Por: Felipe Zuleta Lleras

Abadía al ataque

¿RECUERDAN USTEDES LA FAMOSA tutela de primera instancia que atacó una decisión del procurador general, mediante la cual había destituido al entonces gobernador del Valle Juan Carlos Abadía? Esa tutela generó en su momento todo tipo de publicaciones, pues no solo fue expedida con una rapidez sorprendente, sino que ordenaba la restitución de Abadía en su cargo.

Ésta debió ser decidida en segunda instancia por la magistrada del Consejo Superior de la Judicatura doctora María Mercedes López. Como correspondía, si se trataba de fallar en derecho, la magistrada revocó la decisión del juez dejando en firme la merecida destitución de Abadía. Pero el tema no acabó allí. Las huestes de Abadía empezaron una batalla en contra de la magistrada López, ante la Comisión de Acusaciones, para que la investiguen y la sancionen. En este oscuro episodio en la Comisión han pasado varias cosas que podrían bordear los límites del Código Penal.

De conformidad con el artículo 331 de  la Ley 5 de 1992, la Comisión de Acusaciones tiene dos días para repartir una queja o denuncia a partir del momento de la radicación de ésta. A la fecha hay cientos de quejas esperando para ser repartidas, pero miren lo curioso. De las 15 quejas que se han presentado en contra de la magistrada López, de manera expedita cuatro le cayeron, dizque por reparto, al representante Heriberto Escobar González.

Qué “casualidad” que el elegido sea este congresista quien fue asistente de Abadía cuando era diputado, laboró como asistente de Abadía cuando fue concejal y fue asesor de Abadía cuando fue gobernador. Una relación de amistad más estrecha sería difícil de probar.

Estos hechos han sido fehacientemente demostrados por la Procuraduría. Sin embargo, a pesar de que la magistrada lo ha recusado y el ministerio público le ha ordenado declararse impedido, el representante no lo ha hecho, argumentando toda clase de leguleyadas.

Si estas pruebas no son contundentes para que el hoy acucioso investigador no se declare impedido, estamos entonces frente a un posible prevaricato, en caso de fallar en contra de la magistrada López.

Este caso equivaldría a que un representante a la Cámara, llevado allí por el hoy detenido Juan Carlos Martínez, investigara a un magistrado de la Sala Penal de la Corte por haber procesado al propio Martínez, tan amigo, avalador y controlador de la gestión del exgobernador Abadía. Por eso llamamos la atención a la H. Corte Suprema de Justicia para que ponga sus ojos sobre este aberrante caso, pues podrían ser ellos mismos en un futuro las víctimas de este tipo de argucias. Abadía, pues, tiene ahora un verdugo a su servicio, verdugo al que no podemos quitarle los ojos de encima.

Notícula: En buena hora el representante Germán Navas le abrió los ojos al país sobre tipificarles delitos a los periodistas en la ley de inteligencia por publicar informaciones reservadas, haciendo además recular al Gobierno. ¡Bien por el Dr. Navas!

Twitter @fzuletalleras

---------------------------e amistad más estrecha sería difícil de probar.

Estos hechos han sido fehacientemente demostrados por la Procuraduría. Sin embargo, a pesar de que la magistrada lo ha recusado y el ministerio público le ha ordenado declararse impedido, el representante no lo ha hecho, argumentando toda clase de leguleyadas.

Si estas pruebas no son contundentes para que el hoy acucioso investigador no se declare impedido, estamos entonces frente a un posible prevaricato, en caso de fallar en contra de la magistrada López.

Este caso equivaldría a que un representante a la Cámara, llevado allí por el hoy detenido Juan Carlos Martínez, investigara a un magistrado de la Sala Penal de la Corte por haber procesado al propio Martínez, tan amigo, avalador y controlador de la gestión del exgobernador Abadía. Por eso llamamos la atención a la H. Corte Suprema de Justicia para que ponga sus ojos sobre este aberrante caso, pues podrían ser ellos mismos en un futuro las víctimas de este tipo de argucias. Abadía, pues, tiene ahora un verdugo a su servicio, verdugo al que no podemos quitarle los ojos de encima.

Notícula: En buena hora el representante Germán Navas le abrió lo

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras

Estudien, vagos

La legalización de la marihuana

Corrupción en la agenda

Populismo barato

Transmilenio por la séptima