Fernanda Castillo y su metamorfosis en “Enemigo íntimo”

Noticias destacadas de Un chat con...

La mexicana interpreta a Roxana Rodiles en la serie. Su principal reto en esta producción fue desligarse totalmente de Mónica Robles, su personaje en “El señor de los cielos”, que marcó su carrera.

¿Cuál fue el principal reto de interpretar un personaje como Roxana Rodiles?

Venía de hacer el Señor de los cielos durante muchísimo tiempo, así que era un personaje muy marcado y la gente no quería que yo dejara de ser Mónica Robles. Mi principal objetivo a la hora de interpretar a Roxana fue separarme lo más posible de Mónica para que la gente no pensara en ella. Tenía que ser una mujer que no fuera imprudente, ni exaltada, que tuviera una mentalidad de hombre y fuera muy misteriosa. Uno veía este personaje y no sabía qué tanto era verdad, si era una víctima o culpable de lo que se le acusaba. Era alguien que tenía mucha sensualidad, tenía un color muy especial de cabello, pero guardaba muchos secretos.

Este papel fue una oportunidad para demostrar que es capaz de todo. ¿Cómo se sintió al salirse por completo del personaje de Mónica Robles?

Fue increíble convencerlos de que podía dar otras emociones, que podía verme diferente, que podía llevarles una escena sin que se les repitiera el personaje. Durante años vimos a muchos actores que solo cambiaban de vestuario o de nombre en cada proyecto, pero que seguían siendo lo mismo. Creo que la gente ahora quiere otra cosa, quiere que seamos completamente diferentes para no estar pensando en el proyecto anterior. Remontándome a esa primera vez que hice a Roxana, fue esa oportunidad de transformarme y la verdad que tenía mucho miedo, porque no quería que la gente encontrara algún parecido en mi voz, mi forma de pelear, correr, pararme, o de cualquier cosa remitente de Mónica.

Roxana es una mujer rígida, fuerte, empoderada, misteriosa y también es muy sentimental. ¿En qué se basó para crear este personaje?

Fue muy interesante, porque no podía revelar mucho y nosotros como actores estamos acostumbrados a contar historias, sentimientos y un montón de cosas con nuestro cuerpo. Si en la primera temporada yo revelaba todo lo que sentía y estaba pasando, se perdía por completo la emoción de que la gente fuera descubriendo su historia. Ella va a ir desarrollando un gran conflicto sobre quién es porque, al principio, es muy práctica: va por lo que quiere, no tiene ligamientos ni conflictos emocionales y, de repente, va descubriendo que viene de otro lugar y que hay cosas que le afectan.

La vida de Roxana toma un rumbo diferente cuando conoce el amor y descubre que tiene un hermano policía. ¿Cómo afectó esta situación a su personaje?

Es una mujer que está acostumbrada a actuar como hombre, a ser fría, a tomar decisiones sin pensar en el otro, ha creado una máscara a su alrededor para que nadie la vea. Al conocer a estos dos hombres, ella se da cuenta de que puede sentir mucho más de lo que pensaba. Es alguien que se maneja de una manera muy fría con todos. Su vida toma otro rumbo cuando empieza a relacionarse con otras mujeres en la cárcel y se da cuenta de la empatía que empieza a surgir en ella con otras personas. Ahí es un cuando se descubre vulnerable ante el amor y la amistad, y su vida, por así decirlo, cambia por completo porque se permite sentir algo.

Durante muchos años nos acostumbramos a ver a Fernanda Castillo en la faceta de chica buena, pero sus últimas producciones rompieron con este esquema. ¿Cómo logró esta versatilidad y transformación en su carrera actoral?

Me siento muy afortunada porque mi carrera ha ido evolucionando de la misma manera que la televisión y la sociedad como tal. Agradezco haber tenido estas oportunidades del pasado y me siento honrada de haber estado en ellas. Antes las historias giraban alrededor del amor y su imposibilidad, donde los personajes femeninos seguían esperando ser rescatadas. Cuando llegan las temáticas y los formatos de la serie, la verdad es que choca de alguna manera cósmica. Estar en una serie como El señor de los cielos, que modificó la televisión, hizo que quisiéramos ver más cosas apegadas a la realidad y a los temas que nos estaban sucediendo. Nos tocó hacer un personaje que no era la típica princesa esperando a ser rescatada, sino que era alguien mal hablada, de armas tomar, una mujer empoderada. Ya no somos esas princesas esperando que nos rescaten, sino que hemos evolucionado a ser esas mujeres que pueden terminar rescatando príncipes y que están en la búsqueda de rescatarse a sí mismas.

¿Cuáles son los factores detrás del éxito televisivo de “Enemigo íntimo”?

Es una serie que tiene un nivel de producción enorme. Esta es una serie muy diferente, porque se basa en la relación de dos hermanos y siempre estábamos acostumbrados a que, por lo general, lo más importante giraba alrededor de una historia de amor y aquí se narra esta historia y ese conflicto moral cuando estos dos hermanos se encuentran después de tantos años y descubren que están en distintos bandos. Está cargada de mucho misterio y suspenso.

Telemundo Internacional está retransmitiendo la primera temporada de esta serie. ¿Qué siente al volver a verse en este personaje?

Parte de mi trabajo es observar y ver si el mensaje que quería transmitir se cumplió o envié otro. Siempre veo mi trabajo. Al principio me gustaba mucho porque todo el tiempo me criticaba y conforme a los años uno se vuelve más tolerante, va creciendo y se va volviendo mejor.

“Enemigo íntimo” es una serie que me parece muy interesante de ver, porque la gente va descubriendo poco a poco quiénes son los personajes y eso, por lo general, no sucede así porque el secreto más grande se resume al final y aquí es otra cosa porque nadie, ni siquiera el público, se imagina el secreto que se les va a revelar en el último capítulo. Me siento honrada de llevarle a la gente que está en cuarentena, y que lleva mucho tiempo en esta situación que estamos viviendo, un ratico de esparcimiento y distracción. Un rato de sentir que pueden pensar en otra cosa y no solo en las cosas que nos ha acarreado esta situación. Me siento contenta de que mi trabajo puede ayudar a aminorar el estrés, la tristeza, el enojo y las emociones que nos trae todo esto.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.