¿Cómo influye la alimentación en las relaciones de pareja?

Noticias destacadas de Novedades

Estimular hormonas como las endorfinas y adoptar mejores hábitos alimenticios, son claves para ayudar a encontrar y mantener el equilibrio en una relación.

La vida en pareja, basada en la confianza y el amor, brinda beneficios, tanto físicos como emocionales, para las personas. Por ejemplo, la Fundación Española del Corazón, dice que los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares se reducen si en el entorno conyugal existen actos y palabras de afecto constantemente. Por otra parte, la Asociación de Ciencias Psicológicas de Estados Unidos asegura que vivir felizmente en pareja reduce las probabilidades de fallecer en los siguientes ocho años en comparación con los solteros o quienes conviven de manera conflictiva.

Para Clara Lucía Valderrama, integrante del Consejo Consultor de Dietistas de Herbalife Nutrition, tener una vida activa y saludable es un objetivo que se alcanza de manera más fácil si se tiene al lado a un buen compañero de vida. “En el momento de tomar la decisión de hacer cambios en el estilo de vida, la pareja puede ser clave para apoyar y ayudar a lograr las metas propuestas. Estudios demuestran que con el soporte de otras personas se puede ser más constante en las actividades”, comenta.

De acuerdo con el estudio The Influence of Partner’s Behavior on Health Behavior Change, adoptar hábitos saludables, como aumentar la actividad física, comer balanceado o perder hasta un 5% de sobrepeso, resulta más sencillo en compañía de la pareja. El documento también revela que dejar de lado prácticas como el tabaquismo, es más fácil si se tiene el apoyo de los compañeros sentimentales.

Ahora bien, por el lado de la alimentación saludable los beneficios no se quedan cortos. Empezando por el tiempo de calidad que se gana al realizar actividades como: diseñar menús juntos que respondan a las necesidades y gustos de cada uno, hacer la lista y el mercado en conjunto, preparar los alimentos para que sea más satisfactorio y compartir en el momento del consumo. De acuerdo con la especialista, esto ayuda a corregir los errores en la alimentación, los excesos de los alimentos menos nutritivos y a incluir aquellos que aportan más nutrientes. Asimismo, se puede establecer las porciones y los horarios buscando el mayor provecho para ambos.

Acoger este tipo de hábitos alimenticios saludables no solo genera cambios notables externos, sino que también estimula internamente una serie de hormonas que generan efectos muy positivos en las parejas como la endorfina, que es la hormona de la felicidad; la oxitocina, que es la del amor; la dopamina, que es la de la motivación; y, la serotonina, que es la de la tranquilidad. Estas son las cuatro hormonas más importantes para encontrar el equilibrio en la relación. Si las personas experimentan las sensaciones que producen estas secreciones, pueden llegar a sentirse más atraídos entre sí.

Las claves de Valderrama para estimular más este tipo de sustancias son las siguientes: “El consumo de chocolate negro con un mínimo del 70% de contenido de cacao puede ayudar a aumentar las endorfinas. El consumo de frutos secos, como las nueces y las almendras, está asociado con la producción de serotonina. Y la actividad física tiene el beneficio de ayudar a aumentar los niveles de dopamina y serotonina, dando sensación de bienestar”, explica.

Comparte en redes: