Salud

Telemedicina, una opción que crece en Colombia impulsada por la pandemia

Noticias destacadas de Novedades

Una sola plataforma atiende en promedio 7.000 consultas mensuales. Durante los meses de cuarentena y distanciamiento han asesorado con más frecuencia por alteraciones músculo esqueléticas, cefaleas, controles médicos por enfermedades crónicas, aparición de lesiones cutáneas de diferentes etiologías y ansiedad.

Pocas veces nos imaginamos una consulta médica por teléfono y menos a través de una pantalla de computador o teléfono celular. Parecía una escena sacada de serie de televisión infantil de los noventa, pero la pandemia cambió todos nuestros comportamientos posibles y ahora esa es una práctica habitual. Y en esta nueva realidad las plataformas que prestan estos servicios no solo se dispararon sino que los demás protagonistas del sector tuvieron que aprender rápidamente de ellos.

“Las consultas más frecuentes van desde alteraciones músculo esqueléticas, cefaleas, controles médicos por enfermedades crónicas, aparición de lesiones cutáneas de diferentes etiologías, síntomas gastrointestinales no complicados; otros desean chequeo general, que se les practiquen algunos paraclínicos con el fin de saber que todo se encuentra en orden. También consultan por dudas sobre la utilización de fármacos, lectura de exámenes, además ante la necesidad de atención rápida por especialistas y para valoración pediátrica”,cuenta Luisa Gómez, directora del área clínica de Dr Click.

Esta plataforma, mediante un teléfono móvil o computadora con acceso a internet, hace posible la realización de consultas con cualquier médico especialista, sin la necesidad de ir a un consultorio. Cuentan con especialistas en pediatría, nutrición, medicina interna, familiar, medicina física y del deporte, dermatología, psicología y odontología general. Durante la pandemia se han aumentado las consultas por psicología, sobre todo para el manejo de trastornos de ansiedad que son cada vez más comunes. “Nuestra sociedad está más consciente de la importancia de la correcta alimentación y del autocuidado, por lo cual las valoraciones por nutrición están en aumento”, apunta.

En octubre de 2019 se expidió la resolución 2654 donde se reglamentó la ley 1419 de 2010 que estableció los lineamientos para desarrollar la telesalud y establece los parámetros para la práctica de la telemedicina. Una práctica que seguirá creciendo si lo que se busca es que la gente evite salir de sus casas con el objetivo de prevenir un contagio.

Según la resolución, el fin de la telemedicina es buscar mejorar el acceso, la resolutividad, la continuidad y la calidad de la atención clínica, impactar la salud pública y la educación para la salud mediante el uso de tecnologías de la información y las comunicaciones. Además, de optimizar la prestación del servicio en cualquiera de sus fases: promoción, prevención, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y paliación.

Las consultas constan de una valoración en la modalidad de chat, video, audio IP o audio. En la valoración inicial conocen al paciente, se crea la historia clínica y se resuelve el motivo de la consulta. Los exámenes físicos se hacen por medio de vídeo, imágenes e incluso por audio. Sin embargo, de ser necesaria una valoración presencial la garantizan con el especialista indicado.

Entre los complementos de la valoración del paciente se pueden solicitar paraclínicos, imágenes y pruebas diagnósticas. “Tenemos una experiencia de seis años en República Dominicana y de tres años en Brasil. Atendemos en promedio 7.000 consultas mensuales”, aseguró Gómez.

Las ventajas de la telemedicina son varias: la atención médica todos los días de la semana, rapidez y conveniencia, se puede hacer prescripción de medicamentos, los centros médicos se ven beneficiados ya que solo atienden casos de estricta emergencia, una herramienta para pacientes con movilidad reducida y escalabilidad de la atención. “Un médico puede revisar muchos más pacientes por telemedicina que los que lograba atender de forma presencial”, afirmó Ricardo Ariza, gerente general.

En la resolución 2654 de 2019 se estableces que “el prestador debe contar con infraestructura tecnológica, garantizar confidencialidad y seguridad de la información, además pueden usar métodos de comunicación sincrónico o asincrónico, incluir prestación de servicios a usuarios ubicados dentro o fuera de las instalaciones del prestador y el profesional en autonomía determina si usuario requiere atención presencial”.

Entre los retos que tiene la telemedicina está la resistencia de algunos segmentos de la población, tanto doctores como pacientes a usar las nuevas tecnologías, la seguridad de la información de los pacientes y limitaciones de atención que únicamente se realizan de manera presencial.

La plataforma ofrece atención médica virtual las 24 horas del día, así las cosas, garantizan la atención a corto plazo en los casos de medicina general y psicología; para otras especialidades médicas, en caso de no contar con disponibilidad inmediata, lo que hacen es indicarle al paciente que dentro de las 24 horas siguientes a la solicitud obtendrán la citación, dependiendo de la disponibilidad de la agenda.

“El personal asistencial cuenta con todos los requisitos exigidos por el Ministerio de Salud y de Protección Social para ejercer la profesión en el país. Contamos con un importante equipo creativo, disciplinado, con habilidades para el manejo de las diferentes tecnologías y sobre todo con calidez humana, para garantizar a los pacientes una atención segura y de excelente calidad”, puntualizó Gómez.

El Espectador está promoviendo su suscripción digital Prémium y para las primeras 1.000 personas que tomen este plan recibirán un acceso ilimitado a telemedicina a través de la aplicación Dr. Clik. Para más información ingrese: ofertas.elespectador.com

Comparte en redes: