Seis pasos para recuperar la tranquilidad financiera

Noticias destacadas de Novedades

Danilo Raymond Santamaría, experto en temas de finanzas personales, da algunas recomendaciones que pueden ser útiles a la hora de mejorar la administración del dinero que se obtiene. Pagar todo lo que se pueda por encima de la cuota mínima mensual que establezca una entidad crediticia, hace parte de la lista.

Para muchas personas es un problema el hecho de no saber cómo manejar las finanzas y más cuando se han adquirido algunas deudas que ocupan la mayor parte del sueldo o también en aquellos casos en los que no se tiene claro en qué invertir el dinero para obtener un alto rendimiento.

“La verdad es que para una persona que no tiene orden, ganarse la lotería o hacer la inversión más extraordinaria solo es una solución temporal; tarde o temprano, el desorden financiero hace que la angustia regrese a su vida”, indicó Danilo Raymond Santamaría, experto en finanzas personales y mentor financiero en Making People.

Según Raymond Santamaría para mantener tranquilidad financiera es necesario gastar ordenadamente, ahorrar con disciplina y endeudarse poco. Las personas suelen acudir a al mercado extrabancario a pedir préstamos rápidos, pero a unas tasas de interés que terminarán desangrando la economía de la familia y restando tranquilidad en el futuro.

El experto en finanzas personales da cinco recomendaciones básicas para lograr tener equilibrio entre los gastos, inversiones y lo que se gana, con el objetivo de aliviar el flujo de caja y recuperar la tranquilidad.

Ordenar las deudas

Cuando el pago de las deudas representa más del 30% de los ingresos mensuales, la tranquilidad ya está de salida. Encontrar el plazo y la tasa de interés adecuados de manera que el pago de las deudas mensuales use como máximo el equivalente al 20% de los ingresos devolverá la tranquilidad. Hay que evita buscar consejo en personas que tengan un interés creado en las recomendaciones que dan.

¿Cómo usar el dinero?

Desde antes de empezar el mes debe tener claro qué porcentaje de dinero usará para el ahorro, pagar deudas y gastos. Si no tiene un ingreso fijo este parámetro ayudará a salir a buscar el dinero que necesita. En caso de poseer ingreso fijo, esta medida es una guía para que no hacer un mal uso del dinero.

Una persona debería usar como mínimo un 10% de su ingreso mensual para su ahorro, máximo un 20% para cubrir sus cuotas de deudas y el 70% para cubrir sus gastos. Este parámetro es totalmente personal y varía dependiendo de variables como edad, estado civil y obligaciones. Una persona joven con pocas obligaciones podría tener menor margen de gastos.

Incorporar la disciplina del ahorro.

El primer pago que debe hacer todos los meses es al ahorro. Después si puede gastar. Es relevante llevar el ahorro a una cuenta o bolsillo separado del dinero para gastar. Se debe evitar gastar el dinero ahorrado.

Establecer los gastos

Gastar con la realidad actual, es una clave. Determinar el porcentaje de los ingresos mensuales que se usarán para pagar gastos; no salirse de ese lineamiento es el gran secreto y está en la disciplina. Además, gastar utilizando el crédito para cubrir esos gastos lleva a crear una bola de nieve, que no permitirá cumplir con las metas propuestas.

Inversión con inteligencia

La inversión que fue buena para un compañero de trabajo no necesariamente va a ser buena para todos. Las inversiones que más rentan generan generalmente son las que implican más riesgo.

¿Cómo manejar las deudas?

El elemento de un crédito que más alivia el flujo de caja es el plazo: a mayor plazo menor cuota mensual. La solución está en una deuda en más cuotas y pagar todo lo que se pueda por encima de la cuota mínima mensual que establezca la entidad crediticia.

Disfruta de nuestros beneficios haciendo parte del Círculo de Experiencias de El Espectador. Te invitamos a que te suscribas en cualquiera de nuestros paquetes digitales. Síguenos en redes y descubre todo lo que hemos preparado:

Comparte en redes: