Así es la experiencia de visitar un spa en la actualidad

Noticias destacadas de Novedades

En tiempos de cuarentena, las emociones se han exteriorizado en dolores musculares y cansancio físico en general. Desde la reapertura de los spas, el pasado 10 de julio, estos centros de salud se han convertido en los aliados del bienestar de los colombianos. Conozca las nuevas reglas.

Los orígenes de los spas se remontan a la época romana. Hay quienes afirman que su génesis está relacionado con la localidad belga Spa, ubicada en la provincia de Lieja, famosa por sus aguas termales. Otros argumentan que el término es el acrónimo latino de la frase ‘salus per aquam’ que en español se traduce como salud a través del agua. Lo cierto es que independiente de sus comienzos, los spas se han convertido a lo largo del tiempo en espacios que generan salud y bienestar.

Sin embargo, en tiempos de cuarentena, muchos amantes de los servicios que brindan en estos espacios tuvieron que renunciar a sus gustos debido al cierre total de los establecimientos. La buena noticia es que desde el 10 de julio el Gobierno Nacional permitió su reapertura con ciertas exigencias en las medidas de bioseguridad.

De acuerdo con Andrea Gutierez, fundadora de Baw Thai Spa, “Nuestra reapertura fue la segunda semana de julio. Estamos operando con solo el 30% de nuestro personal (por turnos) en los horarios autorizados de 12:00pm a 9:00pm de martes a sábado y los domingos de 12:00pm a 6:00pm, estos horarios son temporales mientras terminan las restricciones impuestas por las autoridades”.

El primer spa tailandés de Colombia, ubicado en Bogotá, realizó diferentes procesos de bioseguridad COVID-19, que incluyen elementos desechables de uso único por persona como: sábanas, batas, polainas, gorros, bolsas, tapabocas nuevos por cliente y guantes. “Además de esto compramos lámparas de luz ultravioleta + ozono para desinfección de ambientes, eliminar bacterias, gérmenes y virus. Todos estos gastos generados por los protocolos de bioseguridad los asumimos al 100% para mantener los precios en nuestros servicios”, agrega Gutierez.

En cuanto a la experiencia de visitar el spa, los clientes deben tener en cuenta que solo atienden con cita previa, les envían unos protocolos de bioseguridad y un consentimiento informado donde cuentan cómo están de salud y si han tenido acercamiento con personas que hayan presentado síntomas de COVID-19.

Protocolos de bioseguridad

• Llevar lo estrictamente necesario, evitando paquetes y bolsas.

• Evitar el uso del transporte público antes de la cita.

• Asistir sin acompañante, excepto para adultos mayores y casos especiales.

• Es obligatorio llegar con tapabocas. Al ingreso de las instalaciones reciben una bolsa con cierre mágico en el que deben cambiarlo por uno nuevo que les obsequian.

• Los clientes deben ubicarse en las respectivas demarcaciones con el fin de respetar el distanciamiento social. 

• Deben llegar con 15 minutos de antelación para hacer el proceso de ingreso (toma de temperatura, desinfección de ropa, zapatos y cambio de tapabocas).

• Las áreas sociales (sala de té) se encuentran temporalmente fuera de servicio, así que la experiencia termina con una galleta de la fortuna a la salida.

Otro caso de éxito

Baw Thai Spa no es el único espacio de bienestar que ya está consintiendo de nuevo a sus clientes. En Norberto´s Spa también abrieron de nuevo sus puertas al público con todas las medidas de bioseguridad garantizando el cuidado de todos.

De acuerdo con su propietario, Norberto Muñoz, “Somos conscientes de que esta época de incertidumbre trae desafíos únicos para los salones de belleza y spas. Por eso trabajamos arduamente para cumplir con los dictámenes del Gobierno, capacitándonos en la aplicación de estos protocolos de salud”.

Protocolos que incluyen la desinfección a profundidad de las cabinas al iniciar y terminar el servicio, así como la desinfección del ambiente con amonio cuaternario al 2% y la protección dérmica, respiratoria y visual de los colaboradores. El proceso de la toma de temperatura se les realiza a todas las personas que ingresan a las instalaciones, así como la exigencia del lavado y desinfección de manos. Para asistir a un servicio los clientes deben sacar la cita solo por teléfono y tener en cuenta el pico y cédula.

De acuerdo con Norberto Muñoz, “Debemos prepararnos ya para vivir en este nuevo mundo. En momentos difíciles como el que estamos atravesando debemos ir retomando nuestras vidas, pero siempre cumpliendo con las normas impuestas por el Gobierno”.

Por su parte, Gutierez concluye que: “Un pájaro está a salvo en su nido, pero sus alas no están hechas para eso”.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.