¿Cuál es la importancia del uso de protector solar?

Noticias destacadas de Novedades

Lo más recomendable es aplicarlo cada dos o tres horas, esto debe convertirse en una rutina diaria. La exposición al sol es necesaria hacerla de forma responsable y con todas las precauciones del caso para evitar la aparición de manchas u otras afecciones.

“A veces es extraño entender como todos tenemos claridad absoluta de la importancia de utilizar el protector solar, pero cada vez que le pregunto a mis pacientes si lo utilizan, algunos responden que sí lo usan y otros dicen que lo hacían, pero en la cuarentena dejaron de aplicarlo”, contó Alexandra Rada, experta en temas de salud y belleza.

Se debe resaltar que en el uso de protector solar, hacerlo solo en la mañana, no es correcto, ya que está comprobado por estudios científicos que el protector solar solo funciona por 80 minutos, por lo que es necesario utilizarlo al menos cada dos horas. Además, en caso de estar en casa o espacios interiores se debe emplear, ya que la luz de las pantallas, bombillos y otros, expone a la piel a la radiación UVB y UVA, lo que causa envejecimiento de forma prematura y más afectaciones.

Y es que la piel es mucho más que la capa que recubre todo el cuerpo, es el órgano más grande del ser humano, encargado principalmente de proteger de los agentes externos que puedan resultar dañinos como los elementos químicos, radiaciones, infecciones, etc. La piel regula la temperatura corporal y la pérdida de agua, permite la síntesis de la vitamina D y aporta el sentido del tacto.

El protector solar no solo se debe aplicar cuando se va de paseo, a la piscina, mar o clima caliente, porque uso diario es vital, igualmente existen momentos apropiados para todo, por ejemplo, tomar el sol en la mañana antes de las 10:00 a.m., que es fundamental para obtener la vitamina D. Si se tiene mucho contacto con el agua, se requiere ponerlo en repetidas ocasiones, debido a que el agua lo retira.

“En cuanto a la cara, la ausencia del retoque del protector, más el exceso de calor genera un efecto invernadero, que producirá aún más daño sobre la piel y es que la piel del rostro, es mucho más delgada y delicada que la del resto del cuerpo, pero existe una zona, muy riesgosa cuando se habla de cáncer de piel y es el cuero cabelludo, que nunca se protege”, explicó Rada.

Adicional, no cuidar adecuadamente la piel provoca manchas, que en ocasiones se logran disminuir, pero no quitarla del todo, porque la piel estimula la producción de melanina, pigmento que proporciona el aspecto bronceado y ayuda a protegerla de la radiación UV. A eso se suma que, de acuerdo con estudios científicos los casos de melanoma, el cáncer de piel más agresivo, aumentan un 10% cada año, por eso recomiendan el fomento de los hábitos de protección frente al sol y hacen un llamado a tomar conciencia de las consecuencias que la exposición excesiva del sol puede tener en la salud.

Un buen protector debe tener un SPF alto y en lo posible proteger de todos los espectros de radiación (UVB, UVA, IFR-A, HE-VL, IR-A). Así como adaptarse a las necesidades de cada piel en cuanto a textura y ser cómodo y agradable de usar para generar adherencia. Es de resaltar que existen fotoprotectores con vehículos o texturas específicas para todos los tipos de piel. Los hay en crema para pieles secas o maduras que requieren texturas más hidratantes; en fluido para pieles mixtas y secas; en bases acuosas para pieles mixtas y grasas; y minerales para pieles muy sensibles. También existen con activos específicos para diferentes necesidades como manchas y antienvejecimiento.

A propósito, por ser suscriptor Prémium, Súper Prémium y de la versión impresa de El Espectador puede obtener el 15% de descuento en valoraciones, tratamientos y productos de Sergio Rada Medicina Estética Especializada. Disfruta de nuestros beneficios haciendo parte del Círculo de Experiencias de El Espectador. Síguenos en redes y descubre todo lo que hemos preparado:

Comparte en redes: