Pedrina y el pop sin prejuicios

Noticias destacadas de Un chat con...

La intérprete consolida su historia como solista a partir del éxito de su canción “Enamorada”.

¿Cómo ha sido la vida de solista como Pedrina después de integrar un dúo durante algunos años?

No solo había estado en un dúo, también en una banda de jazz progresivo. Siempre había hecho música en colectivo. Estar como solista no es diferente, porque estoy trabajando con muchos productores y músicos, con un equipo muy grande. Eso de ser solista es más bien una etiqueta.

Muchos artistas que surgen con propuestas alternativas comienzan a ser considerados dentro del “mainstream”, en su caso, su música se popularizó y empezó a ser muy difundida. ¿Eso fue lo que pasó?

Sí. De hecho, esa fue mi intención. Algo que les critico a los artistas que pertenecen a lo alternativo es que están reacios a ser escuchados por masas, y por eso creen que son más importantes. Pienso todo lo contrario, porque lo que más me gusta de mis conciertos es que vaya gente de todo tipo, ya que mis interpretaciones hablan de amor.

Desde que estaba en la banda de jazz, con la que alternó su formación universitaria, y luego en Pedrina y Río, la han encasillado en lo alternativo. ¿Se siente satisfecha con esta denominación?

Sí. Y estoy muy orgullosa de venir de la escena alternativa y de un nicho en el que me siento muy respetada. No soy una artista creada por un mánager o una disquera, sino que ha sido un proceso que me ha llevado muchos años.

Tiene una conexión especial con la fotografía y las artes visuales. ¿Entiende la música como un proceso visual más que auditivo o en ambos aspectos?

Las personas con sensibilidad artística tienen un concepto que va más allá de lo bonito, porque tiene un significado más profundo. Eso es lo que me interesa realizar. Puedes hacer música muy bien y ser instrumentista, pero para crear necesitas ser creativo. Me parece que la formación que he tenido en las artes visuales me aporta muchísimo, y no son artes tan separadas.

¿Por qué llegó la música a Pedrina?

Desde pequeña me gustó cantar y en mi familia la influencia femenina ha sido muy importante. Siempre admiré mucho a unas primas mayores, porque las lideresas de mi familia siempre fueron mujeres y tenían aptitudes artísticas, por eso las artes siempre me han agradado. Cuando fui adolescente la música empezó a marcarme, sobre todo el jazz y la música vieja.

¿Cuáles son las diferencias de creación entre la banda de jazz, Pedrina y Río, y Pedrina como solista?

Todo tiene que ver con un momento de mi vida. La banda de jazz fue una escuela de música tremenda, porque todos eran músicos de academia; aprendí mucho con ellos, además de ser un reto grande. Luego, Pedrina y Río me permitió encontrar un estilo de composición con el que me siento cómoda. Acepté al pop en mi vida y finalmente me convertí en solista. Es el último riesgo, porque quiero vivir de la música.

¿Tenía algún prejuicio para aceptar el pop en su vida?

Sí, tenía algunos prejuicios. Ese mismo prejuicio es el que siento en ocasiones con comentarios negativos y me encantaría entablar un debate al respecto, porque lo que hago ahora no es menos respetable que lo que hacía antes. Menos mal dejé ese temor, puesto que es absurdo no entender la música como un proceso cultural y social. Hoy me encantaría hacer colaboraciones con artistas de otros géneros y no tengo problema en saltar a otro tipo de música. El pop es muy flexible y me permite hacerlo.

¿Cómo nació “Enamorada”?

La compuse hace siete años. Empezaba a salir con mi esposo. Nos conocemos desde el colegio, pero en esa época nunca tuvimos nada. Después de ocho años nos volvimos a encontrar y desde el día uno me flechó. Cuando escribí Enamorada llevábamos saliendo un par de meses.

¿Qué planes tiene para su
carrera: un álbum o sencillos?

Desde hace un año vengo trabajando en seis canciones. Realmente quiero que la gente pueda oír mi música, y la forma de llegar al público ha cambiado tanto que tienes que amoldarte a eso. En el mundo se lanzan cada viernes cerca de 150.000 canciones, una cifra que me preocupa mucho, por eso, evidentemente, sacar un disco no es tan viable. Ahora la gente ya no escucha discos, sino canciones. Romantizar el álbum es algo a lo que ya le perdí la fe desde hace varios años. No es mi intención en este momento perseguir álbumes, es más bien intentar que cada canción sea una “gran canción”.

¿Qué viene para Pedrina?

Este año pinta bien. Viene una gran gira fuera de Colombia. Debo regresar a España y luego me presentaré en varias ciudades de México.

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

PedrinaEnamoradaMúsica