Aborto en Colombia: una oportunidad para avanzar

Noticias destacadas de Opinión

Hace poco llegaron dos demandas a la Corte Constitucional que pretenden que se castigue con cárcel a todas las mujeres y niñas que abortan en Colombia. Una exige cambios en el Código Penal, que hoy tipifica el aborto como un delito pero excluyendo las tres causales que estableció la Corte en 2006: cuando pone en peligro la salud física o mental de la mujer, malformación incompatible con la vida extrauterina y violación. La segunda es contra unos artículos del Código Civil que afirman que las personas adquieren personalidad jurídica a partir de su nacimiento, es decir, que para ser ciudadano o ciudadana primero hay que nacer.

La demandante es la abogada Natalia Bernal Cano y sus argumentos son disparatados. Por ejemplo, dice que “mientras exista libertad de abortar, habrá mayores libertades a los violadores para violar a mujeres y menores de edad que pertenecen al núcleo familiar. (…) El violador es irresponsable cuando el Estado permite el aborto, pues sabe que no tendrá hijos que le reclamen obligaciones de paternidad responsable”. Es decir, que las niñas víctimas de incesto deben ser condenadas a la maternidad forzada para castigar a su agresor. Además de usar pésimos argumentos, Bernal se ha dedicado a hostigar con más de 35 correos a los y las magistradas, quienes también empezaron a recibir cadenas de oración vía sus números privados de WhatsApp.

A pesar de que las demandas están llenas de afirmaciones sin sustento, la Corte va a revisar el tema en Sala Plena, a partir de una ponencia a cargo del magistrado Alejandro Linares. La Corte vuelve sobre este tema porque, 14 años después de la sentencia C-355/06, aún hay muchísimas barreras para la implementación de este derecho, y lo que se espera es que la ponencia del magistrado Linares ayude a avanzar el derecho al aborto (que ha sido reiterado en múltiples sentencias), para que sea totalmente libre en los primeros tres meses de embarazo. Más del 90 % de las mujeres que deciden practicarse un aborto lo hacen durante el primer trimestre, pero muchas no conocen las causales y eso dificulta el acceso a este derecho y lleva a muchas a recurrir a abortos inseguros. Al eliminar las causales en el primer trimestre, el acceso será más fácil, pero es crucial mantenerlas para el segundo y tercer trimestre para que no se limite el derecho de mujeres y niñas que más lo necesitan, por ejemplo: aquellas que viven en zonas rurales y se demoran semanas en llegar a un puesto de salud, las niñas que sufren violaciones sistemáticas desde antes de tener su primera regla y ni siquiera saben que están embarazadas, o las mujeres con embarazos inviables cuyos problemas suelen detectarse en el segundo o tercer trimestre. Otra razón importante es que los estándares internacionales han avanzado para proteger los derechos de las mujeres: por ejemplo, en 2012, en el caso Artavia Murillo contra Costa Rica, la Corte Interamericana de Derechos Humanos aclaró que la protección de la vida desde la concepción no es absoluta y que no puede usarse para restringir desproporcionadamente otros derechos. Y el año pasado, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Cedaw) recomendó a Colombia hacer una despenalización más amplia del aborto para eliminar las barreras de acceso que enfrentan las mujeres. En palabras de la abogada Mariana Ardila, de Women’s Link, la Corte puede “reabrir el debate para avanzar, pero no para retroceder”.

Estamos en un momento histórico pues nunca habíamos tenido tantas magistradas en la Corte, magistradas que han dado muestras de proteger los derechos de las mujeres, y sus votos pueden ser decisivos para garantizar el derecho al aborto libre para todas. Aunque esto parece un ataque al derecho al aborto, en realidad es una oportunidad. Lo peor que puede pasar es que la Corte deje las cosas como están, pero las mujeres y niñas queremos y merecemos más: queremos poder decidir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas sin arriesgar nuestra salud o nuestra dignidad.

@Catalinapordios

Comparte en redes: