La serie se estrena hoy

Maite Perroni, el talento de un “Oscuro deseo”

Noticias destacadas de Un chat con...

La actriz y cantante mexicana cuenta que recibió el papel de Alma Solares en la serie de Netflix en un momento oportuno, porque está celebrando 15 años de vida artística.

¿Cómo ha sido este proceso de cuarentena en México y cómo lo ha vivido usted en términos artísticos?

Ha sido un momento indiscutiblemente complejo; un tiempo de pausa que nos ha obligado a replantear muchas cosas de la vida, esperando que podamos retomarla para seguir adelante con nuestro trabajo y nuestra interacción personal, porque también se ha visto muy lastimada por este distanciamiento, que nos aleja de nuestros seres más queridos.

Ha sido presentadora, actriz, cantante…. ¿cuál es la faceta que más ha crecido en este momento de confinamiento?

Esta situación me ha permitido acercarme más hacia la introspección; es decir, más hacia la persona que a lo profesional. He tenido más tiempo para dedicarme a mí misma, para seguir aprendiendo, para tomar clases, leer, hacer ejercicio… les he dedicado tiempo a cosas que tendrían que ser parte de mis hábitos, pero antes no lo eran por todo lo que tenía que hacer. Más que pensar en cómo potenciar esta parte profesional, me he dado este tiempo para nutrirme a mí misma y ha sido bastante enriquecedor. (Lea: Los miembros de RBD se reencontraron 11 años después de su separación)

Es la protagonista de la serie de Netflix “Oscuro deseo”, que se estrenará este 15 de julio. ¿Cómo fue la construcción de su personaje?

Alma Solares llega a mi vida en un momento oportuno, coinciden las ganas de seguir aprendiendo y haciendo cosas diferentes. Para presentar el casting me preparé, leí el libreto de los primeros capítulos y me enamoré de la historia, del personaje; pero, sobre todo del reto que representaba. Trabajé muy de la mano con los directores, y ha sido un placer poder ser parte de este equipo, porque me hizo reafirmar la pasión tan grande que siento por la actuación.

¿De qué manera puso en sintonía lo que usted quería hacer con el personaje, con lo que los directores y el guion planteaban?

Para mí esto fue un reto desde el momento en el que supe que tenía que interpretar a una mujer mayor, con un tono distinto, con más seriedad, y eso me implicó una gran preparación de la mano de Kenya Márquez, que como directora siempre fue muy generosa conmigo y teníamos mucha empatía; ella me acompañó en la parte emocional del personaje.

¿Cómo han sido para usted estos quince años de carrera artística?

Son quince años que se resumen en muchos aprendizajes y retos. Nuestra carrera es así, haces un proyecto y no sabes si le va a ir bien o mal, y después de que se materializa y se comparte, el ciclo termina y todo vuelve a empezar. Soy afortunada, porque siento una plenitud que he construido a partir de mis aciertos y desaciertos… haciendo lo que amo.

¿Se arrepiente de algún personaje que ha interpretado o de alguna canción que ha cantado?

Creo que sí, pero cuando uno empieza un proyecto nunca sabe si se va a arrepentir, porque es un riesgo y una apuesta constante por seguir construyendo un camino, y es una carrera muy incierta. He tenido mejores momentos que otros, pero puedo decir, aunque suene a cliché, que todo ha sido por algo y ha formado lo bueno y lo malo de mi presente.

¿Cuando acepta retos actorales abandona la música o sigue trabajando en ambas cosas?

Por muchos años he llevado la actuación y la música paralelamente, pero este último año y medio tomé la decisión de hacer una pausa en la música, porque no me podía comprometer al 100 % en ninguna de las dos facetas. A finales de 2018 empezamos la producción de Doblemente embarazada, después empecé Juego de llaves, luego Oscuro deseo… así que ha sido un año y medio muy enriquecedor, que me ha implicado tomar decisiones que me hicieron enfocarme en lo que un futuro se proyecta como mi oficio y mi profesión.

¿Qué es lo que más extraña cuando deja la música?

Extraño todo el proceso de búsqueda, disfruto mucho el buscar canciones, grabarlas, toda la parte creativa, y obviamente el contacto con la gente. La música es un idioma universal, que se siente, se vive y se disfruta.

¿Cómo fue su preparación para ser Lupita Fernández en “Rebelde”?

En ese momento estaba estudiando actuación, y un día hicieron este casting en donde toda la escuela se presentó, luego hicieron una selección de doce personas. Recuerdo que estuvimos dos meses haciendo talleres de actuación para este proyecto. Un día se me acercó Pedro Damián en un pasillo y me dijo: “Muy bien, felicitaciones, Lupita Fernández”. Para mí, este personaje ha sido fundamental en mi vida.

Hay dos canciones muy importantes en RBD: “Sálvame” y “Solo quédate en silencio”, ¿cuál es más importante para usted?

Las dos, cada una tiene su historia. Sálvame es una canción muy bonita que Anahí cantó con toda el alma, para mí es una de las mejores de RBD sin duda. Solo quédate en silencio era una canción que a toda la gente emocionaba y cantaba con nosotros, esa etapa de mi vida fue mágica.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.