Ángeles en bicicleta

Noticias destacadas de Opinión

Tengo amigos de la Nueva Era, lo confieso. Les gusta el piano descafeinado, estilo Clayderman, y el verbo «plasmar». Hablan de ángeles, energías, horóscopos y eneagramas y de entidades ectoplasmáticas. Quisiera evitarlos, pero no se puede exigir mucho ahora. Los amigos sensatos están encerrados y afuera solo encuentro a estos lunáticos que van por la calle blindados con su coraza energética y escoltados por legiones de ángeles.

Sí, me burlo, pero luego recuerdo que yo también recibo ayuda de potencias sobrenaturales. Cuando termino de escribir un artículo, por ejemplo, descubro que hay dos o tres frases buenas y reconozco mi sello. Son mías, claramente, pero a veces encuentro frases o ideas que me sorprenden, que tienen una nobleza de la que carezco, una música demasiado ajena, y me rindo: son regalos de los ángeles del estilo.

 

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.