Diez recetas con café para preparar en casa

Noticias destacadas de Novedades

Dependiendo de la ocasión, el lugar y el clima las personas pueden optar por una bebida caliente, fría y con más o menos ingredientes. Estas son algunas preparaciones ricas y fáciles para compartir en familia.

Según la Federación Nacional de Cafeteros, los europeos encabezan la lista de los mejores consumidores de café a nivel mundial con un consumo per cápita de 10 a 12 kg; en Colombia, esa cifra actualmente alcanza los 2,1 kg. Tomar café ha sido una tradición a nivel nacional desde hace mucho tiempo y en presentaciones muy diferentes. Según la persona, el lugar, la ocasión o la hora los consumidores eligen el tipo de bebida que quieren disfrutar.

Como un homenaje a la cultura cafetera colombiana, Carulla celebra los diez años de ‘Carulla es Café’ y para esto del 15 al 20 de septiembre realizará una feria de manera híbrida, es decir, físicamente desde sus almacenes y virtualmente a través de experiencias multiplataforma en donde los visitantes podrán acceder a recetas, clases con baristas, una playlist de Spotify y conversatorios en torno al café, entre otros.

Liliana Palma, experta en café para Carulla, recomienda diez recetas ricas y sencillas para preparar en casa y compartir un momento agradable en familia. Tome nota.

1. Espresso

Una de las bebidas más antiguas y clásicas del café desde 1906. Año en el que, durante la Feria Mundial en Milán, Luigi Bezzera y Disiderio Pavoni presentaron su máquina de café espresso, creación que significaría una verdadera revolución en la venta y consumo de café.

El espresso es un café fuerte de color negro muy aromático. Un espresso perfecto es servido con crema espesa de color dorado sobre la superficie. Si la crema es buena, el azúcar que se le añada flotará en la superficie unos segundos antes de que comience a bajar lentamente. El espresso es la preparación más importante, y es base para una amplia variedad de bebidas derivadas de esta especialidad.

2. Café americano

Esta es una de las formas más clásicas de consumir el café, es solo para personas que gustan de sabores ligeramente fuertes o con una buena presencia de sabor. Un café americano es básicamente un shot de espresso servido en una taza con agua caliente. Se trata de la bebida líder en ventas en el mundo y un método por excelencia para activar las mañanas.

3. Cappuccino

Un verdadero cappuccino es una combinación de espresso, leche vaporizada y espuma de leche en partes iguales.

Algunas historias dicen que el origen del café cappuccino puede remontarse al año 1683, cuando después de la batalla de Viena, los vieneses tomaron los sacos de café abandonados por los turcos y los prepararon. Para su sorpresa el café era demasiado amargo, por lo que para suavizar el sabor agregaron crema y miel, obteniendo un color café muy parecido al del hábito de los monjes capuchinos, y de ahí su nombre.

Caracterizado por la dulzura de su sabor, es muy común espolvorear polvo de cocoa, rallar chocolate negro y hacer figuras de arte latte sobre la espuma para hacer más atractivo el café.

4. Latte

Es uno de los más populares. Su preparación consta de 2 onzas de café espresso y 3 onzas de leche al vapor. Algunas personas lo prefieren con un poco de crema por encima. Algo que también está siendo tendencia es el arte latte, el cual consiste en crear diferentes figuras a partir de la leche vaporizada.

5. Moka (Mocaccino)

El café moka es el resultado de la unión de café y chocolate, es de origen italiano y es considerado una variante del cappuccino. El aroma que desprende y el sabor mezclado de estos dos elementos hacen del moka uno de los tipos de café más populares alrededor del mundo.

6. Caramel macchiato

Combinando el espresso, caramelo y la espuma de leche o leche vaporizada, con un poco de vainilla para agregar un sabor extra se produce un caramel macchiato.

7. Café helado con canela y leche condensada.

A la cafetera se le agrega unos palitos de canela al filtro. Cuando esté listo, poner hielo y agregar leche condensada en la parte superior.

8.  Frappuccino de arequipe.

El frappuccino es un cappuccino frío, ideal para darle frescura y sabor a los días calurosos, para lograr esta bebida solo hay que preparar el café y luego licuarlo con hielo, azúcar, una cucharada de leche en polvo y arequipe al gusto. Decorar con canela en polvo y un pirulín o bastón relleno de chocolate.

9. Smoothie de café

La dificultad de esta receta es prácticamente inexistente, solo se licuan dos cucharadas de café instantáneo, una taza de hielo, dos tazas de leche, dos bolitas de helado sabor a café y canela al gusto. Servir en pequeños vasos.

10. Café irlandés

Cuatro ingredientes: azúcar, whiskey, café y crema de leche son claves en la preparación del café irlandés, del que existen muchas historias sobre su creación. Algunos dicen que se empezó a servir en bares y hoteles de Dublín en los años treinta del siglo pasado, mientras otros testimonios apuntan a un hombre llamado Joe Sheridan quien trabajaba en el aeropuerto de la capital irlandesa. Él sirvió café con whiskey a unos viajeros norteamericanos en una helada mañana de invierno. Esos viajeros al regresar a Estados Unidos popularizaron esta bebida.

Comparte en redes: