Por: Nicolás Rodríguez

Acevedo y los derechos humanos

El problema ni siquiera es la pertenencia a la Coalición Internacional de Sitios de Conciencia. El director del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) puede pasarse por la faja esa y otras organizaciones, que de seguro le resultarán demasiado progres.

Otra cosa bien distinta es que no comparta el horizonte normativo que define a los interesados en hacer parte de una red como esa. Si ese es el caso, si la dirección de la entidad nacional encargada de administrar la memoria no ve colectivos de interés para Colombia en esas otras organizaciones, el problema se agrava.

Pues de lo que se trata la mencionada Coalición es de un conjunto de espacios dedicados a apoyar la búsqueda de la verdad y la justicia en contextos de transición. No verle el lado positivo a la membresía en tal grupo es, como mínimo, parroquial. En vez de asumir que Colombia es un país diferente y único, conocer otras experiencias de dolor ayudaría a integrar nuestras historias de victimización en relatos globales menos esencializantes. Eso, solo para empezar.

Después está el tema de fondo y es que estos grupos organizados en torno a la recuperación de las memorias de pasados difíciles tienen un norte que va más allá de membresías y filiaciones. Hay un lenguaje común, un lugar de encuentro, un anhelo compartido. El director del CNMH puede ser todo lo ambiguo que quiera frente a si hubo un conflicto armado, varios o ninguno, pero no podrá hacerles el quite a los derechos humanos. Es más, eventualmente tendrá que dar el debate sobre cuál es el uso que les darían los militares a esos derechos humanos.

El dilema ante el que está Darío Acevedo crece si consideramos que las comunidades locales ya se relacionan con las que están afuera. A veces, para recibir lecciones, pero en ocasiones, también para impartirlas, para participar activamente en la producción de conocimiento sobre lo que son y deberían ser los derechos humanos.

904604

2020-02-15T00:00:05-05:00

column

2020-02-15T00:30:01-05:00

[email protected]

none

Acevedo y los derechos humanos

30

2015

2045

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Nicolás Rodríguez

Adiós a la guerra contra el coronavirus

Miscelánea

Continuará

La vaca surrealista y el “Ñeñe”

Sus muertos vengo a ofender