La obra estará disponible en “streaming” todos los viernes de agosto

Sebastián Blutrach, un productor “Bajo terapia”

Noticias destacadas de Un chat con...

El argentino habla de las particularidades de este montaje, original de Matías del Federico, que llega a la oferta virtual del Teatro Nacional.

¿Cómo fue la realización del montaje “Bajo terapia” del dramaturgo Matías del Federico?

Esta obra nace de un concurso generado por la Cámara de Empresarios Teatrales, con el objetivo de estrenar autores argentinos en el circuito de teatro privado-comercial. Este concurso posibilita la realización de teatro semimontado para poder saltar el prejuicio del papel que suelen tener autores no tan populares. Luego varias personas vimos el potencial del libreto y nos unimos para producirla. Fue un hecho inédito que seis de los productores más representativos de Buenos Aires se hayan unido en este emprendimiento, lo que sin duda genera un atractivo extra.

“Bajo terapia” logró gran éxito en Argentina y estuvo por largo tiempo en temporada, ¿cuáles cree que son los ingredientes para ser tan exitosa?

Varias cosas, sin duda. Muy buenas actuaciones, un gran ritmo de comedia, empatía con el espectador y un giro dramático muy actual y sorprendente que, de alguna manera, congela las risas y nos hace reflexionar después de haber disfrutado un muy buen momento.

¿En qué otros países se ha presentado esta obra?

En más de veinte países, entre los que puedo mencionar a España, Italia, Brasil, Uruguay, México y Estados Unidos.

En este tiempo de confinamiento en el que todo se volvió digital, ¿cómo fue el proceso para adaptar esta obra teatral a este nuevo formato?

En Argentina existe desde hace tiempo una plataforma de teatro, su nombre es Teatrix, y varios productores una vez terminadas las temporadas alojamos nuestros contenidos en esa plataforma, que en pandemia multiplicó sus usuarios.

Esta obra habla de tres parejas que asisten a terapia exponiendo sus conflictos, ¿qué encontrará el público colombiano en los personajes de esta obra?

Principalmente distintos colores de nuestras conductas, distintas características que hacen especial a cada pareja y el espectador se irá identificando y podrá reírse de sí mismo a través de las diferentes parejas. Claramente en Argentina nos gusta trabajar sobre los vínculos y disfrutamos como espectadores de los trabajos bien hechos, profundos y con humor.

¿Cómo fue el acercamiento del Teatro Nacional para presentar esta obra en Colombia?

Fue un contacto de un amigo y referente de las artes escénicas, Carlos Ligaluppi, quien fuera director del Teatro Municipal San Martín, quien me contactó con el Teatro Nacional sabiendo del interés de buscar contenidos. Como trabajo desde hace casi veinte años con el director Daniel Veronese, les ofrecí las obras que teníamos grabadas con buena calidad, cuatro cámaras y buen sonido, fundamental en estos tiempos digitales.

¿Esta obra puede servir como terapia de pareja y más en esta época de encierro?

No es el objetivo, es una comedia ingeniosa e inteligente que nos permite divertirnos y reflexionar sobre un tema grave de las sociedades. No pretende más que eso; sería exagerado, sin duda, aspirar a más.

¿Quiénes son los actores que hacen parte de esta versión de “Bajo terapia”?

Carlos Portaluppi, Mercedes Scapola, Héctor Díaz, María Figueras, Darío Lopilato y Manuela Pal, todos actores con extensa formación teatral.

¿Cómo fue el proceso de montaje de esta obra?

Fue un trabajo muy armónico. La posibilidad de trabajar con Matías del Federico, el autor, quien estuvo durante los ensayos, les permitió junto con Veronese terminar de escribir y seguir trabajando la dramaturgia hasta último momento. Desde lo actoral, Daniel es muy generoso y el grupo funcionó realmente muy bien, por lo que el trabajo fue fluido y efectivo.

En estos momentos de pandemia mundial, ¿cómo se está realizando teatro en Argentina?

En la actualidad, no hay autorización para hacer teatro ni siquiera sin público. Hay streamings de música y estamos a la espera de que autoricen los ensayos y la actividad sin público con protocolos. Es muy duro. Si se sigue extendiendo el tiempo, se corre el peligro de que se termine de romper el tejido de las artes escénicas y cierren muchos espacios valiosos. El Estado está presente y ayuda, pero lamentablemente nada alcanza. Ojalá la vacuna despeje el futuro de nuestras artes escénicas que, sin duda, son en vivo, presenciales; un espacio de reunión y comunión de los artistas y el público.

“Bajo terapia” está disponible, los viernes de agosto, a través de www.teatronacional.co.

Comparte en redes: