Círculos restaurativos, un método para los conflictos en el ámbito escolar

Noticias destacadas de Novedades

Mediante cuatro sencillos pasos se puede dar solución a conflictos que hoy en día se viven en todo el mundo. Paola Andrea Torres, directora de bienestar escolar del Colegio Monterrosales Bilingüe, afirma que se necesita de tiempo y un facilitador para poder lograrlo.

Los colegios son el origen de una sana convivencia a través de modelos de escucha activa, aprendizaje de situaciones de conflicto y comunicación sin violencia que se pueden replicar en la sociedad.

La directora de bienestar escolar del Colegio Monterrosales, Paola Andrea Torres, indica que “los círculos restaurativos son procesos que conllevan a la construcción de capital social por medio de 9 fases que permiten solucionar o prevenir conflictos a través de la participación sana, teniendo en cuenta que en cada círculo restaurativo debe existir un facilitador que es quien dirige esta práctica de reeducación o saneamiento social”.

La Federación de enseñanza de Andalucía determina que “la construcción de un sistema de convivencia en los centros educativos no es tarea fácil. Se debe tener en cuenta que el aprendizaje y la convivencia están indisolublemente vinculados. Si no existe buena convivencia difícilmente se produce aprendizaje, pero si el proceso de enseñanza-aprendizaje está descontextualizado, carece de interés y genera apatía, la buena convivencia se aprende (desde la experiencia) pero también enseña (actitudes y disposición ante la vida que nos acerca a su vez a otros contenidos). Y se aprende a convivir interactuando, interrelacionándose, dialogando, participando”.

El Ministerio de Educación Nacional a través de la Ley 1620 de 2013, “reconoce que uno de los retos que tiene el país, está en la formación para el ejercicio activo de la ciudadanía y de los Derechos Humanos, a través de una política que promueva y fortalezca la convivencia escolar, precisando que cada experiencia que los estudiantes vivan en los establecimientos educativos, es definitiva para el desarrollo de su personalidad y marcará sus formas de desarrollar y construir su proyecto de vida”.

Actualmente se están viviendo momentos difíciles que pueden desencadenar conflictos en casa. En el Grupo Educativo Monterrosales, por ejemplo, ponen en práctica modelos preventivos y de solución enfocados en cada situación de conflicto en particular y restauración de la misma. Algunos de ellos son: prácticas restaurativas, parentalidad restaurativa, comunicación no violenta, construccionismo social, aprendizaje experiencial, círculos de paz, prácticas narrativas, acompañamiento personal y mediación de conflictos.

Es importante resaltar que el mundo sería muy diferente si se cumpliera con las cuatro claves que arrojan los círculos restaurativos:

1. Hablar desde el corazón

2. Escuchar desde el corazón

3. No planear las respuestas

4. Aprender de cada situación

El programa de círculos restaurativos aplicado en los colegios Monterrosales y MonteHelena ha sido acogido con éxito y más en estos tiempos de virtualidad, donde se realizan talleres entre toda la comunidad, “los estudiantes agradecen ese espacio porque en verdad se les escucha”, afirma Paola Andrea Torres Álzate.

Entre los beneficios de poner en práctica este tipo de modelo en el sistema educativo, está:

· Sanos ambientes escolares que disminuyen la posibilidad de bullying.

· Crecimiento de las relaciones entre estudiantes.

· Fortalecimiento de las relaciones entre funcionarios.

· Relaciones más saludables entre estudiantes y docentes.

· Desarrollo positivo de las relaciones entre los miembros de las familias de los estudiantes.

· Creación de ambientes convivenciales sanos.

· Aprendizaje de solución de conflictos para fomentar un mejor comportamiento ciudadano.

Comparte en redes: