Día Internacional de la Alimentación

La batalla contra el hambre

Noticias destacadas de Novedades

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura, actualmente hay 2,7 millones de personas en Colombia que están en riesgo de desnutrición.

Cada año se conmemora el Día Internacional de la Alimentación, que fue proclamado en 1979 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO por sus siglas en inglés), cuya finalidad es crear conciencia en todo el mundo acerca de la seguridad alimentaria, combatir el hambre y la malnutrición.

Este año, se celebra en un escenario en el que los índices de desempleo, pobreza y malnutrición van en aumento a causa de la pandemia ocasionada por el coronavirus. Las cifras en Colomba no son alentadoras, según la FAO actualmente hay 2,7 millones de personas en Colombia que están en riesgo de desnutrición.

Estas cifras también las complementa el más reciente informe del DANE, que indica que antes de la cuarentena, el 88,9 % de las familias podían consumir tres comidas al día. Ahora, sólo el 68,1 % de los hogares colombianos disfrutan de esa misma cantidad. Ahora, el 29,2 % comen dos veces al día y el 2,6 % una vez al día. A su vez, según datos del Programa Mundial de Alimentos, en octubre de este año en Colombia 10.9 millones de personas tienen un consumo insuficiente de alimentos.

Una realidad que genera preocupación ya que la alimentación en la base de una buena calidad de vida y el desarrollo de un país. Según Martín Esdras, endocrinólogo “tener los nutrientes necesarios contribuye a tener un cerebro sano, huesos y músculos fuertes. Si esto no se puede asegurar, los niños y personas no podrán rendir de forma adecuada en actividades de la vida cotidiana”.

Por eso, promover y ayudar a mejorar la seguridad alimentaria es una de las prioridades y retos que se tiene en el mundo. En Colombia, por ejemplo, se han creado asociaciones y alianzas para ayudar a los más vulnerables y hacerle frente al hambre. La Asociación de Banco de Alimentos de Colombia (ABACO), en la dirección de Juan Carlos Buitrago, trabajan en varios temas de seguridad alimentaria y se especializan en la disminución de las pérdidas y desperdicios de alimentos. Pues en Colombia “se desperdicia una tercera parte de la producción total de alimentos. Aproximadamente son 9.7 millones de toneladas que se botan”, dice el director de (ABACO), quien explica, además, que desde la asociación tiene varias estrategias para reducir esta cifra y poder redistribuir alimentos en las poblaciones más vulnerables.

En ese contexto, el trabajo en equipo y las alianzas son una alternativa importante para enfrentar el hambre y mejorar la calidad de vida de las personas. Entre las estrategias que se tienen, salvar alimentos es de los retos diarios. ¿Y eso cómo lo hacen? En palabras de Juan Carlos Buitrago “vamos a empresas de retail e industria y recogemos alimentos próximos a vencer que luego redistribuimos a las personas lo necesitan”. Este año han salvado 38.000 toneladas de alimentos y siguen invitando a las empresas para que se sumen a la causa y hagan sus donaciones, que no solo son en el marco del Día Internacional de la Alimentación sino a lo largo del año.

En esta oportunidad y como es habitual, Alquería se ha comprometido a donar 10 millones de vasos de sus productos para ayudar a los colombianos. La donación se hace a través de ABACO para ayudar a las poblaciones más vulnerables. En el panorama actual, para la empresa láctea, es fundamental garantizar la provisión de vasos de salud, es decir, de leche o productos lácteos para todas las personas, en especial, aquellas que en estos momentos se encuentran en mayores dificultades.

“Hace 60 años, mi abuelo y mi padre crearon esta compañía con la premisa de una botella de leche, una botella de salud. Tener un vaso diario es fundamental para el desarrollo nutricional de cada persona. Por ello, nuestra prioridad es garantizar que cada una de las familias colombianas tengan este alimento a diario en su mesa y, de esta manera, la salud y el bienestar que necesitan para afrontar la situación actual”, señala Carlos Enrique Cavelier, Coordinador de Sueños de Alquería.

A estos esfuerzos se suman cientos de personas que, creen en el trabajo en equipo y alianzas estratégicas para salvar vidas y construir nuevas realidades, unas más solidarias y empáticas, las cuales en medio de la pandemia salieron a flote y con esa bondad sirvieron como herramienta para alimentar a quienes la estaban pasando en materia de nutrición. Colombia Cuida Colombia, es un buen ejemplo, quienes nacieron en medio de la pandemia para ayudar a quienes la estaban pasando mal y han venido construyendo y tejiendo redes solidarias que han permitido impactar de manera directa a 1.802.037 personas en condiciones de vulnerabilidad en más de 158 municipios del país, entregando así cerca de 39.946.492 kilos de alimentos.

María José Rubio, Promotora de Colombia Cuida Colombia señala que “si bien nacimos para resolver esa problemática generada por la pandemia, la iniciativa se extiende de manera indefinida como una gran alianza para tratar aquellas problemáticas sociales estructurales que tiene el país. Y en el marco del Día Internacional de la Alimentación nuestro llamado es para que la sociedad civil siga donando y juntos podamos evitar la desnutrición, que con la pandemia va en aumento y aunar fuerzas es lo mejor”.

Entre esos esfuerzos se suman las donaciones de Pomar, quienes en medio de la pandemia decidieron aumentar las donaciones para llegar a una mayor población. En ese sentido, desde marzo a través de los gobiernos locales y fundaciones, "Pomar ha distribuido más de 80 000 unidades de leche y derivados lácteos (avena y yogurt) a menores de edad y adultos mayores en municipios como Soacha, Cajicá, Zipaquirá, Nemocón, Tocancipá, Duitama y en los barrios Egipto y Kennedy en Bogotá. Aún seguimos con las donaciones para mejorar las condiciones de vida de las personas”, dice Nelson Molano, gerente general de Pomar.

Cada año la FAO elige un tema que es esta ocasión es “Cultivar, nutrir, preservar. Juntos. Nuestras acciones son nuestro futuro” el Día Mundial de la Alimentación hace un llamamiento a la solidaridad internacional para ayudar a todas las poblaciones, y especialmente a las más vulnerables, a que se recuperen de la pandemia, y a hacer que los sistemas alimentarios sean más resilientes y robustos para que puedan resistir el aumento de la volatilidad y de los choques climáticos, y ofrecer dietas saludables, asequibles y sostenibles para todos, y medios de vida dignos para los trabajadores del sistema alimentario.

Los agricultores, también son los protagonistas, los denominan esos héroes que hacen posible llevar comida a los hogares. Por eso, iniciativas como la de Yara en Colombia de ofrecer asistencia técnica y capacitación continua para que más de dos millones agricultores produzcan más y mejores alimentos, con una nutrición de cultivos balanceada es clave en ese frente conta el hambre. En palabras de Miguel Amado, Gerente de Agronomía de Yara Colombia, “nos enfocamos en prevenir y corregir las deficiencias de nutrientes en los alimentos, desde las fincas. Además, compartirnos herramientas digitales y fomentamos el uso de fertilizante eficientes, que permiten aumentar el rendimiento y calidad de las cosechas. En Colombia, más de la mitad de los cultivos presentan deficiencias de nutrientes; por eso es clave trabajar con los agricultores, para mejorar su paquete alimenticio: cultivos sanos nutren personas sanas”.

La reducción de desperdicios y sostenibilidad también juegan un papel importante, así qué como parte de las metas de Kellogg’s es: reducir el desperdicio orgánico en un 50 % en todas sus plantas alrededor del mundo, así como alimentar a 375 millones de personas necesitadas a través de donaciones de alimentos para fines del 2030. “Estamos comprometidos en ayudar a erradicar el hambre en Colombia y todo Latinoamérica, luchar contra el cambio climático y garantizar que haya suficientes alimentos nutritivos disponibles para todos, trabajando en toda nuestra cadena de suministro para reducir los desechos de la granja a la familia”, cuenta Alejandro Ortega, gerente general de la región Pacífico de Kellogg’s.

Todos los aportes suman por eso, en este día el llamado es para que más empresas, sociedad civil y fundaciones se sumen para combatir el hambre en Colombia. “Es importante destacar que el año pasado 25.000 toneladas de alimentos rescatados el 40 % fueron donados por la industria y de esos 25.0000, 4.200 por los retails del país. Reconocemos ese compromiso por mitigar el hambre y cuidar la salud de los más vulnerables”; puntualiza Juan Carlos Buitrago, director de ABACO.

Algunos programas que se suman para mitigar el hambre

Cuenta con 5

El propósito del Programa Cuenta con 5 de Amway es proporcionar los nutrientes y vitaminas necesarias para un adecuado crecimiento y desarrollo de la población infantil disminuyendo los índices globales de malnutrición en población entre los 6 meses a 5 años, mediante la donación de un producto ideal para este fin, en alianza con 27 organizaciones humanitarias a nivel global, así como la contribución de los Empresarios Amway y todos los voluntarios que se han sumado a esta causa.

Más de 14 países son beneficiados del programa, entre ellos, Colombia, México, Guatemala, Honduras, Ecuador, así como otros países como India y África. En centro América anualmente se benefician más de 46 mil niños puntualmente de Honduras con el programa Little Bits y en Colombia ya se han logrado impactar en esta primera fase de implantación local a más de 800 niños del Caribe, Antioquia y la capital colombiana.

Buen Provecho

En Alpina somos conscientes de nuestra capacidad de aportar a la nutrición de los colombianos y por esto desde hace años tenemos acciones, alianzas y proyectos para poder beneficiar a poblaciones vulnerables que lo necesitan. Llevamos cinco años implementando nuestro proyecto Buen Provecho, y con este hemos desarrollado todo un eje de donación de alimentos en todas nuestras sedes a través de una alianza con la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia (ABACO). . En el 2019, donamos más de cuatro millones de unidades de producto, las cuales beneficiaron a más de 120.000 personas y en el 2020, a la fecha hemos entregado más de cinco millones de productos alineados a esta causa.

Adicionalmente, durante la pandemia aumentamos los esfuerzos y las alianzas para responder ágilmente a las necesidades que esta situación ha causado en muchas poblaciones. Por esto, nos hemos aliado con la Cruz Roja Colombiana, la Defensa Civil, el Banco de Alimentos, la Secretaría de Salud, las Fuerzas Militares y algunas Fundaciones para entregar productos con alto valor nutricional a quienes más lo necesitan. Un ejemplo de esto ha sido la donación de bolsas de leche (más de 290.000 bolsas de 1.1L) en lo que va corrido del año, se han cubierto las necesidades de proteína de un día para aproximadamente 186.588 personas y de calcio para 333.819 personas.

Comparte en redes: