la cerveza, al no permitir que se oxide tan rápido, también evita el paso de los rayos del sol, lo que mantiene su frescura. Por su poco peso, es más fácil de transportar y además es más amigable con el medio ambiente. Sin embargo, nosotros recomendamos que al consumirla se pase a un vaso o una copa. Eso resalta todos sus sabores.

¿Cómo han vinculado a las personas que trabajaban en los locales del Irish Pub en este nuevo proyecto?

Ayudando al maestro cervecero tenemos a un barman, en la enlatadora hay varios meseros, al igual que en domicilios trabaja gran parte de nuestro personal y las personas de aseo también ayudan a tener la cervecería impecable. Es una gran familia que en estos momentos ha apoyado mucho a la compañía con este emprendimiento.

¿En dónde está ubicada la microcervecería y cuál es su capacidad de producción?

Está ubicada en Tocancipá, pasando el parque Jaime Duque, en un complejo industrial con una bodega de 1.000 m². Su capacidad de cocimiento es de 24 hl, un tamaño ideal para elaborar especialidades. La planta puede producir hasta 260 hectolitros de cerveza al mes.

Usted ha apoyado proyectos de microcervecerías en países como Panamá y Ecuador. ¿Cómo está el mercado en esos países?

Sobre todo en Panamá el mercado es más avanzado que en Colombia. Al tener facilidad para importar y ser dolarizado, es muy fácil encontrar buenas cervezas de todo el mundo. Eso ha ayudado a crear más cultura cervecera y que la gente conozca los diferentes estilos. A su vez, la elaboración local ha crecido mucho en calidad. Ecuador sí es un poco más parecido a Colombia, la gente que apoyamos allí de Sinners Microcervecería elabora cervezas bien ricas y complejas. Su maestro cervecero y socio es probablemente de los más talentosos que hayamos visto.

¿Existe una cultura cervecera en Colombia?

Sí y sigue creciendo. La gente cada vez está más abierta a probar cosas nuevas y experimentar nuevos sabores. Hay cervecerías pequeñas de gran calidad en todo el país, conozco muy buenas en Medellín, Bogotá y la costa.

Comparte en redes: