Por: Antonio Casale

A 15 días de la verdad

Se acerca la jornada eliminatoria que definirá en buena manera la clasificación a Rusia. Hay que conseguir cuatro puntos de 12 posibles. Al frente el equipo de todos tendrá a tres equipos eliminados (Venezuela, Brasil, Paraguay y Perú) y uno clasificado, Brasil. Todo esto en dos jornadas dobles que se jugarán en poco más de un mes. Pero concentrémonos en los dos juegos que vienen. Venezuela de visitantes y Brasil en Barranquilla.

Ya es hora de perderle el miedo a Venezuela. Hay que mirarlos con respeto como a cualquier rival pero sin perder de vista su tamaño. Son últimos de la eliminatoria y jugarán lo que queda de campeonato terminando de formar a la exitosa base que fue finalista en el mundial sub 20. No se trata de quitarles méritos. Indudablemente están construyendo una base para el futuro que entre otras cosas Colombia no tiene. Eso sí, el retiro de Guerra y Seijas de la vinotinto les quita parte de la cuota de experiencia. Pero esta generación de nuestra selección es superior hombre por hombre, por fútbol y por experiencia. Claro que en la cancha habrá que demostrarlo.

Después vendrá Brasil. El mejor seleccionado del mundo hoy por hoy con todo su arsenal, encabezado por Neymar, Marcelo, Dani Alves, Coutinho, Paulinho, Renato Augusto y Gabriel Jesús. De la mano de Tité el pentacampeón del mundo encontró la calma que se había perdido hace varios años. La inclusión de Gabriel y Marcelo así como la confianza en Paulinho han sido vitales para reencontrarse con la alegría a través de un juego ofensivo en el que la pelota se pone al piso pero las progresiones son rápidas y temerosas. El regreso de Marcelo, inexplicablemente ninguneado por Dunga, le ha aportado salida por izquierda y esta, complementada por la diestra de Dani Alves, meten miedo. No importa que ya estén clasificados. Brasil se prepara para ir a ganar en Rusia.

Lo anterior al mismo tiempo representa una gran oportunidad para el equipo de todos. Ya es hora de ganarle a un grande y sellar la clasificación ante Brasil representaría un gran envión anímico para lo que viene.

Si se confirma la noticia que entregó el sábado en Blu radio Javier Hernández en torno a que la recuperación de James ha sido más rápida de lo esperada y estará en la jornada, Colombia solo tendría la baja sensible de Mina en cuya posición hay por fortuna varios repuestos de lujo.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Antonio Casale

La Copa Davis y Twitter

La ex de mi amigo

Sueños cumplidos pero...

Salida indecorosa, futuro incierto

Técnicos extranjeros en la Liga