"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 3 horas
Por: Gonzalo Silva Rivas

Alzando vuelo

Desde comienzos de la década de los 90, cuando Colombia tomó la pista de despegue dentro del proceso de integración y flexibilización del tráfico aéreo que para ese entonces prendía motores en América Latina, la conectividad del sector en el país registra un crecimiento sostenido, con incrementos positivos en la llegada de visitantes extranjeros.

El segundo semestre de este año pinta bien. Arranca con dos rutas nuevas, significativas ambas porque abren las puertas a un par de mercados europeos neurálgicos, tanto por la significativa colonia de nacionales que se mueven a través de ellos como por las potencialidades que generan para atraer importantes focos de inversión y de turistas.

La aerolínea oficial portuguesa TAP inaugurará el próximo martes una ruta directa entre Lisboa y Bogotá, como parte de su proceso de expansión por los vecindarios de este continente, en los que hasta ahora opera una decena de ciudades estadounidenses y brasileras. La compañía lusitana cubre un entramado de 35 países y 78 destinos, y como lo augura su representante en Colombia, Carlos Valbuena, semanalmente le abrirá las puertas a un millar de residentes europeos para que visiten y conozcan a una Colombia que se pone de moda en Portugal y que tiene valor para sus intereses económicos.

Avianca, por su parte, tras trece años de suspensión, retomará su emblemática ruta entre Londres y Bogotá, cuya ausencia resultaba notoria para atender una progresiva demanda entre dos destinos que han fortalecido su comercio y su turismo. Con cuatro vuelos por semana, el Reino Unido, tercer emisor de turistas en el mundo, será la segunda nación europea con vuelos directos operados por la misma aerolínea, después de España.

Pero el horizonte es más amplio de lo que se cree. En posición de despegue hay nuevos jugadores empresariales y otros buscan posicionarse. La venezolana Avior conectará a la capital con Isla Margarita, Valencia y Maracaibo; Viva Colombia, la low cost criolla, se internacionalizará con la apertura de plazas en México y Panamá; Copa refuerza su trayecto con República Dominicana; Iberia prepara rutas desde Amsterdam y Atenas, y la Turkish Airlines organiza el carreteo de sus aviones desde la misteriosa Estambul. Otras compañías, como American, United, JetBlue, KLM y Blu Sky de Islas Caimán, también ultiman detalles para desembarcar o añadir nuevos destinos hacia el país.

Aunque el aumento no responde a un modelo estratégico del sector sino a la firma de acuerdos de tipo comercial, Colombia le sigue abriendo espacio a la conectividad y hoy en día supera las 860 frecuencias internacionales por semana, gracias a la presencia de una veintena de aerolíneas que alzan vuelo para completar la meta de 4 millones de turistas.


[email protected]
 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Gonzalo Silva Rivas