Por: Antieditorial

Arauca y la presencia diferenciada del Estado

Por Edwin Hernández Cuéllar

En respuesta al editorial del 29 de enero de 2020, titulado “Arauca y la ausencia del Estado”.

El profesor e investigador del Cinep Fernán González ha desarrollado un concepto como criterio de análisis político e histórico para comprender la construcción del Estado en Colombia en medio de la violencia: la presencia diferenciada del Estado en las regiones. Con dicho concepto, afirma el autor que existen regiones en Colombia donde el monopolio de la fuerza y la regulación de la vida social no dependen única y exclusivamente del Estado, sino que, por el contrario, se presenta una disputa por el control del territorio entre varios actores sociales legales e ilegales, y en dichas regiones las instituciones del Estado funcionan a través de intermediarios y la élite política suele actuar bajo el mecanismo de alianzas clientelares.

Una de las características más importantes para comprender la presencia del Estado en las regiones son sus instituciones y la forma como operan. En Arauca existen, según el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, “una brigada territorial y 15 unidades tácticas del Ejército Nacional, un batallón de Infantería de Marina de la Armada Nacional, además de la presencia de la Policía Nacional en todos los municipios a través del Departamento de Policía de Arauca”, así como sus respectivas alcaldías, Registraduría y Gobernación.

A pesar de esa presencia en el departamento, es innegable la crisis social y el escalamiento del conflicto con la aparición de nuevos grupos armados ilegales y el asesinato sistemático de líderes sociales, que ya suma más de 20 en este año, a lo que también se suma el incremento de cultivos ilícitos. Todos los anteriores no son más que productos de la política gubernamental de incumplir con la implementación del Acuerdo de Paz, de la negación del conflicto armado interno y del fracaso del Gobierno para proteger a los líderes sociales y a la población en general.

Por último, es conveniente parafrasear las palabras de Fernán González cuando afirma que en Colombia hay un proceso de construcción del Estado en el cual tiene una presencia diferenciada en algunas regiones, que tiene como gran reto el papel de la organización social para desarrollar estrategias que impidan que la agenda pública desconozca la aparición de grupos ilegales como las Águilas Negras, que amenazan hasta alcaldes locales. En departamentos como Arauca es indispensable la defensa del Acuerdo de Paz, la implementación de un programa de sustitución de cultivos ilícitos y el establecimiento de nuevos diálogos de paz con grupos como Eln, así como la reapertura de relaciones diplomáticas con Venezuela para darle solución al problema de la ola de inmigrantes que pasa por el departamento.

903753

2020-02-10T00:00:00-05:00

column

2020-02-10T00:00:01-05:00

[email protected]

none

Arauca y la presencia diferenciada del Estado

45

3036

3081

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Antieditorial

Contra el Congreso virtual

¿Y los vehículos chimenea qué?

Lozada vs. Vallejo