Diseño y gestión de los sistemas logísticos

El reto de seguir apoyando el desarrollo económico

Noticias destacadas de Novedades

La crisis ocasionada por la pandemia mostró la importancia de estos sistemas, los cuales son claves en diferentes sectores económicos. Además, proporcionaron un impulso para digitalizar y automatizar las cadenas logísticas que ahora más que nunca deben innovar.

Hablar de logística para muchos puede ser un tema lejano y tedioso, pero en realidad impacta en la cotidianidad de cada persona, desde los alimentos que consume hasta las compras que realizan por internet. Y para los que son emprendedores y empresarios es un aliado clave para el buen funcionamiento de sus negocios. Además, los sistemas de logística en este tiempo de pandemia se han visibilizado por su aporte en la reactivación económica y ahora cumplen un papel fundamental en la distribución de las vacunas contra el COVID-19.

“La pandemia nos enseñó cuán dependientes somos de nuestros sistemas logísticos, cuyo funcionamiento a menudo damos por sentado”, señaló Marcus Thiell, coordinador académico de la maestría en Supply Chain Management, de la Universidad de los Andes, quien, en entrevista para El Espectador, habló de los retos y las oportunidades del sector en este 2021.

¿Cómo funciona el sistema de logística en Colombia?

Por un lado, existen sistemas de logística en Colombia que muestran altos niveles de desempeño, por ejemplo en campos como la logística de flores o en aspectos de seguridad. Por otro lado, también experimentamos en nuestra vida cotidiana atrasos en los envíos, altos costos logísticos o incluso la falta de disponibilidad de productos, lo que indica que existe el potencial de mejorar el desempeño.

¿Por qué es importante en el desarrollo de la economía?

El desempeño de los sistemas logísticos de un país puede impulsar el desarrollo económico o puede restringirlo, puesto que la logística apoya a las organizaciones, a las cadenas de suministro y a las industrias al influenciar una variedad de parámetros competitivos: costo, calidad, velocidad y agilidad, así como el impacto ambiental y social de nuestros sistemas económicos. Varios estudios muestran una relación positiva entre el desempeño logístico de un país y el PIB per cápita.

¿Cómo impacta la competitividad?

Con una perspectiva global o regional, los países compiten con sus capacidades logísticas, también con el propósito de atraer inversión. El país que pueda gestionar el flujo de productos e información con calidad alta, a tiempo, en la cantidad correcta, con la documentación correcta y a bajo costo monetario y costo externo tendrá argumentos importantes para atraer dicha inversión que, a su vez, también puede mejorar las exportaciones y/o reducir las importaciones.

¿Cómo ayudó a este sector la pandemia?

Se puede evidenciar un “apoyo positivo” a la logística que surgió de la crisis generada por la pandemia en el reconocimiento de la logística como un “servicio esencial”, lo que lleva a la discusión de si estos servicios son valorados de manera adecuada en términos de su contribución a la sociedad. La crisis de la pandemia finalmente nos mostró cuán dependientes somos de nuestros sistemas logísticos, cuyo funcionamiento a menudo damos por sentado. Y a pesar de las incertidumbres que aún permanecen en relación con las consecuencias de la crisis de la pandemia en la logística, esperamos que esta situación nos permita sacar las conclusiones correctas para el diseño y la gestión de los sistemas logísticos.

¿Qué papel desempeña la tecnología?

Los procesos logísticos se ejecutan con información y usando recursos. En este contexto, recursos tecnológicos como la analítica, la robótica y la automatización demuestran cada vez más su potencial de convertirse en alternativas competitivas en comparación con los recursos empleados tradicionalmente, incluyendo los recursos humanos. Estas tecnologías son productivas, confiables, no se “enferman”, son cada vez más fáciles de programar e incluso son flexibles.

¿Cómo va la digitalización?

Muchas tecnologías aún carecen de madurez, y algunos elementos de la cadena, por ejemplo el almacenamiento, están más avanzados que otros. Acá debemos considerar la inversión necesaria para digitalizar y automatizar las cadenas, que no todas las empresas pueden pagar. Asimismo, los empleados deben capacitarse para que puedan operar y mantener estas tecnologías.

En general, términos como “Logística 4.0” o “Digitalización de la logística” indican la dirección hacia una difusión esperada de más y mejor tecnología en las cadenas. La crisis de la pandemia proporcionó un impulso para digitalizar y automatizar las cadenas logísticas.

¿Cuáles son los retos para 2021?

Probablemente el mayor reto logístico para 2021 será el proyecto de distribución global y justa de las vacunas contra el COVID-19, y la velocidad, la calidad y el costo de las cadenas logísticas serán factores decisivos para lograr el resultado deseado. Un segundo reto, también relacionado con la crisis de la pandemia, será apoyar la recuperación de los mercados con niveles competitivos de desempeño del sistema logístico.

Como tercer reto, se puede mencionar la continua y estratégica tarea de mejorar el sistema logístico para apoyar el desarrollo económico de Colombia, impulsando el desempeño de procesos y recursos como la infraestructura, los recursos humanos y la tecnología.

Comparte en redes: