Por: Indalecio Dangond B.

Al oído del MinTIC (i)

Entre tantos desaciertos que ha tenido el presidente Juan Manuel Santos en su mandato, la escogencia del equipo de gobierno ha sido su talón de Aquiles, a excepción de los ministros de la cartera de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (TIC).

De lejos, Diego Molano y David Luna han sido los ministros (dentro del gabinete) con los mejores logros en estos siete años de la era Santos. 1.075 municipios conectados por fibra óptica, diez cables submarinos, 47 zonas apartadas del país conectadas con Internet inalámbrico, 123.000 hogares conectados con tarifas sociales de internet y 6.755 kioscos “Vive Digital”, son en otros, resultados contundentes logrando posicionar a Colombia, como país líder en América Latina en accesibilidad de internet móvil. Así, lo acaba de confirmar el Affordability Drivers Index 2017.

Esto quiere decir que, los consumidores en Colombia pagamos un precio efectivo por minuto menor al de otros países de la región (como Brasil, Argentina, Chile y Perú) y estamos por encima de esos países en materia de consumo promedio de minutos por mes. Claramente, la subasta de espectro 4G del 2013, a pesar de haber sido cuestionada, logró expandir el mercado de Telecomunicaciones móviles de 4 a 9 operadores relevantes (6 de red con espectro y 3 de móviles virtuales) en los últimos cuatro años.

Estos resultados de la cartera MinTIC, han permitido que los colombianos seamos más eficientes y dispongamos de más tiempo para mejorar nuestra calidad de vida. Gracias a la tecnología que tenemos en nuestro país, hoy disponemos de muchas plataformas tecnológicas que nos permiten -a través de celulares y PC-, enviar confiadamente a nuestros hijos al colegio (caso Uber), evitar los trancones en las ciudades (caso Waze), pagar los servicios públicos y realizar transacciones financieras sin tener que hacer cola en el banco, planear un viaje con las tarifas más económicas del mercado, enterarnos en tiempo real de las noticias y aumentar la competitividad de nuestros negocios.

Advierto, que no conozco al exministro Molano ni al ministro Luna, y así como reconozco sus importantes logros, debo advertir sobre algunas desacertadas y tardías decisiones que pueden dar al traste con los buenos resultados logrados hasta el momento.

El primer preaviso, tiene que ver con la desaceleración de la industria de las telecomunicaciones. Estamos viendo los primeros síntomas de contracción en la inversión de este sector. Según cifras oficiales, desde el 2015 para acá, el sector presenta crecimientos negativos del -2%, los ingresos corrientes muestran un decrecimiento preocupante del -21% y la inversión se ha reducido a la mitad, pasando de valores cercanos al 20% en el 2013 a al 10% en el 2016.

Esta situación puede empeorar, debido a que en la pasada Reforma Tributaria, tomaron la desacertada decisión de incrementar el IVA en 3 puntos porcentuales a los servicios de comunicaciones móviles y extendieron el impuesto al consumo para los servicios de datos móviles. Lo más grave de este asunto, es que con el recaudo de esos impuestos pretenden capitalizar la empresa Colombia Telecomunicaciones (Coltel), en la cual los españoles tienen el 67.5% de la participación.

Existen otras preocupantes decisiones en curso, las cuales analizaré en la próxima columna.

* Consultor.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Indalecio Dangond B.